Ye Liew - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

La nube es favorita entre las empresas para sus proyectos de software y escritorio

La nube se ha convertido en la tecnología que más está cambiando la forma de implementar y utilizar software en las empresas de América Latina, según lo confirmó la más reciente Encuesta de Prioridades de TI 2018 de TechTarget.

La virtualización de aplicaciones sigue siendo la prioridad entre los proyectos de escritorio para un tercio (33%) de las empresas latinoamericanas. Pero ya no es la única. El uso de la nube también lo es, en la misma proporción, a través de la adopción de aplicaciones de software como servicio, de acuerdo con los resultados de la Encuesta de Prioridades de TI para América Latina 2018 de TechTarget.

El despliegue/migración de Windows 10 quedó en tercer lugar (31%), a pesar de que estamos a menos de dos años de que Microsoft descontinúe el soporte oficial de Windows 7. Además, un cuarto de las organizaciones en la región (25%) afirmó que implementaría escritorios o aplicaciones como servicio (nube) este año, lo cual podría ser consecuencia de la migración a Windows 10, ya que la Microsoft Store for Business and Education en ese sistema operativo ofrece una manera para que los administradores de TI manejen las suscripciones a la nube.

Otras prioridades para el escritorio son la implementación de soluciones de gestión/monitoreo de escritorio (24%), infraestructura de escritorio virtual (VDI)/virtualización de escritorio (20%), un programa de trae tu propia PC (15%) y la gestión de puntos finales unificada (MDM para escritorios) (15%).

Aplicaciones de negocios empresariales, principal enfoque de las organizaciones

El avance en la adopción de las aplicaciones de productividad en la nube, como Microsoft Office 365 o Google G Suite, y los servicios de sincronización e intercambio de archivos empresariales explica que este año menos empresas –47% y 45%, respectivamente– estén enfocadas en implementar esos proyectos, en comparación con los abrumadores 69% y 61% del año pasado. Incluso la implementación de software de colaboración social en línea ha disminuido este año a 28%, de 41% en 2017. Con esos pendientes terminados, o en progreso, la mayoría de organizaciones (55%) está enfocada en desplegar aplicaciones de negocios empresariales en línea.

Ya que la nube se está convirtiendo en el estándar de entrega de las aplicaciones empresariales, no es de sorprender que las principales iniciativas de software que las empresas implementarían en 2018 son, precisamente, las aplicaciones de negocios basadas en la nube (software como servicio, como CRM, ERP, etc.) para 40% de los encuestados. La versión empaquetada de estas aplicaciones para despliegue local van en declive, al igual que la gobernanza de datos/calidad de datos (13%), la gestión de contenido (12%), la analítica de big data y la virtualización de datos.

También son prioridad este año las aplicaciones de negocios móviles (37%); la inteligencia de negocios/analítica de big data/analítica predictiva (32%); y la automatización de procesos de negocios/gestión de procesos de negocios (25%).

Si bien aún no están entre los primeros lugares, este año aumentaron los planes de implementar, en comparación con 2017: aplicaciones de internet de las cosas (19%); sistemas de gestión de bases de datos relacionales (DBMS) (17%); aplicaciones de colaboración (17%); IA/aprendizaje automático/automatización de procesos robóticos (15%); y blockchain (8%).

El cliente es el rey: ERP le abre paso al CRM

Como un reflejo de la importancia que ha ganado el cliente y su experiencia en los modelos de negocio actuales, los sistemas de ERP, reyes absolutos de la lista de aplicaciones que las empresas implementaban –o actualizaban– cada año, han pasado la batuta a los CRM, tanto en versiones empaquetadas (60%) como en la nube (46%). Pero siguen siendo importantes: 51% de las organizaciones de América Latina dicen que implementarían ERPs empaquetados este año, y 44% los desplegará en modo de software como servicio (SaaS).

Esto concuerda con predicciones de IDC, cuyas predicciones aseguran que las aplicaciones serán la segunda categoría en la que las empresas invertirían más este año, llegando a 99 mil millones a nivel global, debido a inversiones en gestión de recursos empresariales (ERM), aplicaciones de contenido y gestión de relaciones con los clientes (CRM).

A nivel local (on premises), en una progresiva tendencia descendente, las empresas planean seguir implementando o actualizando sus aplicaciones de gestión de procesos de negocios (45%), finanzas/contabilidad (43%), gestión de contenido web (36%), productividad o colaboración (30%), gestión/monitoreo de medios sociales (28%), recursos humanos/gestión de la fuerza laboral (26%) y la gestión de contenido empresarial (23%), entre otros. En cambio, la gestión de experiencia de los clientes (26%) aumentó ligeramente.

En las aplicaciones como servicio, desde la nube, las empresas tendrían preferencia por las aplicaciones de productividad o colaboración (32%), la gestión de contenido web (29%), la gestión de procesos de negocios (28%), los sistemas de finanzas/contabilidad (22%) y la gestión de experiencia de los clientes (20%).

La transformación digital y la nube marcan el desarrollo de software

Este año, la transformación digital se deja sentir en las prioridades de desarrollo. Así, los principales proyectos se enfocan en los métodos de desarrollo ágiles (25%) y el desarrollo de aplicaciones web (aplicaciones diseñadas para correr en un navegador) (25%), por encima del desarrollo de aplicaciones personalizadas (23%), que ha disminuido, quizás por el uso de estándares, gracias a la nube. También el uso de APIs va en aumento (23%), al igual que la gestión de lanzamiento (integración continua/entrega continua) (11%).

Curiosamente, o tal vez por el crecimiento del uso de software como servicio (aplicación en la nube) y la nube híbrida para el despliegue de aplicaciones, el desarrollo de aplicaciones de nube ha disminuido este año a 22%, al igual que la arquitectura orientada a servicios. La modernización de aplicaciones (redesarrollo de aplicaciones existentes) también ha disminuido, de 28% en 2017, a 20% este año; sin embargo, el desarrollo de aplicaciones de internet de las cosas  (17%) va en lento, pero constante, aumento.

Movilidad y nube para entregar aplicaciones

Siguiendo la tendencia de movilidad cada vez más creciente en las empresas, el modelo de despliegue móvil es el preferido este año para 45% de las organizaciones de la región. Le sigue la nube, en diversos formatos: software como servicio (aplicación en la nube) (44%), nube híbrida (37%), infraestructura como servicio (nube pública) (33%), plataforma como servicio (28%), nube privada local (19%) y multinube (dos o más servicios de nube externos) (17%).

Llama la atención que, a pesar de que el despliegue a través de software/hardware local (35%) está disminuyendo, la entrega de aplicaciones por medio de equipos locales aumentó de 18% a 34.

Profundice más

Únase a la conversación

1 comentario

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

La inteligencia en las empresas, saber que hacer con los datos es primordial; no solo recoger datos por recolectar, sino sacar conclusiones basadas en ellos. Un buen software empresarial marca la diferencia, ya sean soluciones ERP, CRM o más avanzadas de business intelligence.
Cancelar

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close