Sergey Nivens - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Equipos de respaldo, clave para las farmacéuticas en la pandemia

Los beneficios para la continuidad del negocio que ofrecen estos sistemas son vitales para empresas de todos los sectores.

¿Cómo ha transformado la pandemia los requerimientos energéticos de la industria farmacéutica y de la salud? No es un secreto que esta situación que vivimos ha llevado a diversas industrias a enfrentar nuevos desafíos, por lo que han tenido que adaptarse rápidamente a ellos. Caroline Hoarau, directora de la división de Automatización Industrial de Schneider Electric México, menciona que esta industria ha tomado su papel fundamental en todo el mundo, incluyendo México.

«De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, nuestro país es el segundo mercado más grande de América Latina en la industria farmacéutica. En este sentido, y con tal magnitud, las farmacéuticas y los laboratorios han tenido que incrementar su producción en la pandemia con la finalidad de actuar de manera eficaz, generando ampliaciones en sus instalaciones para tener la capacidad suficiente de enfrentar este reto sin precedentes. Como resultado de esta adaptación, es natural que exista un incremento en la demanda energética», indica.

Por los requerimientos actuales de los laboratorios médicos, y debido al incremento de la demanda de producción en ese sector, uno de los puntos más importantes que valora y busca la industria es el asesoramiento a través de soluciones digitales y automatizadas. «En Schneider Electric, estamos preparados para responder a esta necesidad a través de EcoStruxure, nuestra plataforma de la internet de las cosas que transforma las instalaciones de cualquier industria en un edificio inteligente al permitir conectar, recolectar, analizar y actuar en tiempo real, para ofrecer seguridad, eficiencia, confiabilidad y sostenibilidad», señala Hoarau. De esta forma, el sistema de Schneider Electric se convierte en una base para operaciones inteligentes que permite optimizar y mejorar la eficiencia energética.

La plataforma EcoStruxure, en su versión industrial, aplica el modelo de la industria 4.0, que, debido a la incorporación de tecnologías inteligentes, ha marcado de forma positiva el tipo de respuesta que se ha dado durante la pandemia. «Recordemos que la Industria 4.0 aprovecha la internet industrial de las cosas (IoT) integrando sensores inteligentes y capaces de recopilar información», refiere la ejecutiva, y continúa: «Posteriormente, un software es capaz de interpretar estos datos y transformarlos en puntos clave que guíen acciones para actuar con mayor rapidez y calidad».

Así mismo, los laboratorios necesitan trabajar de manera ininterrumpida, por lo que es necesario que adopten equipos de protección que aseguren un suministro de energía sin interrupciones a la carga. Un ejemplo es el APC Easy UPS Online de Schneider Electric, con diseño de doble conversión y un tiempo de transferencia cero, lo que lo vuelve «una opción ideal para aplicaciones críticas, manejos de un amplio rango de voltaje, así como en condiciones de energía interrumpida», comparte Hoarau.

Mantenimiento de energía y las vacunas contra covid-19

Mucho se ha dicho acerca de algunas vacunas que requieren cierta temperatura para mantenerse. En cuanto a la transportación de diversos materiales y en relación con la temperatura, la directiva afirma que «actualmente existen diversas tecnologías, como los mini tags inalámbricos, que ayudan a la trazabilidad de los productos a lo largo de la cadena de suministro. De esta manera, es más fácil integrar sistemas de comunicación inalámbrica para rastrear fuera y dentro de las localidades. En este sentido, es posible integrar mini sensores que permiten no solo rastrear el producto a lo largo de la cadena de suministro, sino también monitorear las condiciones del producto, como la temperatura». Lo anterior, permite generar información de monitoreo en tiempo real, a partir de un formato digital.

Para ello, Schneider está trabajando muy de cerca con los laboratorios, ya que, derivado de este nuevo desafío, muchos de ellos han incrementado sus líneas de producción o, en algunos casos, han ampliado sus plantas. Esto conlleva al suministro de equipo no solo eléctrico, sino también de servicios, analíticos, de mantenimiento, entre otros. De acuerdo con un estudio realizado por KPMG, la industria farmacéutica de México es el segundo mercado más grande en toda Latinoamérica.

