pressmaster - stock.adobe.com

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Los centros de datos también evolucionan y se transforman

El centro de datos sigue estando en el centro de la transformación digital, pero ya no es el mismo. Los cambios van desde su ubicación, hasta las posibilidades que traen tendencias como lo definido por software y el modelo como servicio.

El fenómeno de transformación digital, que ha penetrado en todas las industrias y tamaños de empresas, ha tenido muchos efectos en términos de renovación o adopción de nuevas tecnologías. En este sentido, una de las áreas que más ha evolucionado es el de los centros de datos, que ahora ofrecen diversas modalidades y características de operación y administración.

Revisando las cifras, el mercado de centros de datos se valoró en 20,53 mil millones de dólares en 2019, y se espera que alcance un valor de 27,84 mil millones para 2025, a una tasa de crecimiento compuesta anual de 4,58% durante el período 2020-2025, según los datos de Mordor Intelligence.

Con los investigadores prediciendo que el crecimiento de los datos excederá los 170 zettabytes para el año 2025, los centros de datos juegan un rol vital en el manejo actual y futuro de esta información. En este contexto, la Dra. Nicole K. Henley, encargada de operaciones de centros de datos en Google Cloud, sostiene que hoy el «estado del arte» de los centros de datos busca poner el foco en tecnologías que puedan mantener y mejorar la eficiencia, seguridad, estabilidad y la escalabilidad de los mismos.

«La industria seguirá viendo que el uso de tecnologías centrales en los centros de datos está asociada con la innovación en los sistemas de enfriamiento, inteligencia artificial/aprendizaje automático, seguridad de los datos y la virtualización de los servidores. Manejar y administrar estas funciones a través de un centro de datos requiere un equipo que tenga habilidades en diversas áreas como tecnología, instalaciones de un centro de datos, seguridad, logística e ingeniería», afirma. 

Leandro Laporta, Orange Business Services.

En este escenario, la crisis del coronavirus también ha marcado su influencia al instaurar el trabajo remoto y hoy se debe enfrentar el desafío de almacenar aplicaciones e información confidencial de forma segura, tanto propias como de los clientes. «En la nueva normalidad, los data centers in-house seguirán perdiendo terreno, debido a las inmensas ventajas que posee el data center as a service (DCaaS). Los DCaaS introdujeron flexibilidad y agilidad en el mercado. Cuando hay un data center in-house, frente a la necesidad de expandir la capacidad de almacenamiento no hay más alternativa que comprar nuevos equipos, alquilar un espacio mayor y contratar más personas. Cuando el servicio es tercerizado, cada aumento o disminución [se puede resolver] con un cambio simple en el contrato», dice Leandro Laporta, director de Arquitectos de soluciones y alianzas para América Latina de Orange Business Services.

Asimismo, debido a la evolución tecnológica, los proveedores de centros de datos están buscando dar alternativas en las que provean a los clientes con opciones de nube. Es decir, han tenido que crear ofertas basadas en algunas características de la nube pública que, llevadas a ambientes privados, brinden el beneficio de tener ambientes controlados. Eso implica que requieran renovar su infraestructura periódicamente e incluso modernizarla, reconvirtiéndola hacia una que soporte los beneficios de la nube.

«Actualmente, los modelos de negocios basados en housing, colocation o hosting tradicional están orientando esfuerzos a soluciones o servicios que apunten más a lo que se conoce como IT híbrido. Esto, a su vez, está generando nuevas oportunidades sobre todo en servicios gestionados en los data centers, como administración de aplicaciones, de cargas de trabajo, entre otros servicios relacionados con la nube, principalmente. Dado que los proveedores tienen la tarea de manejar el avance tecnológico, y en la medida que éste se va dando con mayor velocidad, esa tarea se hace casi imposible de llevar a cabo para un cliente final, por lo que el proveedor de data center tiene el reto de lidiar con la velocidad de este avance», explica Daniel Povis, analista senior corporativo de IDC Latin America.

Otra particularidad es que hoy se observa que algunos proveedores están trabajando fuertemente en una oferta de pago por uso, lo que se conoce como hardware como servicio (HaaS), algo que ha resultado bastante atractivo para diversos proveedores de servicios de centros de datos.

Qué se espera para el futuro de los centros de datos

Existen numerosas proyecciones acerca de qué depara el futuro de los centros de datos. Mayor eficiencia energética. Uso de inteligencia artificial. Incremento en la seguridad de instalaciones y nuevas tecnologías de protección de la información. Todo esto es mencionado por los expertos de la industria como las tendencias que llegarán en los próximos meses.

