BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Guía Esencial: Lo bueno, lo malo y lo demás de Windows 10
Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Explorando opciones empresariales para ejecutar Windows en la nube

A medida que los equipos de TI empresariales se acostumbran a la idea de la nube pública, están moviendo más cargas de trabajo básicas de Windows fuera de las instalaciones –pero primero, se enfrentan a una serie de decisiones difíciles.

Ejecutar Windows en la nube es más común hoy que nunca, aunque no siempre va viento en popa. Sin embargo, a pesar de algunos retos que se vislumbran, una cosa está clara: conforme más ejecutivos se cobijan en la nube pública, más cargas cruciales de trabajo empresarial –incluyendo las que se ejecutan en Windows– se moverán fuera de las instalaciones y hacia la nube.

"Ejecutar las cargas de trabajo de Windows en la nube pública está en paridad con las cargas de trabajo de código abierto para nosotros, en términos de ser tratado como un ciudadano de primera clase, en términos de soporte SDK y en términos de soporte operativo", dijo Kris Bliesner, CTO y co -fundador de 2nd Watch Inc., firma de consultoría de nube y asociado de Amazon Web Services (AWS) con sede en Liberty Lake, Washington.

De hecho, dijo Bliesner, aproximadamente la mitad de las cargas de trabajo que sus clientes ejecutan en AWS hoy están basadas ​​en Windows –una estadística que no habría sonado cierta sólo un año o dos atrás.

En su mayor parte, este cambio se debe a la percepción evolutiva de la nube pública en las empresas; por razones de seguridad, muchos profesionales de TI inicialmente vieron la nube pública como un entorno adecuado únicamente para aplicaciones Web –muchas de ellas basadas ​​en Linux. Pero a medida que esas preocupaciones se apagan, más y más organizaciones implementan aplicaciones de línea de negocio tradicionales –la mayoría de las cuales están basadas ​​en Windows– en plataformas de nube pública como AWS.

"La gente se está mucho más cómoda ejecutando aplicaciones tradicionales frente a las nuevas aplicaciones de Web [en la nube pública]", dijo Bliesner.

Microsoft también ha tomado medidas para hacer que Windows sea más amigable en la nube, alimentando aún más la migración de cargas de trabajo de Windows a la nube pública, dijo Carl Brooks, analista de 451 Research con sede en Nueva York.

"Windows no es una tecnología vieja y mal embonada, que cojea, con la que Microsoft ha decidido que nos bendecirá, y sólo con eso", dijo Brooks. "Se han modernizado desde [Windows Server] 2008 y Microsoft es muy consciente de los nuevos paradigmas de uso y consumo."

Así, mientras que Windows Server sigue siendo pionero en términos de soporte para contenedores, microservicios y otras tecnologías emergentes que apuntalan el desarrollo de aplicaciones para la nube moderna, la versión de Windows Server 2016 de este año va a cambiar –o al menos empezará a cambiar– todo eso.

Windows Server 2016 incluirá dos servicios de contenedores nativos –contenedores de servidor de Windows y contenedores Hyper-V– y también ofrecen una opción de instalación ligera llamada Nano Server que está diseñada específicamente para la nube y DevOps. Nano Server también tiene un disco duro virtual cuyo tamaño es 93% más pequeño que las configuraciones de Windows Server, de acuerdo con Microsoft.

La nueva versión de Windows Server, que se espera que esté disponible en el tercer trimestre de este año, también ayudará a los usuarios a establecer un puente más fácilmente entre sus instalaciones y los entornos basados ​​en la nube, dijo Brooks.

"A cada paso, tendrán una opción para conectar lo que están haciendo en su propio servidor personal con sistemas externos existentes", dijo Brooks. "Microsoft ha estado planificando y haciendo esto desde hace bastante tiempo, pero en 2016 se hará la compleja aplicación de esa visión."

¿Quién ejecuta mejor a Windows en la nube?

Ejecutar cargas de trabajo de Windows en Azure, la nube pública propiedad de Microsoft, es una opción –pero no es la única. Y mientras que los usuarios pueden encontrarse con algunas diferencias al ejecutar cargas de trabajo de Windows Azure en comparación con otra plataforma en la nube pública, como AWS o Google, no siempre son significativas.

Esto es especialmente cierto cuando el uso de la nube pública en organizaciones se limita a la Infraestructura como Servicio (IaaS), dijo Al Gillen, vicepresidente de programas, servidores y software del sistema de IDC, una firma de investigación con sede en Framingham, Massachusetts.

