BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Tendencias y mejores prácticas para los centros de datos
Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Gran potencial para los centros de datos en Brasil

Como cualquier mercado emergente, Brasil presenta desafíos únicos para las compañías internacionales interesadas en hacer negocios en ese mercado.

La creciente demanda por infraestructura de redes para atender los mercados de big data, nube, SaaS, video vigilancia, comunicaciones unificadas (en nube, denominadas como UCaaS), redes sociales y video bajo demanda en toda América Latina, impulsa las inversiones de los centros de datos en Brasil.

Los mercados financieros, de telecomunicaciones, petroquímica, automotriz, minería, empresas del sector aéreo (líneas aéreas) y los grandes minoristas, invierten sus recursos en la búsqueda de aumento de eficiencia de sus centros de datos, enfrentando desafíos que van desde el consumo de energía hasta el espacio de almacenamiento.

Con toda la atención del mundo en el país sudamericano, a tan solo unos días de iniciar el mundial de fútbol y a dos años de los Juegos Olímpicos de Verano, la economía más grande de América del Sur usa estos eventos como catalizadores que demuestran un interesante progreso económico.

De acuerdo con un informe de Cushman & Wakefield, Brasil pasó por un período de recesión en los negocios en 2012, pero las inversiones en infraestructura pública y privada han hecho recuperar la economía de una manera sorprendente.

Actualmente, Brasil se ubica como el cuarto mayor país en recibir Inversión Extranjera Directa (IED), tan solo detrás de los EE.UU., China y Hong Kong. Ese ambiente ha gestado la más grande economía estable de América Latina y el séptimo mercado nacional de TI en el mundo.

Como cualquier mercado emergente, Brasil presenta desafíos únicos para las compañías internacionales interesadas en hacer negocios en ese mercado, posicionándose de forma favorable respecto a otras naciones BRIC, donde los desafíos de la red eléctrica, las cuestiones de privacidad y limitaciones a la propiedad en países como India y China hacen de esos países menos atractivos para la inversión.

Muchas empresas estadounidenses, cómo Dell, Hewlett Packard o Amazon, han construido y operan centros de datos en el país de forma exitosa, lo que demuestra que Brasil es el destino preferido en comparación con otros mercados emergentes.

A finales de marzo, los legisladores brasileños alteraron el Marco Civil da Internet, también conocida como la Constitución de Internet, erradicando una disposición que obligaba a las empresas de internet (incluidos los servicios híbridos o nube) a almacenar datos en servidores locales en el país, evitando con ello un gran problema logístico y de infraestructura.

Sin embargo, todavía hay grandes preocupaciones internacionales acerca de la privacidad / seguridad de los datos en línea, y se plantean futuras normas y directrices sobre la localización de los datos que deben analizados a detalles por los operadores de centros de datos.

El panorama actual de la región

Brasil cuenta con la infraestructura de fibra que puede considerarse la más madura en América del Sur, sin embargo, es deficiente en comparación con el mercado de los Estados Unidos o Europa. Actualmente 10 cables submarinos traen la fibra al país, siendo el primer nodo la ciudad de Fortaleza, y posteriormente se canalizan a São Paulo o Río de Janeiro.

Prácticamente la totalidad de la conectividad de América del Sur es no terrestre / submarina-y como resultado sufre una mayor latencia, debido a las longitud de cable mayor al necesario, como ejemplo esta la ciudad de São Paulo se ubica a casi 4,000 millas de Miami (el centro más cercano de telecomunicaciones para América del Sur).

Un mercado aún pequeño pero en expansión

A pesar de ser la séptima economía más grande del mundo, en la actualidad hay menos de 500,000 pies cuadrados de espacio de centro de datos en Brasil, que es muy inferior a las necesidades potenciales.

Si tomamos en cuenta esas dimensiones, un centro de datos en Miami administrado por un tercero, tiene por lo menos 600,000 pies cuadrados.

El inicio del mercado mayorista legítimo en Brasil sólo surgió en 2012. Sin embargo, en los 12 siguientes meses más de 15 MW del espacio del espacio útil se ha alquilado en el Estado de São Paulo.

Los proveedores se centran en los servicios "de valor añadido", como hosting gestionado, cloud, outsourcing de TI, etc, que contienen más del 60% de los ingresos. Diversos proveedores internacionales de centros visualizan grandes oportunidades de expansión en el país, incluso impulsado por las necesidades de expansión de los clientes en la región de Tambore, y la demanda del sector de petróleo y gas en Río de Janeiro.

El mayor mercado: São Paulo

La mayor ciudad de América del Sur también es el principal mercado de centros de datos. Por sí solo abarca el 50% de la capacidad del país (aproximadamente 450,000 pies cuadrados). La demanda es impulsada por las instituciones financieras y las empresas multinacionales.

Situado cerca de la bolsa de valores, el barrio de Barueri se está convirtiendo en el nuevo centro de datos de la zona céntrica. Las principales empresas son: Telefónica-Vivo, T-Systems, ALOG-Equinix, Terremark-Verizon, Nivel 3, UOLDiveo, Matrix, Ascenty y Oi.

La región de Campinas y Hortolandia, situada aproximadamente a 50 millas de la ciudad de São Paulo, es conocido como el "Silicon Valley de Brasil". Ascenty, IBM, Lucent, Samsung, Dell, Nortel, 3M Ericsson y Texas Instruments están ubicados en la región.

IBM, Microsoft y Amazon son los principales inquilinos de los centros de datos empresariales MTDC, todas con despliegues de más de 10 MW.

Este artículo se actualizó por última vez en mayo 2014

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close