ktsdesign - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

La pandemia empuja la conectividad empresarial hacia un nuevo camino

El COVID-19 supuso un shock de conectividad para las empresas. Pero los ejecutivos de redes con experiencia estaban preparados, y ahora están mostrando el camino a seguir en 2021 con SD-WAN, 5G y Wi-Fi 6.

Si la suerte favorece a los que están preparados, Glenn Allison, vicepresidente de tecnología e innovación de Tractor Supply Company (TSC) estaba preparado y tuvo suerte en 2020, y está intentando aprovechar esa buena suerte en 2021.

Cuando pedir productos y solo pasar a recogerlos se convirtió en algo habitual debido a la pandemia del COVID-19, TSC estaba preparada. Gracias a una importante actualización de la tecnología inalámbrica desplegada por la cadena nacional en sus más de 1.900 tiendas, los empleados de TSC (llamados «miembros del equipo») equipados con dispositivos móviles podían permanecer conectados en cualquier lugar dentro o fuera de las tiendas mientras atendían a los clientes. ¿Y el distanciamiento social en las colas de las cajas? No hay problema. Los miembros del equipo con lectores de tarjetas inalámbricos podían atender a los clientes en cualquier lugar, dentro o fuera.

«COVID-19 aceleró nuestro cambio a la tecnología digital», afirma Allison. En otro golpe de suerte, TSC, cuyas tiendas ofrecen una amplia gama de productos para el estilo de vida rural –como equipos eléctricos, pienso, ropa y herramientas– fue considerada una empresa esencial y permaneció abierta.

Frente a la pandemia, TSC abrió 80 nuevas tiendas, contrató a 10.000 nuevos miembros del equipo el año pasado y continúa a toda máquina en 2021, según Allison.

Lista de tareas de conectividad empresarial

TSC estaba particularmente bien preparada para salir de la pandemia con una ventaja estratégica, mostrando un camino para que otros lo siguieran. Pero ya sean líderes o seguidores, todas las empresas se enfrentan a realidades similares en 2021: más trabajadores móviles y remotos, espacios de oficina que recuperarán su relevancia, clientes que esperan una gran experiencia –en línea o en persona– y un futuro en el que las redes tendrán que transportar más datos que nunca, en particular los datos de IoT.

Los líderes de las redes empresariales tendrán que reforzar los cambios que se les imponen en 2020 y centrarse en nuevas iniciativas de conectividad empresarial para satisfacer las demandas de una economía resurgente. Estos son los puntos clave de la lista de tareas de conectividad empresarial:

  • permitir que una fuerza de trabajo remota permanentemente ampliada sea altamente productiva, con enlaces de red fiables y de gran ancho de banda;
  • desarrollar implementaciones de SD-WAN;
  • preparar los edificios de oficinas para los trabajadores que regresen con una conectividad inalámbrica mejorada, posiblemente Wi-Fi 6, y cubículos construidos para hotelling (espacios de trabajo sin asignar);
  • la transición de 4G LTE a 5G, especialmente en almacenes y fábricas; y
  • investigar e implementar nuevas tecnologías como el Servicio de Radio de Banda Ancha para los Ciudadanos cuando sea apropiado.

Sin embargo, el camino a seguir será diferente para cada empresa y estará plagado de variables difíciles de sopesar. Por ejemplo, el tamaño y la duración del inevitable rebote empresarial son imposibles de predecir y podrían variar mucho de un sector a otro. Para muchas empresas, un enfoque de preparación vigilante, en el que las nuevas tecnologías se desplieguen de forma incremental, posicionará a esas organizaciones para moverse rápidamente cuando surjan las oportunidades.

La agenda de 2021 para los líderes de redes empresariales incluye estos cinco puntos clave.

La WAN definida por software encuentra tracción durante la pandemia

La SD-WAN, que utiliza software para gestionar el tráfico de red a través de una red de área amplia o WAN, demostró ser fundamental para el camino forjado por el proveedor de servicios de radiología SimonMed durante la pandemia.

Habiendo implementado una arquitectura SD-WAN en 2019, el CIO de SimonMed, Duleep Wikramanayake, preconfiguró routers SD-WAN y los envió a 150 de los 200 radiólogos de la empresa para que pudieran trabajar a distancia. Como los radiólogos podían conectar el dispositivo y ponerse en marcha rápidamente por sí mismos, llamaron al envío de Wikramanayake la «caja mágica».

«COVID fue el catalizador», dijo Wikramanayake. «Habíamos introducido la SD-WAN y nos dimos cuenta de que podíamos hacer muchas otras cosas. ... Cuando las cosas se cerraron, nos lanzamos de lleno a la transformación digital».

