viperagp - stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Google abrirá otros cinco datacenters regionales en todo el mundo en 2018

El gigante de la nube Google tiene la misión de aumentar la capacidad y el rendimiento de sus servicios, a través de inversiones en nuevos centros de datos y cables submarinos.

La plataforma Google Cloud se está expandiendo para incluir cinco regiones de centros de datos adicionales y tres cables submarinos, a medida que avanza el objetivo del gigante de las búsquedas de invertir $30 mil millones de dólares para construir su infraestructura en la nube.

La compañía abrirá las dos primeras regiones, los Países Bajos y Montreal, en los primeros tres meses de 2018, y habrá varios más en Los Ángeles, Finlandia y Hong Kong, confirmó el vicepresidente de Google Cloud, Ben Treynor, en una entrada en su blog.

"En Google, hemos gastado $30 mil millones de dólares en la mejora de nuestra infraestructura en tres años, y aún no hemos terminado. Desde centros de datos hasta cables submarinos, Google se compromete a conectar el mundo y servir a nuestros clientes en la nube", dijo.

Las expansiones de su centro de datos sugieren que la adopción de los servicios de nube pública de Google no muestra signos de desaceleración, ya que en 2017 la empresa abrió una nueva región al mes para satisfacer la demanda.

La compañía planea hacer un seguimiento de estas aperturas mediante la puesta en marcha de tres cables submarinos en 2019 que conectarán respectivamente a Chile con Los Ángeles, los EE. UU. con Dinamarca e Irlanda y Hong Kong con otros centros de comunicación en Asia.

La conexión entre Chile y Los Ángeles, llamada Curie, es de particular importancia para la firma, ya que, según los informes, marca a Google como la primera empresa no perteneciente a la industria de telecomunicaciones que construye un cable intercontinental privado.

"Poseer el cable nosotros mismos tiene algunos beneficios distintivos. Como controlamos el proceso de diseño y construcción, podemos definir completamente las especificaciones técnicas del cable, agilizar la implementación y entregar el servicio a los usuarios y clientes más rápido. Además, una vez que se despliegue el cable, podemos tomar decisiones de enrutamiento que optimicen la latencia y la disponibilidad", dijo Treynor.

Los dos cables restantes se construirán en colaboración con varias otras partes, con la participación de Facebook, Aqua Comms y Bulk Infrastructure para la implementación del despliegue de los EE. UU. hacia Dinamarca e Irlanda, por ejemplo.

Cuando los tres estén completos, la cantidad de cables que Google posee y opera en todo el mundo para respaldar su plataforma en la nube y sus servicios en línea será de un total de 11.

"Estas nuevas inversiones amplían nuestra red de nubes existente. La red de Google tiene más de 100 puntos de presencia y más de 7,500 nodos de caché de bordes. Esta inversión significa conectividad más rápida y confiable para todos nuestros usuarios", dijo Treynor.

"Nuestros sistemas de cable ofrecen la velocidad, capacidad y confiabilidad por la que Google es conocido en todo el mundo, y en Google Cloud, nuestros clientes pueden hacer uso de la misma infraestructura de red que impulsa los propios servicios de Google".

Este artículo se actualizó por última vez en enero 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close