Rodrigo Acevedo, Entersoft.

A juicio de Rodrigo Acevedo, gerente general de Entersoft, el futuro para los centros es auspicioso. «Serán más inteligentes, debido al aumento sostenido de grandes volúmenes de información. Sin embargo, y a causa de la internet de las cosas, se va a generar una distribución equilibrada de los datos. Es necesario considerar que la construcción de nuevos centros será sobre el manejo eficiente del medio ambiente y ecológicos, porque estos son grandes consumidores de energía. Su avance y consolidación debe ser sustentable», resalta.

Por otra parte, la automatización es otra tendencia que está comenzando a desplegarse, tanto por el fabricante mismo de infraestructura como por los proveedores de servicios. «La tecnología está avanzando; por un lado, con equipos más autónomos que se puedan autogestionar y facilitar por sí mismos la administración; y por el otro, con tecnologías que hagan más eficiente procesar la cantidad de datos que va aumentando. También se espera que los service providers hagan un mayor uso de IA o machine learning para brindar un mejor servicio a sus clientes, sobre todo para el mantenimiento preventivo y el soporte a las cargas de trabajo», explica José Daniel Cáceres, analista senior de servidores y almacenamiento para IDC Perú & Emerging Markets.

A juicio de Nicole K. Henley, encargada de Operaciones de centros de datos en Google Cloud: «Los proveedores de nube continuarán enfocándose en formas de mejorar las tecnologías, potencialmente con el uso de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. En los centros de datos de Google, una de las formas en que utilizamos el aprendizaje automático es para ayudar a manejar la eficiencia de la energía y utilizándolo hemos visto una reducción del 30 % en el consumo de energía. Para poder mantenerse actualizados con las potenciales tendencias, los centros de datos necesitarán contratar profesionales que cuenten con experiencia en las diferentes áreas de su operación. Con la integración del aprendizaje automático y la inteligencia artificial es posible que se requiera que quienes trabajen en un centro de datos tengan las habilidades necesarias para operar estas tecnologías, creando así una demanda potencial de cierto conjunto de habilidades y capacitación de los colaboradores actuales».   

Federico Von Hausen, NTT Chile.

En esta línea, Federico Von Hausen, consultor principal de TI híbrida de NTT Chile, sostiene que: «Para el mercado general, los desafíos tecnológicos se enfocan principalmente en soluciones de nube, ciberseguridad, big data, IA, móvil, IoT, 5G y redes sociales, en donde cada uno de ellos convergen o son parte de un centro de datos. Sin embargo, uno de los puntos importantes a considerar es la escasez de habilidades de profesionales de TI para enfrentar estos desafíos, lo cual puede ser un riesgo a la hora de evaluar alguna de ellas, principalmente enfocadas a los servicios de gestión y administración».

Respecto de las instalaciones, Laporta, de Orange Business Services, sostiene que a futuro los DCaaS continuarán innovando para generar más ahorro de costos en espacio físico y energía eléctrica, ya que estos equipos necesitan ambientes altamente refrigerados. «Sin embargo, lo que definirá a los centros de datos será la conectividad. Tener una transmisión de datos eficaz, de alta velocidad, con encriptación y seguridad es un punto primordial, y eso vale para cualquier empresa y situación. Por eso, adquirir un servicio de red SD-WAN (red de largo alcance definida por software) al realizar la contratación de DCaaS puede ser fundamental para que los servicios funcionen correctamente. También, la información estará más protegida frente a desastres naturales o estructurales que la empresa pueda sufrir, pues el servidor está físicamente asignado en otro lugar, generalmente más preparado para albergar esos dispositivos, con generadores de energía y con estructuras diseñadas especialmente para garantizar la seguridad», recalca.

Tomás Castañeda, TOC Biometrics.

Para cerrar con una visión aún más futurista, Tomás Castañeda, gerente de Innovación de TOC Biometrics, señala que hoy en día ya se habla de serverless: «Una administración de infraestructura donde ni siquiera existe el concepto del servidor con sistema operativo. Incluso estamos llegando aún más lejos con las soluciones arquitectónicas y de infraestructura con inteligencia artificial, donde ni siquiera se requiere un conocimiento profundo en esas materias para poder utilizarlas. Para el futuro se espera que proyectos como GPT-3 permitan que los humanos simplemente describamos con palabras lo que necesitamos y una inteligencia artificial programe el software y lo despliegue automáticamente en la nube», concluye.

Investigue más sobre Gestión del centro de datos

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close