Las cajas mágicas de SimonMed cuentan con conexiones de acceso directo a internet para SD-WAN que transportan imágenes médicas del sistema de archivo y comunicación. Los grandes archivos de rayos X, resonancias magnéticas, ultrasonidos, tomografías y videos requieren un ancho de banda considerable, que las conexiones SD-WAN pueden manejar. Los routers in a box también incluyen una conexión de banda ancha para aplicaciones como Microsoft Office.

El repentino cambio al trabajo remoto en masa –aunque haya hecho necesario que su equipo trabaje 24 horas al día, 7 días a la semana– fue fortuito para SimonMed, que tiene su sede en Scottsdale, Arizona. «Nuestros costos de voz y datos MPLS eran de 5,4 millones de dólares. Ahora nuestros costos son de unos 2,1 millones de dólares. Crecimos un 50 % y redujimos nuestros costos en más de un 50 %», dijo Wikramanayake.

El 98 % de las empresas están comprometidas con SD-WAN, incluyendo el 37 % donde SD-WAN está totalmente implementado. Esta cifra es superior al 28 % de hace dos años.

SimonMed no ha sido el único que ha tirado de la palanca de la SD-WAN. El enfoque de la gestión del tráfico de red ha ido ganando impulso en los últimos años y se aceleró con la pandemia. En un informe reciente, la firma de investigación Enterprise Management Associates (EMA) descubrió que casi el 98 % de las empresas están comprometidas con SD-WAN de alguna manera, y el 37 % ha implementado completamente SD-WAN.

«Las empresas cuentan con la tecnología [SD-WAN] para mejorar la seguridad, aumentar la visibilidad operativa, optimizar el rendimiento, permitir la conectividad en la nube y reducir la complejidad general», afirma el informe.

Pero EMA también descubrió que MPLS no está desapareciendo. De las empresas que están ampliando el papel de internet, más de la mitad no están haciendo ningún cambio en su uso de MPLS, según la consultora.

Lee Doyle

«La SD-WAN tiende a ser costosa, y se plantean problemas de escala. No todo el mundo la necesita», afirma Lee Doyle, analista principal de Doyle Research.

El costo parecía ser un factor en las implantaciones de SD-WAN en las empresas durante la pandemia, dijo Shin Umeda, vicepresidente de la firma de investigación Dell'Oro Group. «En 2020, SD-WAN se utilizaba para un pequeño número de trabajadores remotos, generalmente personas con funciones laborales de muy alto valor que tienen aplicaciones especializadas que requieren una conectividad segura y fiable», dijo. Sin embargo, los costos están disminuyendo a medida que los proveedores de SD-WAN se dirigen cada vez más a las implementaciones de trabajo remoto, abriendo la puerta a implementaciones más grandes, agregó.

FordHarrison LLP, un bufete de abogados de varios estados con sede en Atlanta, está combinando la tecnología SD-WAN y la infraestructura de escritorio virtual (VDI) para que sus abogados puedan trabajar a distancia. Al igual que SimonMed, FordHarrison acababa de pasar de MPLS a SD-WAN cuando se produjo la pandemia. Fue una decisión sensata, ya que la empresa pudo eliminar la necesidad –y el costo– de un ingeniero a tiempo completo para gestionar 25 routers Cisco que gestionaban el tráfico de voz y datos en la red MPLS de la empresa. Tras el brote de COVID-19, la nueva estrategia de red se puso en marcha.

De las empresas que están ampliando el papel de internet en su arquitectura de red, más de la mitad no están haciendo ningún cambio en su huella MPLS.

«Cuando se produjo la COVID, enviamos a casi toda la plantilla a casa en marzo de 2020», dijo Scott Shaw, CTO de FordHarrison. Aunque todos los abogados podían trabajar a distancia antes de la pandemia, no solían estar conectados más de 50 a la vez. De la noche a la mañana, 300 abogados necesitaban una conectividad fiable, de gran ancho de banda y bajo costo, para poder compartir un gran número de documentos, incluidos archivos muy grandes. «Pudieron [compartirlos] sin retrasos y sin arrastres. Simplemente funcionó», dijo Shaw.

Scott Shaw.

