El tren tecnológico que no deben dejar pasar los líderes de las PyMEs peruanas

Las PyMEs peruanas deben priorizar mejores estrategias para la gestión de nuevas tecnologías, si es que desean dar el gran salto hacia la gran empresa.

El concepto de pequeña y mediana empresa (PyME) en el Perú ha ido evolucionando positivamente. La PyME, de ser únicamente informal, sin visión y/o ambición hace 30 años; hoy en día, en cambio, es la gran protagonista de la economía peruana actual, quien se encarga de sostener el crecimiento del PBI y quien auspicia el advenimiento de nuevas prácticas para el buen uso de las tecnologías y la profesionalización de la gestión del negocio. 

Con esta importante responsabilidad, los líderes de las PyMEs peruanas deben priorizar mejores estrategias para la gestión de nuevas tecnologías, si es que desean dar el gran salto hacia la gran empresa. Por ello, SearchDataCenter en Español dialogó con una serie de expertos en TI y gestión empresarial para analizar cuál es el camino que se debe emprender.

Necesidad de aprender e innovar

Para Lorenzo H. Gómez, Business Development & Sales Manager de Infinit Technology Solutions para Latinoamérica, un líder de una PyME debe tener en claro que la tecnología es una herramienta y no un fin, y que además “la tecnología puede ser una herramienta eficiente si el líder conoce con detalle no solamente su propio negocio, sino también el entorno en el que compite. Igualmente, siempre debe pensar en innovar y diferenciarse”. 

En adición a ello, Ricardo Olarte, CEO de CIONET para el Norte de Latinoamérica, expresa que las nuevas tecnologías son la herramienta idónea para el siglo XXI, “no sólo para reducir costos y aumentar la productividad, sino para aumentar la generación de ingreso. Una PyME puede disminuir sus costos, por ejemplo, contratando servicios en la nube para gestionar su sistema administrativo y contable; por otro lado, los líderes de las PyMEs pueden potenciar sus ventas con negocios online, vendiendo sus productos en línea y tomando ventaja no solo de mercados locales, sino internacionales por los acuerdos o Tratados de Libre Comercio. Las PyMEs deben salir a vender con tecnología en el mundo entero”.

En ese contexto, ¿qué  puede aconsejar un líder de una PyME en TI a sus pares locales? Manuel Amau Cabrera, gerente general de Integradores Expertos S.A.C. (INTEGREX), compañía peruana que produce y comercializa equipos de cómputo (en el 2005 lanzó la marca nacional de computadoras “EXIN”) y otras soluciones para la demanda TI en el país,  recomienda que en principio necesitan educarse y entrenarse en estas nuevas tecnologías: “Para mí es común ver numerosas propuestas que rodean al pequeño empresario; pero, el día a día, las metas económicas a corto plazo, etc. producen una ceguera general. Son pocos los que toman la determinación de informarse y llevar adelante una iniciativa sustentada en nuevas tecnologías. Por ejemplo: la oficina de gestión de la pequeña empresa hoy no tiene obstáculos para migrar a un esquema de trabajo basado en la nube. Actualmente, existen herramientas de colaboración y de productividad con más potencia y opciones, que las tradicionales. Todo está listo. Sólo hay que enterarse un poco más al respecto y así poder hacer el switch”. 

Mayor exposición a casos reales

Siguiendo esa línea, Federico Amprimo, director IMP & Marketing de IDC para América Latina, sostiene que las PyMEs, por definición, son empresas que tienen pocos recursos (personas) y capital (dinero) para hacer su negocio; por tanto, “para que más PyMEs apuesten por la tecnología en general, los líderes de éstas deben tener una mayor exposición a casos de estudio sobre cómo otras empresas de su mismo rubro y tamaño, ya sea en el país o a nivel internacional, utilizan exitosamente la tecnología para hacer su negocio”.

Amprimo considera que “en general los emprendedores deben priorizar aquellas tecnologías que les permitan ser usadas en todo momento y lugar, sin requerir de grandes inversiones en infraestructura tecnológica.” Las tecnologías a priorizar incluyen: a) dispositivos móviles, smartphones, tablets y/o notebooks que le permitan estar conectados en todo momento; y b) herramientas en línea (cómputo de nube), idealmente que cuenten con aplicaciones para ambientes móviles, y que puedan ser contratadas bajo subscripción mensual.

Frente a ello, Carlo Dávila, analista senior de Telecomunicaciones en IDC Perú, concluye que el tema central respecto de la necesidad que tienen los líderes de las PyMEs giran en torno al conocimiento y acceso a información acerca de los beneficios que las tecnologías pueden aportarle a los negocios de este segmento de empresas relacionados a retorno de inversión; costo total de propiedad; incremento de valor agregado; incremento de productividad; eficiencia en proceso; y mejora en la competitividad: “Es altamente valioso el esfuerzo de diversas instituciones tanto públicas como privadas para acercar y aterrizar casos de éxito de las tecnologías como habilitador de negocios, de forma que los líderes de las PyMEs puedan asimilar la experiencia y trasladarla a sus empresas. El tipo de tecnología va a depender de la actividad a la que se dedique la empresa y el modelo de aprovisionamiento tendrá que ir en línea con su presupuesto”. 

