michelangelus - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

El rol de director de datos es clave para la toma de decisiones impulsada por datos

Aunque el primer director de datos se contrató hace casi 20 años, muchas organizaciones están empezando a darse cuenta del valor de los datos y buscan a alguien que supervise sus operaciones de datos.

La función de director de datos se desarrolló cuando las organizaciones empezaron a darse cuenta del valor de los datos.

Capital One contrató al primer Chief Data Officer (CDO) conocido en 2002, pero hasta hace 10 años esta función seguía siendo bastante rara. Desde entonces, sin embargo, las organizaciones se han dado cuenta de que los datos son un activo, y muchas han tomado medidas para maximizar su valor, incluyendo la contratación de un director de datos.

La necesidad de un director de datos surgió porque, cuando las organizaciones comenzaron el proceso de obtener valor de los datos, éstos solían estar desorganizados. Por lo tanto, las organizaciones necesitaban a alguien que supervisara la tarea, a veces monumental, de unir datos de fuentes dispares y convertirlos en una herramienta funcional para impulsar el proceso de toma de decisiones.

En los años transcurridos desde entonces, la función se ha hecho más común, y la responsabilidad del director de datos es permitir que las organizaciones obtengan el máximo valor de sus datos.

Un estudio de NewVantage Partners publicado en enero de 2021 reveló que el 76 % de lo que denominó empresas de primer orden –grandes corporaciones como American Express, Bank of America, Capital One, Cigna, JPMorgan Chase, Liberty Mutual, Mastercard, McDonalds, Visa y Walmart– tienen ahora directores de datos y/o directores de análisis, frente al 12 % en 2012 y el 65 % en 2020.

Pero mientras que las grandes empresas, y sectores enteros como los servicios financieros, han estado a la vanguardia de la contratación de directores de datos, otros, como las organizaciones educativas, están empezando a reconocer la importancia de la función y a incorporar directores de datos a sus plantillas. La misma encuesta de NewVantage Partners reveló que solo el 24,4 % de los encuestados afirma haber forjado una cultura de datos y el 24 % dice haber creado una organización basada en los datos.

Cindi Howson

La pandemia, por su parte, ha puesto de manifiesto el valor de los datos.

Recientemente, Cindi Howson, directora de estrategia de datos del proveedor de análisis ThoughtSpot y presentadora del podcast The Data Chief, se tomó el tiempo de hablar sobre el papel del director de datos.

En una entrevista, explica cómo se originó la función, cómo ha evolucionado desde entonces y hacia dónde puede dirigirse.

¿Cuáles son las responsabilidades de un director de datos?

Cindi Howson: Un director de datos es una persona que, en la primera generación, puso en orden la casa de datos de una empresa, reuniendo los datos bajo un paraguas en lugar de en silos, asegurándose de que estuvieran seguros. El cambio, una vez que la empresa ha hecho eso, es obtener valor de sus datos. En este punto, a veces se produce una bifurcación de funciones entre el director de datos y el director de análisis. Incluso vemos que algunos combinan estos términos para convertir a alguien en un CDAO [chief data and analytics officer]. Pero la cuestión es obtener valor empresarial de los datos.

¿Qué diferencia hay entre un director de datos y un director de análisis?

Howson: Si pensamos que el objetivo de los datos es extraer valor de ellos, no debería haber ninguna diferencia. Yo los veo como una misma cosa. Se trata de una maduración del papel: un CDO maduro es el director de análisis. Dicho esto, hay algunas organizaciones en las que el director de análisis se ocupa mucho más del lado de la ciencia de los datos de las organizaciones, pero en última instancia el director de análisis debería ser responsable de organizar los datos, salvaguardarlos, aplicarlos al valor del negocio y crear productos de datos.

Si no lo están haciendo, será mejor que lo haga otro.

¿Cuándo empezó a surgir el papel de director de datos y por qué?

Howson: Algunos de los primeros directores de datos se encontraban en los servicios financieros, en algunas de las empresas de tarjetas de crédito, y se dieron cuenta de que estaban recogiendo muchos datos, pero estaban aislados y el departamento de TI los controlaba y los almacenaba y capturaba. Pero limpiarlos y hacerlos utilizables requería un conjunto de habilidades ligeramente diferente. Por eso también se está viendo que las líneas de información del CDO cambian con el tiempo. Originalmente, la función surgió de TI –y muchos CDO todavía dependen del CIO–, pero cada vez se ve más que el CDO depende del CEO o del director digital.

¿Qué tan común es esta función ahora?

Howson: Depende de la encuesta que se mire, y algunos sectores están mucho más maduros. En general, si miro todas las encuestas –Bain, Gartner, NewVantage Partners– diría que dos tercios de las organizaciones con muchos datos tienen un CDO. Pero hay algunas empresas grandes, multimillonarias, que no tienen un CDO. He visto que Peloton está contratando a su primer CDO, y mira su crecimiento en el último año. El año pasado, fue la primera vez que el CDC dijo que necesitaba un CDO; su casa de datos definitivamente no está en orden. Y ahora, en los últimos años, todas las agencias federales tienen su propio CDO, pero si nos remontamos a cinco años atrás eso no existía.

