Guía Esencial

Navegue en las secciones

BACKGROUND IMAGE: Jeanette Dietl - stock.adobe.com

Este contenido es parte de Guía Esencial: Guía esencial para que (por fin) elabore su plan de DR y BC
Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

La nube pública es un componente clave en un plan de recuperación de desastres

Las cosas clave a considerar al crear un plan de recuperación de desastres que utiliza la nube pública: DIY vs DRaaS, herramientas nativas de nube vs terceros, y qué tan bajo puede ser el RPO y el RTO.

El almacenamiento en la nube pública tiene muchos casos de uso donde su agilidad, escala y flexibilidad comercial lo convierten en una propuesta atractiva.

Uno de estos casos de uso es la recuperación de desastres (DR), y en este artículo veremos por qué la nube pública tiene el potencial de ser una parte útil de la estrategia de DR.

Veremos qué métodos de recuperación de desastres se pueden emplear, qué herramientas podemos usar para ayudarnos y cuándo los proveedores de DR como servicio (DRaaS) pueden ser una mejor opción.

El alcance de la planificación de recuperación ante desastres puede ser muy amplio. Para mayor claridad en este artículo, nos centraremos en el elemento tecnológico y en cómo una organización puede utilizar la nube pública para continuar operando en caso de una pérdida de parte de su plataforma de TI.

Bloques de construcción de DR

¿Qué bloques de construcción debe considerar una empresa para una infraestructura de recuperación ante desastres?

El plan debe comenzar con una comprensión de los requisitos de continuidad. Una buena pregunta inicial es: ¿Cuánto tiempo de inactividad y pérdida de datos puede aceptar la empresa?

No es inusual que la respuesta inicial a esa pregunta sea "ninguna", pero esto es a menudo antes de que el costo y la complejidad para lograrlo se evalúen completamente.

Una vez entendido, las empresas descubren qué período de interrupción y qué grado de pérdida de datos pueden soportar, por ejemplo, el objetivo de tiempo de recuperación (RTO) y el objetivo de punto de recuperación (RPO). Esto se debe a que la diferencia entre una infraestructura que ofrece un tiempo de inactividad cero y una pérdida de datos frente a una que tiene más flexibilidad es técnica y financieramente significativa.

RPO y RTO cero tienen un precio alto

La recuperación inmediata y la pérdida cero de datos requieren una alta disponibilidad para ser incorporados en toda la infraestructura, y en todos sus componentes y aplicaciones para que puedan operar sin interrupción en caso de una falla.

Si la nube pública se va a utilizar en un plan de recuperación ante desastres con RTO y RPO casi cero, se debe aceptar la necesidad de operar los componentes de infraestructura 24x7 en la nube pública.

Eso requiere una apreciación del impacto de la computación, el almacenamiento, las redes, etc., ejecutándose constantemente, con las facturas correspondientes.

La verdadera fortaleza de la nube pública es su flexibilidad técnica y comercial, su elasticidad, por lo que la infraestructura operativa que permanece siempre activa puede no ser la mejor manera de utilizarla.

Sin embargo, la nube pública puede ser un enfoque viable cuando las empresas están dispuestas a aceptar cierto nivel de tiempo de inactividad y pérdida de datos en un plan de recuperación ante desastres.

Construyendo una plataforma de DR

Para operar la infraestructura de recuperación de desastres como una plataforma para una recuperación rápida, hay algunos puntos clave a considerar. Estos incluyen:

  • Cómo replicar copias del entorno;
  • Cómo replicar datos con la frecuencia suficiente para cumplir los objetivos de recuperación;
  • Asegurar que la infraestructura de apoyo esté instalada;
  • Asegurar que existan procedimientos que permitan a la empresa recuperarse rápidamente en caso de falla.

Hay numerosas formas de entregar estos. La forma en que se haga será dictada por varias cosas, a saber, el entorno actual, los objetivos de recuperación definidos y las consideraciones financieras. Algo que a menudo se puede olvidar es la facilidad de uso: La simplicidad es crucial para lograr una recuperación de desastres exitosa.

La entrega rápida de DR se basa en uno de dos conceptos.

  1. Copia de seguridad y recuperación rápida

Normalmente, esta opción significa realizar copias de seguridad de las cargas de trabajo locales y usar la nube como un repositorio desde el cual restaurar directamente en la plataforma del proveedor de la nube.