Los abogados que trabajan desde casa utilizan Microsoft Windows Virtual Desktop y Microsoft Remote Desktop Gateway a través de la conexión de su ISP. Desde sus estaciones de trabajo VDI, los abogados se conectan a la más cercana de las 25 oficinas locales del bufete. Desde allí, una conexión SD-WAN transporta los datos hacia y desde el centro de datos del bufete en Atlanta. Un router SD-WAN en una caja sería excesivo para los abogados del bufete, pero no para el director financiero de la empresa, para el que Shaw ha configurado dicho dispositivo.

De cara al futuro, Shamus McGillicuddy, vicepresidente de EMA, ve la tecnología SD-WAN convergiendo con SASE, Secure Access Service Edge, un proyecto de ciberseguridad de confianza cero desarrollado por Gartner en el que los dispositivos de borde se conectan y aseguran a través de servicios basados en la nube.

«SD-WAN será una aplicación en una plataforma SASE para la seguridad basada en la nube debido al cambio hacia el trabajo desde cualquier lugar, ya sea el hogar o la oficina, para proporcionar una conexión remota segura para los trabajadores remotos», dijo McGillicuddy.

De vuelta a la oficina, Wi-Fi 6 está listo para verse de cerca

Con las oficinas en gran parte desiertas en 2020, algunas organizaciones se han adelantado con las actualizaciones de sus redes Wi-Fi, en algunos casos implementando Wi-Fi 6.

«La falta de empleados en la oficina hace que sea un buen momento para planificar el eventual regreso de los empleados», señaló Tam Dell'Oro, director general de Dell'Oro Group.

Pero la plantilla no será tan numerosa como antes, ni acudirá a la oficina con tanta frecuencia. Según Doyle, los trabajadores solo acudirán a la oficina una o dos veces por semana, y cuando estén allí, probablemente ocuparán cualquier espacio disponible, en lugar de tener su propio despacho o cubículo. «Los empleados móviles vienen y se alojan durante unas horas. Necesitarán una conexión inalámbrica, que será Wi-Fi 6», dijo.

Glenn Allison.

Ése es el enfoque adoptado en TSC, donde Allison ha implantado el Wi-Fi 6 en la oficina corporativa de Brentwood (TN), que la empresa denomina Centro de Soporte de Tiendas. «Hemos modernizado ese edificio en respuesta a COVID», dijo Allison. «El trabajo en el centro de soporte de la tienda ha sido principalmente a distancia, pero lo hemos modernizado con Wi-Fi 6 antes del regreso de todos», explicó.

Para permitir el distanciamiento social durante la pandemia, TSC redujo el número de cubículos a la mitad, de 1.200 a 600, e instaló cristales protectores. Sin embargo, el centro de soporte de la tienda ya estaba adelantado a los rigores de la pandemia, gracias al uso de tecnologías inalámbricas, según Allison. «No es una red cableada tradicional. Dependemos del Wi-Fi para los portátiles y las videoconferencias. Es una oficina sin contacto. Cuando pasas tu tarjeta de identificación, las puertas se abren automáticamente para que no tengas que tocar nada», dijo.

Cuando los empleados acudan a la oficina después de la pandemia, esperarán disponer de un gran ancho de banda que les permita colaborar con sus compañeros a distancia, según Dell'Oro. Esto requerirá una mejor inteligencia de red para ayudar a la planificación de la capacidad y la supervisión del espacio, así como una mejor gestión para manejar las necesidades de red de la fuerza de trabajo distribuida, dijo el analista.

Rick Belsky.

En la nueva normalidad, algunas oficinas podrían necesitar acomodar aumentos periódicos de personal durante reuniones especiales. En Liberty Mutual Insurance, el vicepresidente y director senior de tecnología, Rick Belsky, prevé congregaciones ocasionales de un gran número de empleados, todos los cuales necesitarán un acceso inalámbrico sin fisuras, con baja latencia y un alto nivel de seguridad. «Wi-Fi 6 responde bien a estas necesidades», afirma Belsky.

5G cobra impulso

El 2021 también se perfila como un año en el que las redes 5G se afianzan. Las grandes fábricas, con muchos trabajadores móviles, robots y líneas de montaje, se adaptan bien a la movilidad, el gran ancho de banda y la seguridad que ofrece 5G.

Mientras los grandes fabricantes se lanzan al ruedo, muchas empresas convencionales se adelantan a la próxima ola.

«Casi la mitad –el 45%– de las empresas están estudiando o utilizando el 5G», afirma McGillicuddy. «5G es probablemente el camino a seguir para una fábrica, pero este no es el año para la adopción generalizada».

Entre las organizaciones convencionales, las que han implementado una red privada 4G LTE están en la mejor posición para actualizar esas redes a 5G porque ya tienen un compromiso con una red celular inalámbrica privada.