La poderosa nube en las PyMEs

Conceptos como la virtualización, el software por demanda, el trabajo móvil y hasta el big data son temas que más que tendencias, son cada vez una realidad. No obstante, ¿en qué medida estas novedades afectan al desarrollo empresarial de las PyMEs, tanto en Perú como en la región? Ricardo Olarte precisa que big data y la virtualización son requeridos principalmente por las grandes empresas, “son temas un poco más técnicos sobre los cuales los líderes de las PyMEs no deben estar tan concentrados; si fuera un líder de una PYME, estaría más concentrado en usar y contratar servicios tecnológicos en la nube, usar dispositivos móviles y, por otro lado, tener una estrategia de ventas online.

En ese panorama, Federico Amprimo esboza que el impacto de la tecnología en el desarrollo empresarial de las PyMEs, es definitivamente alto: “Todas estas nuevas tecnologías, tanto en Perú como en la región, logran que el emprendedor o líder de la PyME pueda hacer más con menos, teniendo acceso a tecnologías que antes estaban reservadas solo para las grandes empresas que contaban con presupuestos mucho más altos. Conceptos como “crowdsourcing”, donde a través de internet se tiene acceso a un grupo muy grande de colaboradores externos distribuidos por todo el mundo para tercerizar ciertas tareas (por ejemplo el desarrollo de aplicaciones y páginas Web, diseño de logos, escritura y traducciones de textos, entre otros), puede servir de dos vías para el emprendedor. Por un lado, la PyME se puede beneficiar al acceder a un pool de talentos grande a un costo bajo y, por el otro, puede ser parte de la oferta de servicios en este esquema, exportando servicios fácilmente a todo el mundo”.

Y como no puede ser de otra forma, los líderes de las PyMEs y los CIOs deben estrechar esfuerzos y miran un solo objetivo: incrementar la rentabilidad del negocio. Carlo Dávila explica que el modelo de la nube permite a las empresas moverse rápidamente de CAPEX a OPEX reduciendo el Costo Total de Propiedad (TCO): “Evita, además, que las PyMEs se carguen innecesariamente de costos asociados a la renovación y mantenimiento de tecnología, así como también que tengan que lidiar con los retos relacionados al acceso de colaboradores capacitados y su alta rotación. Además de la nube, otro opción que puede resultar interesante, es el uso de redes sociales con herramientas B2C, que son altamente relevantes para fomentar el crecimiento de los negocios nuevos y para generar exposición a un segmento de consumidores dinámico”.

Formación académica TI en PyMEs

Finalmente, el reto es que el emprendedor se concentre en la gestión y crecimiento de su empresa. ¿Cómo se puede agregar valor con las nuevas tecnologías en ese contexto? ¿Cómo conseguir que las nuevas tecnologías se alineen rápidamente con las necesidades empresariales?  Carlo Dávila expone que el reto debe concentrarse en la gestión del negocio para no distraer recursos en actividades que no son core. Estas actividades pueden y deben ser tercerizadas: “Una PyME no necesita tener servidores de correo electrónico para contar con el servicio, puede tomar los servicios que los brinda un tercero.  Esto es precisamente lo que significa que las TICs deben convertirse en habilitadores de negocio. El trasfondo de dicho reto, está estrechamente relacionado con la formación académica de los directivos de las PyMEs.  Cuando éstas tienen un perfil de negocio familiar y las cabezas no han cambiado en los últimos años, se hace más difícil que se comprenda el valor de TI y, por tanto, tercerizar se convierte en una situación de estrés al “perder” el control de determinados procesos. Por el contrario, las PyMEs que tienen como líderes a personas con formación académica reciente o con constante capacitación, van poder encontrar el valor de TICs más rápidamente y entenderlas como un driver de nuevos y mejores negocios”.

Siguiendo este enfoque, Manuel Amau concluye que se requiere mucha educación y capacitación TI, que existan canales informativos de cultura TI, que hablen de la forma en que hablan los empresarios de PyMEs: “Que el empresario de una PyME aprenda a que las necesidades tan simples y tradicionalmente atendidas al interior de su organización tienen un reemplazo basado en las nuevas TI y que son su mejor oportunidad de cara al mercado que atiende día a día. Esto realmente le permitirá enfocarse en gestionar adecuadamente su negocio y crecer saludablemente”. 

Por su parte, Ricardo Olarte afirma que la tecnología se adapta y alinea a las necesidades de las PyMEs: “En las PyMEs, usualmente, no hay áreas de sistemas o de tecnología reportándole al Gerente General. Esto debe ser un cambio en las PyMEs. Los gerentes generales deben tener la tecnología como su herramienta más poderosa para ser eficaz y aumentar ingresos. Debe ser un creyente en el marketing digital, en las redes sociales, en la movilidad, en el cómputo de nube, etc.”.

Como bien recomienda Federico Amprimo, “lo principal es que el emprendedor no dedique mucho tiempo a adquirir, instalar, configurar y mantener tecnología. Esto puede lograrse apoyándose en tecnologías que sean contratados en un formato de nube, así como en expertos que puedan asesorarlos puntualmente sobre el tipo de tecnología a adquirir/contratar y a su mantenimiento”.

Por eso, cada vez más es importante es que la tecnología se adapte a los requerimientos de toda empresa y no al revés. Sobre todo si es una pequeña y mediana empresa, que va adquiriendo nuevas prácticas empresariales a medida que se va posicionando más en el mercado, tanto local como regional y/o global. Es ahí donde los líderes de este sector deben profesionalizarse mucho más y propiciar una atmósfera de constante aprendizaje de la mano con sus aliados estratégicos en nuevas tecnologías de la información. De otro modo, no sería inteligente aprovechar las grandes ventajas competitivas que dan la globalización y la gestión de TI en estos sectores.

Próximos pasos

Más sobre tecnología empresarial para PyMEs en América Latina, en este enlace.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close