Existe una amplia gama de soluciones compatibles con este modelo, desde el respaldo nativo de Amazon Web Services (AWS) y Microsoft Azure hasta una gran cantidad de proveedores externos, todos los cuales realizan copias de seguridad de los datos en la nube pública y luego realizan las transformaciones necesarias desde la infraestructura local para permitir que se ejecuten de forma nativa en la nube pública.

  1. Replicación y automatización.

Un enfoque alternativo es replicar el entorno en la nube pública y, en caso de una falla de producción, se produce una conmutación por error rápida al entorno de réplica en la nube.

Estos servicios a menudo se construyen con protección continua de datos, que replica datos en pequeños incrementos para cumplir con objetivos estrictos de baja pérdida de datos. Esto se puede hacer de forma nativa a través de Azure Site Recovery y AWS Cloudendure, así como a través de una gama de proveedores externos.

¿Herramientas nativas o de terceros?

Una vez que se define el enfoque, ¿qué determina la elección de las herramientas nativas de la nube de una organización frente a las herramientas de terceros?

Herramientas nativas en la nube

AWS y Azure proporcionan soluciones integrales para copia de seguridad y recuperación, así como servicios de replicación. Sin embargo, este no es el caso de Google, que se basa en el ecosistema de su proveedor externo.

AWS y Azure tienen herramientas y servicios robustos que pueden admitir múltiples métodos de DR. Todos operan de manera similar, soportando cargas de trabajo en la nube y en las instalaciones que pueden recuperarse directamente en sus plataformas en la nube con las herramientas que se encargan de las transformaciones necesarias.

Los modelos comerciales también son similares, con servicios cargados en volumen de datos o cantidad de cargas de trabajo, dependiendo del servicio y del proveedor.

Herramientas de nube de terceros

Con herramientas nativas tan robustas, ¿por qué alguien consideraría invertir en las de un tercero? Quizás la razón más importante para considerar soluciones de terceros es la flexibilidad que ofrecen cuando se trata de elegir un destino en la nube.

Las herramientas nativas replican las cargas de trabajo en una nube pública específica. Pero, ¿qué sucede si una empresa requiere flexibilidad en su selección y portabilidad de la carga de trabajo entre múltiples proveedores de la nube?

Ahí es donde las soluciones de terceros ayudan, al ofrecer la flexibilidad de usar múltiples proveedores de la nube como destinos, así como un amplio ecosistema de compañías asociadas que incluye una nube a medida más pequeña y proveedores especializados de DR.

DIY vs DRaaS

Si bien el enfoque aquí se ha centrado en cómo utilizar la nube pública para la entrega de recuperación ante desastres, la creación y entrega de un plan de DR no es la única opción para las empresas.

Hay muchos proveedores externos que brindan servicios de recuperación de desastres administrados, que a menudo pueden ser más apropiados.

La DR puede ser compleja y costosa de construir y probar, y la organización debe asegurarse de que tenga las habilidades y los recursos internos necesarios para invocar y entregar efectivamente el plan de recuperación de desastres cuando sea necesario.

Tomar los servicios de un proveedor de DR elimina el riesgo y facilita las demandas de los equipos internos. Sin embargo, si una empresa considera DRaaS, es importante mantener el control. Es su RD y es importante que la entiendan, la prueben y sigan participando en su entrega de principio a fin.

Pros y contras de DR en la nube

¿Es la recuperación de desastres basada en la nube adecuada para usted?

Su flexibilidad es muy atractiva. Permite a una empresa crear entornos rápidamente y pagar solo lo que necesita en lugar de financiar un activo inactivo que está en espera de ser utilizado.

Sin embargo, si el requisito es para una infraestructura de DR que esté constantemente en funcionamiento, esto puede resultar costoso y un servicio de costo fijo puede ser más apropiado.

La complejidad tampoco puede ser ignorada. Con la nube, gran parte de la responsabilidad está en el equipo de TI para entregar una plataforma adecuada que se mantenga, soporte y esté disponible en caso de un incidente.

Cuando se trata de la recuperación de desastres, es crucial que las organizaciones entiendan completamente lo que necesitan del entorno y qué habilidades se requieren para operarlo. Una vez que se definan, las organizaciones estarán bien situadas para comprender si la nube pública debe formar parte de su plan de recuperación ante desastres.

Investigue más sobre Recuperación de desastres y continuidad del negocio

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close