Esa es la estrategia de TSC. Aunque la cadena minorista no tiene fábricas masivas, la empresa tiene grandes tiendas con muchos artículos guardados fuera en lotes laterales. Como tal, los puntos de venta de la cadena son buenos candidatos para 4G LTE y 5G. Según Allison, cientos de tiendas de TSC utilizan actualmente la tecnología Cradlepoint para la conectividad a internet 4G LTE y están preparadas para las actualizaciones a 5G.

«Creo que 5G será una tecnología que cambiará el juego para nosotros. La estamos adoptando», dijo Allison.

Por su parte, SimonMed mantiene cinco unidades móviles de radiología que transmiten imágenes a través de 4G LTE. Wikramanayake dijo que ha estado discutiendo la actualización de esos enlaces a 5G con Verizon.

CBRS cubre el nicho inalámbrico

Las empresas interesadas en pasar a 5G desde la 4G LTE podrían considerar la implementación del Servicio de Radio de Banda Ancha para Ciudadanos (CBRS).

El CBRS es un espectro de 3,5G Hz que, aunque se ha reservado para la Marina de Estados Unidos, se ha utilizado poco, sobre todo en las regiones que no están cerca de las instalaciones navales. El CBRS ha demostrado ser atractivo para los despliegues de 4G LTE y también podría serlo para 5G, ya que la OnGo Alliance ha completado sus especificaciones de 5G para el CBRS en Estados Unidos.

Tam Dell'Oro.

Andreas Müller, director de tecnología de comunicaciones y redes de Bosch, considera que CBRS es un importante habilitador de 5G. «Gracias a los cambios en la regulación del espectro, por ejemplo con CBRS en Estados Unidos, ... las empresas también pueden desplegar por primera vez redes 5G privadas si lo desean, incluso sin un operador de red móvil establecido», explicó Müller.

«Las empresas deberían considerar esta opción [CBRS], sobre todo si hay una aplicación de alto valor como el video», dijo Tam Dell'Oro, CEO de Dell'Oro Group. «Desplegar la videovigilancia, o la videoconferencia, sobre la red LAN inalámbrica existente no solo degradará todo el rendimiento de la red, sino que el rendimiento de las cámaras será pésimo», explicó. Con CBRS en la mezcla, «las redes inalámbricas de las empresas se convertirán en un collage de tecnologías: la tecnología que mejor se adapte a la aplicación», predijo el analista.

Las fábricas se preparan para 5G privada

El 2021 será el año en que los grandes fabricantes equipen muchas de sus fábricas con redes 5G privadas. Bosch, General Motors y Ford han anunciado importantes iniciativas de 5G en su afán por conseguir un gran ancho de banda, movilidad, conectividad IoT y una mayor seguridad.

«5G es más que otra tecnología inalámbrica. Representa una plataforma de innovación muy flexible y potente», dijo Andreas Müller, jefe de tecnología de comunicación y redes de Bosch.

En la búsqueda de la llamada «Industria 4.0», en la que los robots, las carretillas elevadoras autodirigidas, los lentes de realidad virtual o aumentada y los drones desempeñarán un papel importante, 5G será indispensable. La capacidad de construir una fábrica sin cables permitirá a los fabricantes mover el equipo, reconfigurar los robots y reorganizar las líneas de montaje sin el estorbo –y el gasto– de una infraestructura cableada. Aunque Wi-Fi y 4G LTE confieren estas mismas ventajas inalámbricas, 5G es hasta 100 veces más rápido que 4G LTE y se adapta mejor a las aplicaciones industriales que el Wi-Fi, según Müller.

«Wi-Fi es una tecnología perfecta para muchas aplicaciones no críticas, mientras que 5G tiene claras ventajas en términos de fiabilidad, latencia, confiabilidad y QoS [calidad de servicio] en general», dijo Müller.

Segmentación de la red: Un bloque de construcción de los sistemas 5G

5G también incluye funciones avanzadas como la segmentación de la red, que permite que varias redes lógicas independientes funcionen en la misma red física. Una de ellas podría gestionar el tráfico de RA/RV, mientras que otra podría encargarse de la conectividad de los robots, por ejemplo. También se pueden asignar segmentos de red para aumentar el ancho de banda donde se produzcan cuellos de botella.

Andreas Müller.

«Llevamos bastante tiempo analizando el potencial de la fragmentación de la red y la consideramos un elemento importante de un sistema 5G», dijo Müller.

