Gorodenkoff - stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

La diversidad de tecnologías, soluciones y proveedores no siempre es un defecto

En el marco su evento virtual para Latinoamérica, Rackspace Technology habló sobre cómo los ambientes multi-nube se están convirtiendo una opción interesante para las empresas.

El año pasado, cuando la pandemia de Covid-19 empezó a recorrer el planeta, las empresas buscaron refugio en la tecnología de nube. Aunque se puede afirmar que encontraron la protección necesaria, la experiencia no ha sido igual para todas las organizaciones.

Muchas empresas no se limitaron a desarrollar modelos de trabajo remoto. También aprovecharon las innovaciones de nube para redefinir, tan rápido como fuera posible, procesos de venta, administración, mercadotecnia, atención al consumidor, logística, etcétera.

Al mismo tiempo, para concretar dichas transformaciones no se siguió una sola ruta: algunas empresas dieron sus primeros pasos serios en el ámbito de la nube; otras ampliaron el alcance de sus despliegues de nube privada existentes; y otras tantas recurrieron a servicios de plataforma (como Amazon Web Services, Microsoft Azure o Google Cloud) o extendieron los contratos que ya tenían con este tipo de proveedores.

En este contexto de diversas prioridades y estrategias, el interés por los ambientes multi-nube está ganando tracción. Un hecho que, desde cierta perspectiva, no resulta tan difícil de explicar. Tras un periodo de intensa exposición a la tecnología de nube, las empresas empiezan a procesar algunas lecciones de su experiencia:

  • Aprovechar simultáneamente a varios proveedores de plataforma no es una mala idea; ya que ciertas aplicaciones brindan mejores resultados –son más eficientes y rentables– en una plataforma que en otra.
  • Hay recursos informáticos que, por distintos factores (como la seguridad), sólo pueden ubicarse en una nube privada.
  • La empresa puede tener soluciones heredadas (legacy) cuya migración a un entorno de nube resulta demasiado complicada y costosa; y otras aplicaciones y servicios que no se pueden dejar atrás (por un factor de costo o de estrategia) demandarán procesos de modernización u optimización para integrarse a un ambiente de nube.

Cuando se analizan estos factores, que tienen implicaciones operativas importantes, las organizaciones reconocen la utilidad de un enfoque multi-nube. 

Y por lo que sugieren algunos indicadores, los modelos multi-cloud están convenciendo a las empresas. Según un estudio-encuesta de escala global, el 59% de las compañías, dados los buenos resultados que han conseguido durante la crisis sanitaria, incrementará el uso de soluciones de nube; y el 95% de la muestra ha decidido adoptar una estrategia multi-nube. Asimismo, International Data Corporation (IDC) estima que, para 2022, el 99% de las empresas del mundo atenderá sus necesidades de infraestructura tecnológica con un ambiente multi-nube, en el que las nubes privadas y diversas nubes públicas convivirán con sistemas on-premise y plataformas legacy.

Para Rackspace Technology, proveedor especializado en soluciones mullti-nube, el auge de estos modelos no debería resultar tan asombroso, ya que, en los últimos años, han demostrado su eficiencia “para generar ahorros, crecer y decrecer la escala (scale up/scale down) del negocio con agilidad, e impulsar la transformación empresarial”, afirmó Kevin Jones, director ejecutivo (CEO) de la compañía, durante la sesión inaugural del evento virtual “Rackspace Technology Summit: Transformando Latinoamérica”.

A decir de Jones, en la actualidad, el reto de las empresas es transitar por un ecosistema multi-cloud muy complejo, en el que “constantemente surgen nuevos procesos, nuevas ofertas de servicio, e innovadores modelos de costo”. Por eso –según el CEO de la compañía– es importante contar con el respaldo de especialistas en servicios administrados para multi-nube; proveedores que, a partir de las necesidades de negocio y basándose en su expertise de la nube, diseñan e implementan soluciones para gestionar, optimizar y modernizar esta clase de entornos; y que lo hacen sin encadenar a las empresas a tecnologías, esquemas de cómputo o marcas específicas. 

A partir de cuatro ejes (datos, infraestructura, aplicaciones y seguridad), Rackspace Technology brinda esta clase de servicio a más de 1,000 empresas en Latinoamérica. En 2020, el proveedor obtuvo ingresos por $2,707 millones de dólares, lo que representó un incremento anual del 11%.    

Un copiloto confiable para el viaje a la nube

Diseñar y poner en marcha una iniciativa dirigida a la nube –tratando de entender qué recursos corporativos mover, qué proveedor de servicio de plataforma resulta más conveniente, cómo asegurar que las tecnologías de nube convivirán con otros esquemas de cómputo– es una labor que puede desbordar a cualquier empresa. Por esa razón, no es buena idea descartar el respaldo de un proveedor que, además de ayudar en la concepción e implementación de una solución de nube, aporta una visión objetiva del proyecto, que piensa en términos del objetivo de negocio y no en función de marcas. Tal fue la conclusión de los líderes tecnológicos invitados al evento de Rackspace Technology –todos ellos, clientes de la compañía.