"Si se trata del despliegue puro, simple y llanamente de una infraestructura como servicio, lo que significa que yo usaré mi sistema operativo, traigo mi aplicación, y que voy a gestionar toda la pila de arriba a abajo –todo lo que quiero que haga [el proveedor] es que me dé un servidor virtual en la nube– la diferencia [es difícil de ver entre] Amazon y Azure y Rackspace y vCloud de VMware", dijo Gillen.

Aunque ejecutar cargas de trabajo de Windows en Azure frente a una nube no Azure, desde una perspectiva solo de IaaS, es una comparación justa de manzanas con manzanas, las distinciones empiezan a aparecer cuando entran en juego la plataforma como servicio, el software como servicio y otras ofertas de proveedores.

Por ejemplo, dijo Gillen, si usted tiene una aplicación que está construida a propósito para grandes volúmenes de datos o el internet de las cosas, usted debe mirar más allá del entorno IaaS de un proveedor, y evaluar también sus lagos de datos, capacidades de análisis y soporte de base de datos.

Dicho esto, hay algunas otras diferencias, en términos de funcionalidad, al ejecutar cargas de trabajo de Windows en Azure en lugar de hacerlo en otra nube pública. Y una de las más grandes es el soporte para Active Directory, el servicio de directorio de Microsoft para gestionar los recursos de Windows y el acceso de los usuarios a los mismos.

"[Active Directory] es esencialmente sobre lo que Microsoft ha construido el imperio de Windows, y  Azure le puede dar mucha más profundidad que otros proveedores de nube, que generalmente tienen más problemas con ello", dijo Brooks.

Los clientes de Azure pueden utilizar una herramienta llamada Azure Active Directory Connect para integrar sus sistemas de gestión de identidad y sus directorios locales, tales como Windows Server Active Directory, con el servicio Azure Active Directory. Además, Azure Active Directory permite capacidades de inicio de sesión única (SSO) para aplicaciones de Microsoft, como Office 365 y Dynamics CRM, junto con aplicaciones de terceros como Dropbox.

Pero los competidores de Azure también valoran la integración de AD. En un intento por atraer más tiendas de Windows a su nube, AWS en diciembre renovó su servicio de directorio existente –que incluía su propio conector de Active Directory (AD) y el servicio Simple AD– y presentó AWS Directory Server para Microsoft Active Directory (Enterprise Edition ). El nuevo servicio está dirigido a organizaciones con grandes despliegues de AD –5000 usuarios o más– ya sea en las instalaciones de la empresa o en la nube.

Kevin Felichko, director de tecnología de PropertyRoom.com, una compañía de subastas en línea con sede en Frederick, Md., que utiliza AWS, dijo que consideraría utilizar el nuevo servicio de AWS AD, ya que su empresa tenía problemas al utilizar Active Directory en AWS en el pasado.

El problema, dijo Felichko, surgió de poco espacio en el disco y se manifestó después de que PropertyRoom.com emigró uno de sus servidores AD a AWS. La empresa importó una de sus máquinas virtuales de Active Directory en AWS, y encontró un problema con poco espacio en disco. En la solución de ese problema, narra Felichko, Amazon señaló un problema conocido, pero no documentado, en el que una instancia EC2 estaba ajustando el tiempo, causando un problema en la sincronización con los servidores locales. La instancia EC2 podría dejar de responder y, en última instancia, la compañía decidió construir el servidor desde cero tanto para resolver el problema de poco espacio en disco como para tenerlo debidamente sincronizado.

"No pasó mucho tiempo para arreglar esto, pero... yo preferiría la idea de no tener que preocuparme por este aspecto y que otra persona manejar eso", dijo Felichko.

AWS ofrece su nuevo servicio de AD en $0.40 centavos de dólar por hora, mientras que su conector AD y Simple AD tienen un precio de $0.05 o $0.15 centavos de dólar por hora, dependiendo de la configuración. El servicio Active Directory de Microsoft Azure tiene un precio en tres niveles: Gratis, Básico y Premium. El nivel básico tiene un precio por usuario basado en un acuerdo empresarial por organización, y la versión Premium es $6 dólares por usuario al mes.

Además de la compatibilidad con Active Directory, Felichko señaló que algunos de los más nuevos servicios de AWS no están basados en Windows, lo que puede hacer que sea más difícil mezclar los entornos de Windows en las instalaciones con algunas ofertas de AWS. Por ejemplo, debido a que el servicio AWS Lambda no soporta programación C#, PropertyRoom.com no puede migrar los servicios existentes escritos en C# hacia Lambda sin tener que realizar una reescritura completa.

