Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Mejores prácticas para obtener el mayor rendimiento de una SAN iSCSI

Hay una recomendación por encima de todas las demás cuando se implanta una SAN iSCSI. Una organización de IT debe separar el tráfico de almacenamiento, física y lógicamente, del tráfico oDRinario de la red LAN.

Hay una recomendación por encima de todas las demás para cuando se está implantando una red de área de almacenamiento (SAN) de tipo iSCSI. Para que la red funcione de forma eficiente, la organización de tecnología de la información debe separar el tráfico de almacenamiento del tráfico normal de la LAN, bien sea de forma física o lógica.

La red SAN no debe tener que competir por el ancho de banda. Aislar el tráfico de almacenamiento contribuirá a mejorar los tiempos de respuesta, a evitar los cuellos de botella, a cortar de raíz los problemas potenciales de rendimiento y a incorporar la seguridad al sistema. Mantener separado el tráfico de la SAN también ayuda a solventar los problemas de sobrecarga TCP/IP y del control de flujo, inherentes a una red Ethernet.

“Mucha gente piensa que si dispone de un par de puertos Ethernet libres en sus servidores, puede utilizarlos para crear una SAN y para que soporten todo su tráfico de datos”, comenta Rick Villars, analista del sector del almacenamiento de International Data Corporation. “Y eso no les va a dar muy buenos resultados. Se van a encontrar con que el tráfico iSCSI es mucho más intenso que el tráfico de datos”.

La separación lógica implica crear una LAN virtual que sirva para aislar el tráfico de la SAN del tráfico de la LAN. En el ámbito físico, esto significa tener que dedicar conmutadores Ethernet independientes a la red iSCSI (y, por tanto, no compartir los conmutadores que ya estaban siendo utilizados para otros fines). Para ello, es posible que sea necesario añadir un par de puertos Ethernet nuevos.

Además de la recomendación de aislar el tráfico de almacenamiento, han de aplicarse una serie de normas si se desea llevar a cabo una buena gestión del almacenamiento. Otras prácticas recomendadas para la correcta gestión de una SAN iSCSI son las siguientes:

Adquirir, instalar y configurar todos los componentes de una SAN iSCSI de forma redundante.

Robert Passmore, analista de Gartner, hace hincapié en el hecho de que cualquier interrupción que se produzca en el funcionamiento de la SAN o del almacenamiento tiene consecuencias negativas, por lo que el objetivo es lograr que el tiempo activo sea del 100%. Esto significa que una empresa debe prestar atención incluso a “los detalles más nimios”, comenta.

Su consejo: crear dos redes SAN conmutadas independientes y elegir conmutadores que soporten ampliaciones del firmware que no causen ningún trastorno al sistema. Elegir una matriz de almacenamiento que sea completamente redundante y que no presente fallos por elementos únicos. Debería soportar diversos discos de repuesto y reconstrucciones automáticas, así como ampliaciones de haDRware y software que no alteren el correcto funcionamiento del sistema. Cada tarjeta de control debe tener, al menos, dos puertos iSCSI y cada uno de ellos debe estar conectado, a su vez, a una estructura Ethernet conmutada distinta. Si opta por un conmutador de 16 puertos, compre dos iguales y conecte una tarjeta de interfaz de red (o tarjeta NIC) a cada uno de ellos. Realice regularmente volcados de los datos sincronizados con la aplicación, la configuración de la matriz y los conmutadores de la SAN. Plantéese crear un segundo sistema con haDRware completamente redundante y elaborar un plan de recuperación ante desastres.

En cuanto al personal, organice un equipo con la formación y el nivel de dedicación adecuados que se encargue de hacer un seguimiento del entorno y comprobar que se respetan unos procedimientos de control de cambios estrictos. “Me encontraba con muchos usuarios que pensaban que tener un alto porcentaje de disponibilidad dependía exclusivamente de comprar haDRware que no presentara fallos a causa de elementos únicos y de desarrollar redes redundantes”, comenta Passmore. “No estaban teniendo en cuenta los errores humanos”.

