phonlamaiphoto - stock.adobe.com

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Las implementaciones de IA incrementarán en los próximos 24 meses

Casi la mitad de las empresas usan la inteligencia artificial para mejorar sus productos actuales, revela estudio de Deloitte México.

La inteligencia artificial (IA) empieza a ser aprovechada por las empresas, buscando encontrar su verdadero potencial impulsadas por las tecnologías de aprendizaje automático (machine learning). Las empresas que buscan posicionarse como creadores de mercado deberán adoptar estas herramientas. En entrevista con Eduardo Pacheco, socio líder de Estrategia y Operaciones en Consultoría de Deloitte México, nos compartió que, en nuestro país, a pesar de que se empieza a invertir en IA, ésta se encuentra en una incipiente etapa de adopción y crecimiento.

Recientemente, la consultora Deloitte presentó el estudio Tech Trends 2019, en el cual se realza la importancia de de diversas tecnologías y su papel en el mundo empresarial.

De acuerdo con Eduardo Pacheco se verá una mayor tendencia en la adopción de los servicios de IA debido a que los empresarios dejan de ver la aplicación de esta tecnología con recelo y como algo lejano y ahora lo ven tangible, siendo aceptado como una inversión que les permitirá lograr mayor crecimiento y no como un gasto.

De acuerdo con el estudio Tech Trends 2019, empresas como Chevron, Allianz y Daimler se encuentran más que comprometidos con la implementación de soluciones de inteligencia artificial, al priorizar estas aplicaciones, que les generan ingresos sobre aquellas que solamente les generan ahorro en sus costos. Así como estas organizaciones, otras están escalando a soluciones corporativas de inteligencia artificial; 90% de los encuestados informa que ya tiene implementadas estrategias de IA.

El número de compañías que siguen las huellas de los pioneros en implementación de soluciones de IA se verá incrementado en los próximos 18 a 24 meses conforme las organizaciones identifiquen las formas que las tecnologías cognitivas les permitan alcanzar más rápidamente sus objetivos estratégicos. 

Los ejecutivos entrevistados por el estudio de Deloitte ven cinco principales beneficios con la aplicación del machine learning en las empresas, comenzando por el mejoramiento de productos actuales (44%); la optimización de las operaciones internas (42%); la toma de mejores decisiones empresariales (35%); la optimización de las operaciones externas (31%) y una mayor libertad a los empleados para que sean más creativos (31%).

Inteligencia artificial y el hombre

Uno de los escollos que se le presenta a la IA sin duda es lo referente al desplazamiento del hombre en puestos de trabajo. Tech Trends 2019 muestra que una organización que se alimenta de esta tecnología la pone junto con el aprendizaje automático y otras tecnologías cognitivas en el centro de operaciones comerciales y de Tecnologías de la Información (TI); esto puede sonar catastrófico para quienes desarrollan dichas áreas, pero tras este aparente desastre humano se generarán nuevos avances en la empresa, que redituarán en beneficios para los empleados.

Para que las empresas vean la utilidad de ser impulsadas por la inteligencia artificial deben implementar una gobernanza, almacenamiento y arquitectura de datos más dinámica. De acuerdo con Deloitte, tener una gestión de data más ágil facilita la alimentación del motor empresarial de inteligencia artificial. Este paso es de suma importancia para obtener la información de los almacenes de datos, sin embargo, para que esto funcione correctamente se deben etiquetar de forma correcta antes de ser enviados a la inteligencia artificial, aquí juega un papel importante el equipo humano, pues para ser una empresa con una exitosa implementación de IA se necesita el acceso al conjunto de data correcto y la capacidad de entrenar algoritmos en esos datos, así como profesionales que puedan interpretar la información.Por el momento, la relación Hombre – Inteligencia Artificial se mantendrá pues el 39% identificó los "problemas de datos" como uno de los tres mayores desafíos que enfrentan con las iniciativas de IA, y este problema hace que la relación del empleado con la tecnología cognitiva siga siendo cercana.

Otra de las opciones que a futuro vislumbra una estrecha relación hombre – maquina, es el entrenamiento del machine learning, ya que las tecnologías de inteligencia artificial están basadas en algoritmos de aprendizaje automático que operan dentro de las redes neuronales que deben ser “entrenadas” con grandes volúmenes de datos. Por ello, no es extrañar que el 39% de empresas identificaron los problemas de datos como uno de los tres mayores desafíos que enfrentan con las iniciativas de IA.

De acuerdo con el estudio de Deloitte, China tiene una ventaja competitiva sobre los demás países del orbe, debido a su enfoque sobre la privacidad de los datos. Conforme van entrenando las redes neuronales de sus tecnologías, los desarrolladores chinos gozan del acceso a los datos de grandes empresas como Alibaba y Baidu, cosa que no ocurre con empresas occidentales.

Ética e inteligencia artificial

Uno de los puntos más álgidos en el debate de la inteligencia artificial se centra en que su impacto en la sociedad no terminará pronto. Las compañías que empiezan con sus implementaciones de IA deben tomar en cuenta las consideraciones éticas (de las cuales no existe un consenso en todos los aspectos) y los valores de su organización para el desarrollo de sus propias soluciones de inteligencia artificial.

Aunque algunas empresas que van a la vanguardia en la exploración cognitiva usan máquinas para escribir código, en general se sigue usando al hombre para desarrollarlo, con las implicaciones que esto conlleva, como son sus sesgos personales, suposiciones y percepciones, las cuales pueden abrirse camino en los algoritmos que se están desarrollando.

Para crear soluciones de IA que impacten positivamente, no solo al plan de negocios sino también a la sociedad, las organizaciones deben preguntarse:

  • ¿Qué significa la IA ética?
  • ¿Cómo se superponen la gobernabilidad y la ética?
  • ¿Los algoritmos que estamos creando se alinean con nuestros valores y los de la sociedad en general?
  • ¿Cómo se puede construir la transparencia en la toma de decisiones de IA?
  • ¿Cómo se pueden calibrar los modelos de algoritmos de manera más consistente para eliminar el sesgo inconsciente que pueda existir en los datos subyacentes o en el entorno circundante?

De mano de estas cuestiones éticas va la seguridad, pues los profesionales de la ciberseguridad consideran que la inteligencia artificial pude ser usada por los delincuentes informáticos para tener acceso a los datos de las organizaciones y sus clientes. Pero, así como puede ser usada para atacar, también puede ser usada como una defensa contra estos ataques, fraudes y amenazas.

Conforme la IA va adquiriendo más conocimiento y retroalimentándose, aumentará su capacidad de reconocer amenazas y vulnerabilidades, y su precisión para determinar la probabilidad de un evento será aún mejor.

¿Más IA menos empleados?

Finalmente, estos avances en tecnologías cognitivas generan cambios en la forma de trabajar e incertidumbre por la pérdida de empleos, pero está en las empresas ir acabando con esta última. Sin dudarlo, estos avances ofrecen un panorama de grandes oportunidades y producen impactos imprevistos que pueden llegar a minar la cohesión social. Es por ello que muchos esperan que las empresas sean las encargadas de canalizar esta fuerza en beneficio de la mayoría, ya que ahora la gente tiende a confiar más en las empresas que en los gobiernos para llenar un vacío cada vez mayor de liderazgo en esta sociedad.

Investigue más sobre Tendencias de cómputo empresarial

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close