En ese sentido, Genaro Méndez, director de Tecnologías de Información (TI) de Grupo CICE (compañía mexicana que provee servicios portuarios, logísticos y de comercio exterior), destacó el acompañamiento para explorar y evaluar las distintas ofertas que hay en el mercado cloud. “Tiene un gran valor que alguien te diga: lo que te ofrece el proveedor (de servicios de plataforma) es demasiado, no necesitas eso ahora; mejor pide otras funciones o capacidades", apuntó Méndez, quien también valora a un socio tecnológico que, aunque su oferta esté ligada al mundo de nube, no rechaza en automático cualquier opción on-premise.

Otro criterio importante es que la organización, aunque esté apoyada por un proveedor, no debe perder el mando de su transición a la nube –lo que se conoce como Cloud Journey. Existen diversos aspectos (características del negocio, presupuesto disponible, nivel de infraestructura, disponibilidad de capital humano especializado, etc.) que son fundamentales para determinar el ritmo de una migración digital. “En un principio, la verdad es que sólo transferimos un costo de un lugar a otro. Sin embargo, con planeación y análisis, hemos avanzado en nuestro proceso de transformación. Hoy estamos en una etapa de fine-tuning, optimizando nuestras aplicaciones para reducir su costo y aumentar su eficiencia”, comentó Eduardo Vergara, director de Tecnología de Grupo Xcaret, empresa mexicana del sector turismo que opera parques de diversión y un hotel en la zona de la península de Yucatán.

Los líderes tecnológicos que participaron en la cumbre han trabajado con Rackspace Technology desde hace tiempo (entre dos y tres años). La colaboración se plasmado en distinta clase de proyectos: migración de aplicaciones y servicios a la nube, diseño de entornos multi-cloud, modernización de infraestructura, consultoría para implementar soluciones, etc. Incluso, gracias a la plataforma de TI que han logrado consolidar, estas empresas confían en que podrán impulsar iniciativas cada vez más sofisticadas, las cuales involucrarán mayores niveles de automatización de procesos, inteligencia artificial, analítica avanzada y blockchain.

En ese sentido, se puede decir que son organizaciones con una vocación innovadora. Por eso, cuando la pandemia de Covid-19 golpeó al plantea, no les faltaron recursos para reaccionar al difícil entorno. El diario colombiano “El Espectador” es un caso emblemático. Con la crisis sanitaria afectando severamente la distribución y venta de ejemplares impresos –lo que incluye a suscriptores que no querían recibir el diario por miedo a contagiarse–, la compañía de medios se replegó hacia sus habilidades digitales en la nube, y desde ahí implementó trabajo remoto, digitalización de procesos administrativos y nuevas estrategias para incrementar los ingresos de origen electrónico. Un caso latinoamericano de innovación urgente, cuyo empujón clave fue una crisis sanitaria.

“Hoy nos vemos como una compañía distinta, con una visión más digital de las oportunidades de negocio. Hoy usamos analítica para entender mejor a los lectores de contenidos electrónicos –qué materiales les gustan más, si son suscriptores o no, cuántas veces nos visitan, qué secciones prefieren, etc.–, lo que nos permite desarrollar nuevos productos –como newsletters personalizados–, robustecer las campañas de marketing digital, aportar nuevas fuentes de ingresos a la organización”, afirmó Rita Galeano, directora de Tecnología y Teleinformática de “El Espectador”.

Tres factores a considerar

El director de Tecnología de Banco Sabadell México, Eric Mejía, tiene una visión sumamente clara: en el mercado, hay una avalancha de proveedores de servicios de nube, y todos están a la caza del mayor número de clientes.

Aunque con distintos tonos y palabras, dicha multitud, al final del día, tiende a promover beneficios bien conocidos: “reducir costos de infraestructura, y encender y apagar servicios en función de las necesidades del negocio”, señaló Mejía durante el evento de Rackspace Technology.

Para ir más allá de la mercadotecnia y reconocer a una oferta de alto potencial, las empresas pueden fijarse en varios detalles. Mejía recomienda poner atención en tres asuntos:

  • Los servicios de nube deben asegurar una escalabilidad automática de workflows.
  • Confirmar que las soluciones colocadas en la nube, en comparación con su despliegue en modo local, resultan económicamente más eficientes. Esto implica que las compañías deben entender claramente el modelo de costos de los servicios de nube.
  • Garantizar que el performance de los servicios en la nube es mejor que el que se tenía on-premise. Las organizaciones deben monitorear constantemente este factor de rendimiento.

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Close