"Uno tiene estos grandes servicios de AWS siendo liberados, pero usted no necesariamente podría ser capaz de utilizarlos en lo que es nativo para el resto de su plataforma", dijo Felichko.

Opciones de licencia para Windows en la nube

Y luego, hay licencias de Windows. No es sorprendente que diferentes proveedores de la nube las traten de manera diferente.

Por ejemplo, los usuarios de AWS que desean ejecutar software de Windows en Amazon EC2 pueden ejecutar instancias que "integran" los derechos de licencia asociados a Windows con el coste global, o, en el caso de SQL Server, SharePoint y un número de otros tipos de software de Windows, llevar a AWS su licencia de Microsoft existente.

Pero no siempre hubo una opción práctica para que los usuarios trajeran sus propias licencias de Windows Server hacia AWS, dijo Bliesner.

"Si usted tenía un convenio empresarial (EA) que cubría 100 licencias de Windows Server y mudaba 50 de sus servidores locales a AWS, por un tiempo tuvo que pagar el doble", dijo Bliesner. "Con el tiempo, tuvo que reducir su recuento de licencias con Microsoft."

De hecho, AWS permite a los usuarios llevar sus propias licencias de Windows Server, pero requiere de visibilidad en el núcleo específico y socket que se está usando, lo cual AWS no siempre proporcionaba. Pero eso cambió con el lanzamiento de AWS EC2 Dedicated Hosts en noviembre pasado. Con los hosts dedicados EC2, los usuarios tienen mayor control y visibilidad en un servidor dedicado AWS. Esto, a su vez, permite a los usuarios llevar sus propias licencias de Windows Server hacia AWS EC2.

"Es su proveedor de alojamiento dedicado", dijo Bliesner. "Usted puede ser dueño de la licencia del sistema operativo, puede portarla, y luego escalarla a cuantas instancias quiera."

Fuera de los hosts dedicados EC2 o las instancias dedicadas –que se lanzaron en 2011 y dieron a los usuarios cierta visibilidad sobre su hardware de AWS, pero no tanto como los hosts dedicados– los usuarios prácticamente no pueden traer su propia licencia del sistema operativo Windows Server a AWS. Y Bliesner dijo que todavía no ha visto a muchos usuarios de AWS "subirse al carro del hosting dedicado."

Microsoft dio a conocer en octubre planes similares para permitir que los usuarios lleven sus licencias de Windows Server existentes a Azure –al igual que ya pueden hacer con SQL Server y SharePoint– a través de su programa de traiga su propia licencia (BYOL).

Los usuarios de Google Compute Engine también tienen la opción de utilizar sus licencias existentes para algunas aplicaciones de Microsoft, pero no para el sistema operativo Windows Server. En lugar de ello, los clientes de Google tienen que seguir ejecutando el software a través de instancias basadas ​​en Windows en Google Compute Engine, según el sitio web de licencias de Google.

Todavía es un mundo de Windows

Mientras que Microsoft todavía tiene trabajo que hacer en términos de la evolución de Windows en la nube, está claro que Azure tiene lo que se necesita para pellizcar los talones del líder en el mercado de nube pública, AWS, dijo Brooks de 451. En su primer trimestre fiscal de 2016, los ingresos de Azure así como el uso de su capacidad de cómputo fue más del doble año tras año, de acuerdo con Microsoft, mientras que su proyección de ingresos anualizados para la nube comercial superó los $8.2 mil millones de dólares.

"Si nos fijamos en la trayectoria de Azure, también, en términos de ingresos –hay una razón [por la que Microsoft] está desglosando esos números de manera más explícita de lo que lo hizo hace un año", dijo Brooks. "Es porque finalmente han alcanzado la velocidad de aceleración que necesitan con el fin de decir que legítimamente compiten con AWS."

Por supuesto, la masiva base instalada empresarial de Microsoft juega un papel muy importante allí –y continuará haciéndolo en los próximos años, dijo Gillen de IDC.

"Hay una gran cantidad de Windows en la industria y, por mucho entusiasmo que haya alrededor de Linux, las aplicaciones de próxima generación y más, la base instalada está muy dominada por Windows", dijo. "Será un mundo centrado en Windows en los años venideros."

Este artículo se actualizó por última vez en febrero 2016

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close