«Dada la relevancia de esta industria, y en este tiempo, continuamos con nuestro objetivo de ser asesores de confianza de nuestros clientes del sector a través de una amplia oferta de productos y servicios que generamos a través de la automatización industrial, específicamente con EcoStruxure», menciona Hoarau. La ejecutiva cuenta que, al aplicar su solución en su planta inteligente de Apodaca, Nuevo León, pudieron aprovechar sus ventajas, de las «que también pueden gozar los laboratorios y otras industrias: reducción de costos de mantenimiento, eficiencia energética, optimización de la fuerza laboral, mejora de la seguridad de colaboradores y de las instalaciones, así como reducción de la huella de CO2, solo por mencionar solo algunos».

Al preguntar a la directiva si el tener estos equipos de respaldo impacta en los costos de la vacuna o su desarrollo, Caroline Hoarau manifiesta que no se puede encontrar una variación directa con los costos de la vacuna; de hecho, comenta que las soluciones de Schneider Electric permiten reducir los costos de la demanda energética en hasta 85 %, «lo cual claramente se ve reflejado en la factura que tiene que pagar cada industria como resultado de su crecimiento en producción y capacidad».

Además del transporte de la vacuna, la industria farmacéutica también ha requerido más productos para el trabajo e investigación en el sector salud, análisis de muestras y demás, ya sea para laboratorios o farmacéuticas, entre otros. «Se generó un crecimiento en la demanda energética y una necesidad de protegerse contra fallas en el sistema que resulten en un paro repentino de operaciones», y de allí la importancia de contar con equipos de respaldo UPS, que aseguran un suministro de energía sin interrupciones, son las palabras de la ejecutiva.

En cuanto a la climatización de inmuebles, vital para el trabajo de la industria, Schneider Electric desarrolló tres sistemas:

  1. Sistema INROOM: El equipo de aire se instala en el perímetro y se inyecta por debajo del piso falso cuando el nivel de carga térmica por gabinete es bajo.
  2. Sistema INROW: El equipo de aire acondicionado se instala de manera intercalada entre los gabinetes de servidores, inyectando aire frío lo más cercano a donde se requiere enfriar y absorbiendo el aire caliente en el lugar más próximo a donde se genera.
  3. Sistema INRACK: El equipo de aire va dentro del gabinete, focalizando el aire frío en el lugar en específico donde es utilizado.

«Además de los hospitales, laboratorios y farmacéuticas, también se ha visto un marcado incremento de la demanda en el sector de Cuidado del Hogar y de Cuidado Personal. Lo anterior, debido al crecimiento en las ventas de desinfectantes en todas sus modalidades (aerosol, toallitas, cloro), así como por la adquisición de jabones. De igual forma, la industria de insumos médicos como respiradores y oxígeno, entre otros materiales necesarios para cubrir al sector salud, requieren de un equipo de respaldo sólido que permitan darles seguridad para continuar trabajando sin ningún imprevisto», comenta Horau.

Equipos de respaldo para el centro de datos empresarial

A pesar de la generalización del trabajo remoto que se dio como consecuencia de la covid-19, Mario Maldonado, vicepresidente de Secure Power de Schneider Electric México, afirma que «la capacidad de los sistemas de centros de datos, en un inicio, no se vio impactada por una demanda importante, porque el mayor crecimiento que se tuvo en los data center fue más a nivel aplicativo que a nivel de datos; es decir, más en el procesamiento de la información. Por lo tanto, el primer reto que tuvieron las empresas fue la implementación. Esto en una primera instancia hizo que las empresas vieran de manera más detallada qué tan actualizada estaba su infraestructura».

Después de esto, de acuerdo con el especialista, vino la revisión de lo que respaldaba esta infraestructura. «La carga promedio que tenían los sistemas de refrigeración media se viera rebasada», explica Maldonado. Las empresas esperaban que el home office fuera «temporal, tres o cuatro meses, pensando que en ese tiempo se llegaría a la normalidad; cuando empezó el nuevo modelo de trabajo, muchas empresas vieron la necesidad de cambiar la forma de proveer los servicios, pero asegurándose que su infraestructura funcione a mediano y largo plazo. Aquí es donde notamos una expansión».

