sumetho - Fotolia

Esperen más crecimiento y evolución de los contenedores en 2019

La contenedorización no muestra signos de liquidación. Con tecnologías, opciones de productos y proveedores enfocados en el mejoramiento tecnológico, los ecosistemas de contenedores se desarrollarán rápidamente el próximo año.

Los contenedores crecieron en popularidad y se convirtieron en una estrategia viable para la virtualización empresarial en 2018. ¿Puede haber algo por mejorar en 2019? Aguarden, porque la evolución de los contenedores no ha disminuido aún.

Esperen que la comunidad de código abierto y los proveedores formalicen el ecosistema de contenedores en un futuro próximo. El foco de los contenedores a lo largo del aumento de la tecnología ha sido la baja sobrecarga y la fácil virtualización. Los contenedores encajan en un ecosistema de aplicaciones heredado de centros de datos, máquinas virtuales y la nube. En 2019, los contenedores se independizarán de este legado. Los contenedores seguirán siendo compatibles con la implementación de aplicaciones como una opción de alojamiento, pero ahora con un conjunto completo de herramientas para crear y ejecutar aplicaciones distribuidas.

La orquestación (la capa de la pila de tecnología de contenedores donde se implementan, duplican y se vuelven a desplegar los contenedores si necesitan ampliar o reemplazar un contenedor defectuoso) es el gran unificador de la tecnología de contenedores, y comenzará a armonizarse en dos vías en 2019. Kubernetes, que es un mecanismo centrado en la implementación para la orquestación, es la opción de tecnología líder, pero las ofertas de DC/OS y Marathon de Apache Mesos y Mesosphere ofrecen una alternativa centrada en la infraestructura virtual. Al virtualizar todas las opciones de implementación, Mesos llega más allá de los contenedores para admitir cualquier tipo de alojamiento de aplicaciones.

La evolución de los contenedores incluye herramientas incipientes (como KubeVirt y Virtlet, que es una característica de Mirantis Cloud Platform) que ejecutan máquinas virtuales bajo Kubernetes. Además de estas opciones de terceros, espere ver cambios en el propio Kubernetes para proporcionar algo más parecido al enfoque de infraestructura virtual que toma Mesos. Este crecimiento tecnológico representa un cambio del enfoque de Kubernetes a centrarse solo en la implementación y la redistribución de recursos abiertos. Un modelo habilitador de infraestructura virtual de Kubernetes debe estar abierto a la extensión. Para la mayoría de los usuarios, la adopción de contenedores se construirá principalmente alrededor de Kubernetes.

Con una abstracción de la infraestructura, que es la dirección en la que Kubernetes se dirige, el desarrollo, el monitoreo, las redes y cualquier otra parte de las operaciones para las aplicaciones deben consumir la abstracción y no la infraestructura real. Para que este enfoque funcione, los contenedores deben parecer, para todos los efectos, computadoras reales, al menos para las aplicaciones que alojan. Para alcanzar este estado, la industria de TI necesita ver una apertura general del sistema de archivos de contenedor para la interacción de la consola o del usuario, y soporte para escritorios virtuales en contenedores. Estos cambios permiten lo que podría llamarse un contenedor vacío, en donde los contenedores son hosts virtuales en todos los aspectos.

La infraestructura virtual que permite que los contenedores actúen como hosts virtuales debe permitir la abstracción para que múltiples recursos de alojamiento y componentes de aplicaciones parezcan una única aplicación y host virtual.

Dos adiciones para el host virtual

La computación sin servidor, aunque en realidad se lleva a cabo en la infraestructura física, se denomina así porque asigna recursos virtuales a los componentes de la aplicación a pedido y dirige los recursos a los componentes que los necesitan dinámicamente. Apenas estamos comenzando a ver una nueva dimensión en la orquestación para la computación sin servidor: la orquestación de flujos de trabajo, la primera adición de orquestación necesaria para la evolución de contenedores en 2019.

La orquestación del flujo de trabajo significa que Kubernetes debe conocer cómo se distribuye el trabajo informático entre los recursos disponibles. Kubernetes debe reconocer cuándo la implementación y la ampliación o reducción de contenedores hace que el flujo de trabajo cambie, en comparación con cuando el flujo de trabajo impulsa la implementación de recursos informáticos. En una arquitectura sin servidores, el flujo de trabajo determina qué recursos se consumen cuándo y por qué componentes de la aplicación. Los contenedores y los servidores sin servidor son modelos de implementación con casos de uso que se superponen, y las capacidades de organización del flujo de trabajo deben cambiar sin problemas entre los dos enfoques.

Otra mejora de la orquestación que permitirá una nueva ola de evolución de contenedores es el manejo mejorado de eventos. Los eventos son compatibles con Kubernetes y muchas extensiones de monitoreo para Kubernetes pueden reconocer la infraestructura y las condiciones de la aplicación y generar eventos que impulsan una respuesta. Además, herramientas como Brigade, de Microsoft, crean clústeres de Kubernetes que se pueden escribir. Y está disponible un software de procesamiento de eventos, como Istio service mesh, para proporcionar una estructura de flujo de trabajo, así como otros métodos para habilitar microservicios y computación basada en funciones.

Toda la tecnología de administración y automatización basada en eventos funciona con Kubernetes, pero hay demasiadas opciones y demasiados problemas de integración para muchos usuarios. Lógicamente, el reconocimiento de eventos debe vincularse formalmente con la orquestación. Si llega a buen término en 2019, se espera una mejor supervisión y una mejor gestión del ciclo de vida de la aplicación.

Redes y la nube

La red de contenedores virtuales también se debe a cambios significativos. Kubernetes y otras tecnologías de orquestación para contenedores han soportado durante mucho tiempo varios complementos de red virtual, que tienen diferencias significativas en las capacidades. La variabilidad de los complementos puede crear problemas importantes cuando se usan contenedores con infraestructura en la nube.

La nube híbrida es otro poderoso motor de cambio, combinado con la contenedorización y también separado de ella. Los proponentes de la nube híbrida promoverán un modelo de red virtual en 2019 que trata explícitamente con la conectividad de la nube al centro de datos, las conexiones a las redes privadas virtuales y la integración de la red de área amplia (WAN) definida por el software con contenedores.

La adopción de contenedores aumentará en 2019 junto con todos estos factores tecnológicos que prometen cambios importantes y rápidos. Las opciones en torno a la tecnología de contenedores podrían requerir un tiempo considerable de capacitación y trabajo de integración en los departamentos empresariales de TI.

Esperen una reorganización en las opciones de productos de contenedores y proveedores. Un ecosistema de contenedores es mucho más que Docker o incluso Kubernetes, y proveedores como VMware, Hewlett Packard Enterprise, IBM y Red Hat están recolectando las piezas necesarias del ecosistema de contenedores en evolución y empaquetándolas para atraer a los clientes. Estos paquetes dominarán cada vez más el mercado a medida que las empresas implementen cargas de trabajo significativas en contenedores.

Este artículo se actualizó por última vez en diciembre 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close