Aunque la mayoría de los equipos actuales de 5G ofrecen un soporte muy limitado para la segmentación de la red, dijo Müller, Bosch está esperando implementar muchos «micro segmentos» en sus redes 5G de fábrica, con cada segmento llevando el tráfico para diferentes propósitos, como el control de robots, la supervisión de sensores y la inspección de video. «La segmentación de la red puede ayudar a separar [cada aplicación] y a garantizar que se cumplan los requisitos de calidad de servicio de extremo a extremo para todas ellas», dijo. Además, la segmentación puede utilizarse para crear redes virtuales seguras y aisladas que permitan a terceros acceder de forma segura a una parte, pero no a toda, la red de la fábrica, explicó Müller.

Además, Müller dijo que los recientes avances en la iniciativa de redes de acceso de radio abiertas (Open RAN) ayudarán a llevar la 5G a las redes de campus al virtualizar y desagregar el elemento RAN de la arquitectura 5G. Un impulsor clave en este ámbito es la O-RAN Alliance.

«Hay muchos desarrollos importantes en marcha al mismo tiempo con un potencial verdaderamente disruptivo, que no deberían perderse», dijo Müller. De hecho, es probable que la febril actividad en múltiples frentes de 5G fomente la esperada innovación a medida que desaparezcan los cables y se comuniquen los dispositivos inteligentes del IoT. A medida que 5G se imponga, la Industria 4.0 seguirá su estela.

El camino desde aquí: Consolidar los logros y avanzar

Ahora que la creciente disponibilidad de vacunas parece señalar el camino para salir de la crisis infligida por la pandemia, los líderes de las redes empresariales se enfrentan a la necesidad de consolidar los logros y aprovechar los avances, o retomar la iniciativa con nuevas inversiones. Las empresas aquí reseñadas están haciendo precisamente eso.

Para una empresa como TSC, que no solo ha sobrevivido al cambio al trabajo remoto y ha bloqueado a los clientes, sino que ha hecho crecer su negocio, 2021 presenta la oportunidad de aprovechar el impulso.

«Estamos mucho mejor posicionados de cara a este año», afirma Allison. A finales de 2020, las 1.900 tiendas del minorista habían completado las actualizaciones inalámbricas, y cada una de ellas recibió un aumento del 60 % en puntos de acceso Aruba 802.11ac. La red inalámbrica de TSC transmite tanto voz como datos. Cada miembro del equipo recibe un comunicador digital inalámbrico Theatro con capacidad de voz, un dispositivo móvil con un auricular y un micrófono. Los dispositivos permiten a los miembros del equipo ayudarse mutuamente dondequiera que se encuentren en la tienda o en el recinto. La integración con la aplicación móvil para clientes de TSC permite a un miembro del equipo recibir una alerta de que un cliente ha llegado para recoger un pedido.

«Muchas cosas que hicimos el año pasado fueron fundamentales. Vamos a basarnos en ellas y a acelerar el crecimiento», afirma Allison. TSC, un actor importante en muchas comunidades rurales, participa en la Coalición de Banda Ancha del Proyecto Conexión Americana para impulsar la conectividad de los residentes en lugares remotos.

Duleep, Wikramanayake

En SimonMed, el equipo de Wikramanayake está optimizando la implementación de la SD-WAN con la expectativa de que los radiólogos sigan trabajando a distancia después de la pandemia. «En 2021, nos basaremos en ella [la caja mágica] y pondremos a todos nuestros radiólogos a trabajar en ella», dijo. «Los radiólogos son los empleados más caros. Si su eficiencia puede mejorarse en un 10 %, podría significar que no tendríamos que añadir otro radiólogo, y nuestros radiólogos estarán menos estresados», explicó Wikramanayake.

En FordHarrison, el gran cambio para 2021 será la implementación de Windows Virtual Desktop en la nube Azure de Microsoft, lo que aliviará al equipo de Shaw de tener que gestionar ellos mismos la implementación de VDI. Para ello es necesario implementar un dispositivo virtual SilverPeak SD-WAN en Azure para la conectividad con el centro de datos de Atlanta.

Conclusión

El COVID-19, al igual que muchas crisis, ha acelerado tendencias que ya se estaban produciendo. El año pasado demostró que quienes adoptan las nuevas tecnologías pueden obtener dividendos a veces sorprendentes. Y aunque nadie espera que el año 2021 tenga una conmoción de la magnitud de la de 2020, tampoco nadie esperaba el COVID-19. Aunque las predicciones son difíciles, es seguro decir que la oportunidad siempre favorecerá a aquellos cuyas redes estén preparadas.

Investigue más sobre Gestión de redes

Close