En el tema de la infraestructura, muchas empresas vieron que sería mejor si la expandían o migraban servicios a la nube, dependiendo del giro y de la inversión que pudieran hacer. «Al saber que no había una fecha para que esto acabara, muchos vieron la opción de, más que tener un leasing de infraestructura, pasar sus servicios a la nube», comparte Maldonado.

El ejecutivo refiere que, para un gran número de organizaciones, la prioridad fue aumentar la capacidad de TI. «Muchos de los que tenían una necesidad inmediata hicieron estas inversiones en este rubor, siendo la parte de los sistemas de salud los que más incrementaron sus equipos, aunque no solamente de TI, también de monitoreo».

La naturaleza de misión crítica de los hospitales, las clínicas rurales y suburbanas, y las instalaciones de investigación y pruebas requiere una infraestructura de TI que permita la seguridad y comodidad del paciente, la facilidad de acceso a datos en tiempo real y una alta disponibilidad de servicios para adaptarse a las nuevas tendencias. El reciente crecimiento de las instalaciones para pacientes ambulatorios, la telemedicina y los sistemas de control de acceso digital, sumado a la pandemia, ha reforzado aún más la demanda de sistemas de TI que no solo son cada vez más potentes y conectados, sino que también tienen una configuración flexible y un tamaño más compacto.

Lo ideal, en este panorama, es contar con una solución de energía que pase por la transformación de energía y el monitoreo integral de sistemas, ya que una buena implantación en el perímetro, reflexiona Maldonado, beneficia a las organizaciones sanitarias de tres formas importantes:

  • Al ubicar la potencia de cálculo y el análisis más cerca de donde se generan los datos de origen, el acceso a la información es más confiable y menos costosa.
  • Al evitar problemas de latencia de datos, la toma de decisiones en tiempo real ahora es posible.
  • Evitando el tiempo de inactivad en ubicaciones con conexiones de red inestables.

Las soluciones de computación perimetral ayudan a las partes interesadas en el cuidado de la salud a enfrentar los nuevos y crecientes desafíos del mercado al aumentar la confiabilidad de los sistemas y permitir la toma de decisiones en tiempo real, con la flexibilidad de trabajar con un entorno híbrido que aproveche tanto la nube como el borde.

Maldonado comenta que muchos tienen «la percepción de que un sistema es costoso en su CAPEX y su OPEX, (pero) tiene un costo beneficio en la modularidad: puedes tener un sistema pequeño que monitoree el sistema de infraestructura. Otro es tener ese sistema de monitoreo en la nube; con esto, cualquier usuario puede acceder a una plataforma de monitoreo».

Un caso de falta de mantenimiento y actualización de este tipo de infraestructura de monitoreo, con costos tanto económicos como colaterales (aunque no pertenece al sector salud), se dio en el Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México. «El caso del metro es una infraestructura que habíamos detectado, mediante uno de nuestros integradores. Se hizo una propuesta para que se hiciera la actualización de este; de entrada, para el monitoreo. Otro caso similar se dio en el sector privado: hubo parte de un centro de datos que sufrió un incidente mediamente grave en su centro de datos. El riesgo esta ahí, es necesario que la gente entienda la importancia de los equipos de monitoreo. Una inversión hecha en tiempo es la que te dará el mejor ROI, pero para que hagas esa inversión debes tener un diagnóstico para que la inversión sea eficiente a largo plazo».

En palabras del ejecutivo, si uno hace un diseño, una implementación, un mantenimiento y un monitoreo eficientes, esa inversión se paga sola. «Lo primero que se debe tener es un footprint muy eficiente de todos los equipos que se vayan a implementar, analizar la modularidad de los equipos y la escalabilidad de los mismos. Asegurar la eficiencia energética, ya que sí hay un costo alto en el consumo de energía, y que estos brinden confiabilidad y que sean redundantes, pero manteniendo un precio competitivo», destaca.

Finalmente, Maldonado menciona que la tendencia que ven a un plazo mayor es que todos los sistemas deban estar respaldos, desde los equipos personales, hasta el perímetro. «La dependencia que muchos servicios tendrán de la internet de las cosas (IoT) será un riesgo físico de que exista una interrupción en el equipo, en los centros de datos, y por eso todo tendrá que tener un respaldo».

Investigue más sobre Gestión del centro de datos

Close