phloxii - STOCK.ADOBE.COM

Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Gestionar el control de accesos en un mundo con COVID-19

La capacidad de ajustar rápida y fácilmente la configuración de la gestión del acceso, para controlar el flujo dentro de la oficina, es esencial, ya que esta pandemia ha demostrado ser impredecible.

Según la Secretaría de Salid, hasta el 13 de junio del 2021, se ha inmunizado al 29% de la población mayor de 18 años en México. Estas cifras han sumado a que las medidas de confinamiento se relajen en el país y se retomen las actividades comerciales, así como la reapertura de oficinas, donde cada vez hay más gente.

De acuerdo con el portal inmobiliario Solili, al cierre de mayo del 2021, hubo una ligera recuperación de 9.9 mil metros cuadrados en la demanda bruta del espacio corporativo en la Ciudad de México, lo que significa el traslado de miles de empleados, por lo que temas como la gestión de control de acceso y la protección de la salud y la seguridad física de las personas está experimentando un cambio.

“Hay muchos términos para referirse a nuestra nueva realidad: era post pandémica, vivir en un mundo COVID-19 y, por supuesto, la nueva normalidad. Todos ellos describen nuestros continuos esfuerzos por distanciarnos socialmente y trabajar desde casa para mitigar la propagación del Coronavirus. También se refieren a la lenta y cautelosa reapertura de empresas e industrias, mientras otras esperan la luz verde”, explicó Gigi Agassini, CPP, directora Comercial de Genetec México.

Genetec, empresa que provee tecnología de seguridad unificada, seguridad pública, operaciones e inteligencia de negocios, explica cómo una solución de gestión de acceso e identidad física (PIAM) puede ayudar a su organización:

Controlar el flujo de tráfico en la oficina

Asegurar un establecimiento mientras una gran parte de los empleados permanece fuera de las instalaciones, plantea retos únicos para la seguridad física. Muchas normativas locales siguen impulsando el trabajo a distancia y limitan el número de personas permitidas en un edificio.

Permitir o restringir el acceso de los empleados, a determinadas partes del edificio, es una forma de mantener el distanciamiento social en su organización. La capacidad de ajustar rápida y fácilmente la configuración de la gestión del acceso, para controlar el flujo dentro de la oficina, es esencial, ya que esta pandemia ha demostrado ser impredecible. Al permitir y restringir el acceso, las organizaciones pueden recordar a los empleados en qué zonas deben transitar, al tiempo que mantienen un seguimiento de sus movimientos generales. Esto ayuda a mantener la seguridad de todos los que están en su propiedad.

Configurar el control de acceso a distancia

La ausencia de personal in situ también afecta a la seguridad de la organización. Dado que se permite un número limitado de empleados en la oficina, el control externo del sistema de gestión de acceso de una organización es clave. Con el sistema adecuado, puede gestionar el acceso de sus empleados y visitantes de forma remota. Esto permite mejorar el control de acceso de su organización, independientemente de su ubicación.

Reabrir y garantizar la seguridad de los empleados

Muchas organizaciones han ajustado su flujo de trabajo para garantizar la seguridad de sus empleados durante la pandemia. Pero, como algunos gobiernos han empezado a flexibilizar sus normativas locales, es importante prepararse para la reapertura manteniendo la seguridad continua de su organización.

A medida que los empleados regresan gradualmente al trabajo, la necesidad de establecer una forma eficiente y segura de gestionar este aumento del tráfico es crucial. Es importante contar con un sistema de gestión de identidades y accesos físicos (PIAM) adaptable y fácil de usar que ayude a gestionar el flujo de empleados y visitantes.

Por ejemplo, para muchas organizaciones, será esencial gestionar a distancia el acceso de los empleados en una zona de la propiedad, limitando o permitiendo el acceso de los empleados a diferentes partes de la oficina. Algunas organizaciones pueden permitir que los visitantes se registren ellos mismos y notifiquen a sus anfitriones mediante un portal. Esto reducirá las tareas del personal de recepción y mejorará la experiencia del visitante.

Para ayudar a controlar los accesos a las instalaciones, se aconseja utilizar herramientas como GenetecClearID, un sistema que permite ajustar el control de acceso de sus empleados y visitantes de forma rápida, remota y detallada. “Tanto si se trata de permitir o restringir el acceso de los empleados a las zonas, como de facilitar la experiencia de los visitantes con el autocheck-in, ClearID es un sistema adaptable que puede ayudarle a gestionar el control de accesos desde cualquier lugar”, aseguran desde Genetec.

Cuidado con la próxima ola de contrataciones

El COVID-19 ha afectado al proceso de contratación de muchas organizaciones, ya que se han puesto en marcha las normativas que definen el distanciamiento social y el trabajo a distancia. Es importante mirar hacia adelante y prepararse para la próxima ola de contrataciones que implica la nueva normalidad.

Un sistema PIAM es esencial para mantener el flujo de empleados y visitantes en el área de su propiedad. Esto es especialmente cierto cuando se incorporan nuevos empleados. Dado que debe ser capaz de configurar el control de acceso de forma rápida y eficiente, necesita un sistema PIAM adaptable y fácil de usar que pueda ayudar a automatizar el aprovisionamiento del control de acceso, especialmente si está contratando más empleados de lo habitual, lo que podría ser el caso si sus operaciones de contratación se vieron afectadas por la pandemia.

Investigue más sobre Identidad corporativa y la gestión de acceso

Close