Asegurarse de que las herramientas de gestión son seguras.

La instalación de herramientas de software que permitan al departamento de TI (tecnología de la información) determinar los registros administrativos y limitar las acciones que puede realizar cada individuo le ayudará a mantener el entorno SAN iSCSI bajo control. Asegúrese de que sólo el personal autorizado tiene acceso a estas herramientas así como a los activos físicos. Los administradores deben asegurarse de que sólo los servidores deseados tienen acceso a las unidades de almacenamiento de destino designadas.

“Lo bueno de la Ethernet estándar es que cualquier servidor debería poder acceder a la unidad de almacenamiento”, comenta Greg Schulz, fundador y analista de la empresa consultora The StorageIO Group. “Aunque ése es también su punto flaco, dado que supone un riesgo potencial para la seguridad. Por esta razón, adopte las medidas necesarias para garantizar que los servidores que usted desee o haya autorizado son los únicos que realmente pueden acceder al sistema de almacenamiento”.

Utilice herramientas de análisis de rendimiento.

Andrew Reichman, analista de Forrester Research, aconseja examinar las cargas de trabajo del servidor y medir las operaciones de entrada/salida por segundo de la matriz de almacenamiento para poder determinar qué arquitectura de red es más adecuada en cada caso. Aunque algunas empresas lo hacen por medio del método de prueba y error, las herramientas de diagnóstico ofrecen el enfoque más científico.

Reichman recomienda elaborar un modelo de costos para evaluar los beneficios de la interfaz iSCSI y ayudarnos a tomar la decisión más inteligente respecto a qué red es más adecuada para cada aplicación y carga de trabajo.

Una de las posibilidades es optar por una red SAN híbrida en la que los servidores imprescindibles o los que sean más importantes para el rendimiento de la empresa se apoyan en la red de canal de fibra, y los servidores más pequeños y menos importantes dependen de la iSCSI. Sería útil elegir una matriz de almacenamiento multiprotocolo que ofreciese soporte tanto para canal de fibra como para iSCSI. Algunas matrices permiten crear una ruta primaria sobre canal de fibra y desarrollar una ruta secundaria sobre iSCSI de forma redundante y con costos más bajos.

Cuando utilice redes SAN iSCSI en entornos de servidores virtuales, elabore un plan para equilibrar eficazmente la carga entre los distintos servidores, el sistema de almacenamiento y la red.

Uno de los factores que más ha impulsado el crecimiento de las SAN iSCSI es la popularidad de la tecnología de virtualización de servidores de fabricantes como VMware, Microsoft y Citrix Systems. Las características especiales de estos entornos deben tenerse en cuenta en la ecuación.

“Si no tiene disciplina a la hora de crear servidores virtuales y ampliar su nivel de rendimiento y capacidad, puede llegar a un punto en el que, de repente, tenga 400 máquina virtuales intentando acceder a la misma matriz de almacenamiento”, comenta Villars. “Si pasa eso, en realidad no importará si tiene canal de fibra o iSCSI. Si somete al sistema a ese tipo de carga, algún punto de la red o de la matriz acabará cediendo”.

Dado que las cargas de trabajo de los servidores pueden moverse fácilmente de una máquina física a otra en entornos virtuales, compruebe si la matriz de almacenamiento dispone de una función de virtualización avanzada independiente. Relacionar un servidor con un volumen virtual, en vez de asignar un disco a un servidor específico, hará que resulte más fácil pasar los datos de un disco a otro o de un sistema a otro sin que esto ocasione ningún trastorno en la aplicación de servidor.

En entornos de servidores virtuales, también es útil el “aprovisionamiento dinámico”, mediante el cual el espacio de almacenamiento en disco se asigna bajo demanda para potenciar el uso eficiente de la capacidad de almacenamiento en las SAN. “En un entorno virtual, si no se dispone de aprovisionamiento dinámico, puede consumirse toda la capacidad de almacenamiento muy rápidamente"", comenta Villars.

Investigue más sobre Almacenamiento empresarial

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close