¿Qué organizaciones necesitan un director de datos y cuáles pueden prescindir de él?

Howson: Creo que todas las empresas que quieren estar orientadas a los datos necesitan un CDO, pero ¿las empresas que no están orientadas a los datos van a sobrevivir? Si nos preguntamos si una organización más pequeña necesita un CDO, esa responsabilidad puede residir en alguien que desempeñe una doble función. En un restaurante, podría ser el director de operaciones, o podrían tenerlo externalizado a través de una agencia que proporcione un CDO virtual. Todos necesitan datos. Puede que no tengan a alguien con el título de CDO, pero tendrán a alguien que tenga la responsabilidad de almacenar los datos, protegerlos y luego extraer valor de ellos.

Antes ha mencionado los sectores: ¿hay algunos sectores en los que se contratan más directores de datos que en otros?

Howson: Casi coincide con la madurez de los datos y el análisis de la industria. Si pensamos en los servicios financieros y en los viajes, ambos son sectores con gran cantidad de datos y tienden a tener directores de datos. En el otro extremo del espectro, los sectores menos maduros en cuanto a datos y análisis tienden, por desgracia, a ser los más importantes, como el de la educación y el de los proveedores de servicios sanitarios, que son muy diferentes de los pagadores de servicios sanitarios. Los pagadores de seguros son más maduros, pero los proveedores como los grandes sistemas hospitalarios –la Clínica Mayo acaba de contratar a su primer CDO, por ejemplo– no lo son.

¿Qué es lo que un director de datos permite hacer a una organización con sus datos que no puede hacer una organización sin un director de datos?

Howson: Aquí es donde el CDO es un conector y un colaborador. Cuando se piensa en la captura de datos, está muy aislada. Tomemos como ejemplo una gran organización minorista. El comercio minorista es un sector muy rico en datos, pero tiene a los departamentos de ventas y marketing haciendo campañas publicitarias y de marketing, y luego tiene a los gestores de la cadena de suministro, a los comercializadores y a los sistemas de gestión de personal, y todos estos sistemas operativos están separados. Ahora, imagina que quieres intentar averiguar cómo dotar de personal a un almacén o a una entrega de comercio electrónico frente a cómo dotar de personal a las tiendas físicas. Tendrá que buscar en todos esos silos para averiguar la demanda, ver dónde se encuentran los empleados, averiguar si hay que hacer un anuncio y, si lo hace, averiguar si hay suficiente producto disponible. Necesitas esos datos en un lugar común, y si no los tuvieras nunca obtendrías ninguna visibilidad, ya sea una visión de 360 grados de los clientes, análisis de la cadena de suministro o análisis de la mano de obra.

¿Siguen existiendo obstáculos que los directores de datos tienen que superar en sus funciones o los directores de datos son ya aceptados en algunas partes de la jerarquía organizativa?

Howson: Ser un CDO es a la vez el mejor trabajo y el peor. Es el mejor trabajo porque el mundo se ha dado cuenta de la importancia absoluta de los datos para nuestra sociedad y para todas las empresas. Algunas personas con visión de futuro se han dado cuenta de ello en los últimos años, pero la pandemia, desde el punto de vista de las operaciones empresariales hasta el punto de vista de la atención sanitaria, ha lanzado los datos al centro del escenario. No se puede encender la televisión o leer un periódico donde no se hable de datos en algún contexto. Esto es una buena noticia para los CDO.

La mala noticia es que es uno de los trabajos más difíciles. Tienes que conocer la tecnología, hay grandes riesgos en las implicaciones y tienes que conocer el negocio. La empresa te empuja a hacer más, más rápido, y pide a los CDO que rompan las barreras, innoven y asuman riesgos. Pero el departamento de TI dice: «Vaya, esto es peligroso», por lo que se les presiona desde ambos lados, y creo que los CDO se agotan y se machacan, por lo que es un papel con mucha rotación.

¿Cuál es el panorama de los directores de datos? ¿Se convertirá en una función tan común como la del director financiero u otra función de la dirección?

Howson: Si eres una organización nativa digital, ¿tendrás realmente una función de CDO? Por ejemplo, acabo de tener como invitado en mi podcast al director de algoritmos, que es un avance del director de análisis, de Daily Harvest. Ellos no tienen un CDO formal. Necesita datos para crear los algoritmos. Es solo parte del proceso, y tal vez su casa de datos estaba en orden desde el principio en lugar de tenerlo construido en los sistemas transaccionales en las instalaciones. Entonces se convierte realmente en un producto de datos. Si se piensa en pasar de los datos a la información, es algo que se da por hecho, mientras que en el mundo predigital estaba mucho más orientado al proceso.

Nota del editor: Esta entrevista ha sido editada para mayor claridad y concisión.

Investigue más sobre Estrategias y tips de gestión

Close