WrightStudio - stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Enfocarse en especialización (frente a capacitación) promueve burbuja salarial

La necesidad de talento especializado que trae consigo la transformación digital, junto con la demanda de resultados inmediatos, está agravando la brecha que existe actualmente, muestra el más reciente reporte laboral de la reclutadora Hays.

Si bien la mayoría de empresas en México (54%) consideran que están creciendo, y 62% piensan que el escenario político-económico los afectará positivamente este año, esto no se reflejará en los salarios, que se mantendrán “congelados” en el país, solo con el crecimiento de las remuneraciones variables.

Así lo dio a conocer el Reporte Laboral de México 2019 de la empresa de reclutamiento Hays, con base en una encuesta realizada a 4.500 personas de empresas medianas y grandes en siete industrias o sectores. El reporte subrayó, además, el desajuste entre la oferta de profesionales y las vacantes disponibles (42%) como uno de los grandes desafíos actuales en la contratación, al igual que la falta de especialización de los candidatos (44%) en el mercado y los desajustes salariales (42%).

Según la investigación, la necesidad de especialización viene de la mano con la transformación digital, que está creando nuevos roles en 25% de las compañías. Igualmente, los mandos de media gerencia están asumiendo un papel más estratégico en las organizaciones, y precisan perfiles profesionales con sólidos conocimientos técnicos (69%) y habilidades suaves (26%).

“Las empresas están encontrando una brecha de talentos muy fuerte que se puede convertir en un problema” a futuro, resaltó Axel Dono, country manager de Hays México, quien señaló que la mayoría de organizaciones sigue prefiriendo buscar personal ya preparado que apostar por la capacitación interna por la necesidad de resultados rápidos y el miedo a perder su inversión por la rotación, lo cual promueve una burbuja laboral.

Adicionalmente, si bien 44% de las empresas asegura que brinda capacitación y entrenamiento a sus empleados, solo 27% de ellos reconoce estos beneficios y 42% no cree que tienen políticas de retención de talento.

“En 2018 se acentuó más la falta de talento con las habilidades requeridas por los sectores de alta especialización como Tecnología, Ingeniería, Automotriz, Ciencias de la salud, Químicos, Aeroespacial, entre otros. Para solucionarlo, se precisa reevaluar los planes de educación y fortalecer los conocimientos en las áreas y sectores pertenecientes a STEM que, en un futuro cercano y derivados de tendencias como la automatización y la revolución industrial 5.0, van a concentrar una alta demanda de profesionales”, indicó el ejecutivo.

Otra tendencia que está aumentando –incluso a nivel global– es la contratación temporal frente a las contrataciones por tiempo indefinido, que, aunque mantiene un 69% de intención entre las empresas, viene bajando sostenidamente cada año (en 2017 era 82%). Igualmente, la remuneración variales y el salario emocional se están volviendo estrategias cada vez más extendidas entre las áreas de Recursos Humanos.

Puestos de TI con mayor demanda y la aplicación de IA en el futuro del reclutamiento

De acuerdo con la investigación de Hays, este año las principales áreas de contratación serán la comercial (52%), operaciones/técnica (49%), calidad/procesos (34%), TI (28%), logística (25%), proyectos/desarrollo (22%), digital (10%), comercio electrónico (10%) y riesgos financieros (4%).

Dentro de TI, las posiciones más demandadas durante 2018 fueron las de desarrollo de software y arquitectos de nube; ambas, así como el rol de especialistas en ERP (especialmente SAP) seguirán en gran demanda durante 2019. Otros roles que serán buscados este año son: Diseñador UI/UX, infraestructura y soporte, desarrollador back/front, inteligencia de negocios y big data, dirección de TI y ciberseguridad.

Para la empresa de reclutamiento, el futuro de los Recursos Humanos será transformado por tecnologías como la inteligencia artificial, la automatización de procesos y el aprendizaje automático.

Por ejemplo, explicó Dono, la inteligencia artificial será muy útil en los procesos de selección de currícula y filtrado de habilidades, la mejora en la descripción de puestos y la comunicación simple con los candidatos (vía chatbots).

La inteligencia artificial también ayudará a prever el flujo de talento de acuerdo con temporalidades o el flujo de talento dentro de una organización, así como a la identificación y retención del talento en el corto y largo plazo.

Se estancan los salarios

El reporte de Hays mostró que el año pasado bajó el número de empresas que esperaban tener un aumento de salarios alineado a la inflación, de 80% en 2017 a 42%; igualmente, disminuyeron quienes esperaban ofrecer aumentos salariales por encima de la inflación (de un 14% a un 6%) y subió el congelamiento salarial a 52%. Este año, se espera un escenario similar al 2018 por las perspectivas político-económicas.

Cabe señalar que, entre las empresas que aumentaron salarios el año pasado, 45% lo subió entre 2% y 5%; y 37% entre 5% y 10%.

Sin embargo, lo que se perdió en salarios fijos pasó en parte al esquema de remuneraciones variables, pues estas aumentaron como parte del paquete de beneficios. Estas remuneraciones se calculan con base en los siguientes criterios: 44% desempeño individual, 25% resultados globales de la empresa, 13% desempeño del equipo, 5% a discreción de los jefes.

A pesar de esta tendencia, el salario sigue siendo el primer factor para elegir un trabajo entre más de la mitad (54%) de los profesionales, dejando muy atrás a los beneficios no salariales (22%), bonos anuales (13%) y la remuneración variable (9%).

Desde el lado de los profesionales, el reporte encontró que 53% no están satisfechos con su salario, y para 68% un mejor sueldo es la principal motivación para cambiar de empleo, seguido por los beneficios (55%) y las metas profesionales (52%). Sin embargo, Dono subrayó que los profesionales tardan en encontrar una nueva oportunidad laboral entre seis meses o menos (39%), y entre seis meses y un año (34%). Como ejemplo, dijo que los procesos de reclutamiento que realizan en Hays tardan entre 80 y 90 días en promedio.

Este artículo se actualizó por última vez en abril 2019

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close