Sergey Nivens - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

El plan para matar la nube pública de Cisco destaca la inversión necesaria para competir

Competir en la nube pública significa un compromiso masivo con los recursos y las barreras de entrada para nuevos proveedores son demasiado altas.

El cementerio de las nubes públicas está lleno de proveedores tradicionales de TI, y está a punto de ser un poco más concurrido.

Cisco ha confirmado un informe de The Register de que cerrará su nube pública Cisco Intercloud Services a principios del próximo año. La compañía lanzó Intercloud en 2014 con planes de gastar mil millones de dólares para crear una interconexión global entre los nodos de centro de datos dirigidos a la internet de las cosas (IoT) y al software como una oferta de servicios.

El gigante de las redes jamás logró su estrategia de ser una infraestructura pura como proveedor de servicios, en lugar de centrarse en un modelo híbrido basado en Intercloud Fabric. El objetivo era conectarse con otros proveedores de la nube, tanto públicos como privados. Esos ambientes dispares podrían entonces ser acoplados con su nube pública basada en OpenStack a punto de ser cerrada, que incluye una colección de computación, almacenaje y redes.

"El fin de la nube pública de Intercloud de Cisco no es una sorpresa", dijo Dave Bartoletti, analista principal de Forrester. "Hace mucho que pasó el tiempo cuando cualquier proveedor podía construir una nube pública a partir de algunos bits de tecnología clave, alguna infraestructura y un montón de socios".

Cisco ayudará a los clientes a migrar las cargas de trabajo existentes fuera de la plataforma. En un comunicado, la compañía indicó que no espera "problemas materiales de los clientes como resultado de la transición", una posible indicación de la limitada base de clientes que utiliza el servicio. Cisco se comprometió a seguir actuando como un conector para entornos híbridos a pesar de la disolución de Intercould Services.

Cisco es difícilmente el primer vendedor de nombre grande que entra en este espacio haciendo aspavientos y saliendo herido. AT&T, Dell, HPE –dos  veces– y Verizon, todos planeaban ser jugadores importantes sólo para luego volver a salir. Empresas como Rackspace y VMware siguen operando nubes públicas, pero han desestimado esos servicios y reconfigurado su estrategia de nube en torno a las alianzas con los líderes del mercado.

Por supuesto, a los vendedores legados no se les niega el éxito en la nube pública, aunque claramente la transición a un modelo bajo demanda implica algunos dolores de crecimiento. Microsoft Azure es el rival más cercano a Amazon Web Services (AWS) después de algunas luchas tempranas. IBM no ha encontrado el éxito que esperaba cuando compró SoftLayer, pero ahora tiene algo de entusiasmo en torno a Watson y algunos de sus servicios de alto nivel. Incluso Oracle, que se burló de la nube hace años, es visto como un caballo oscuro por algunos después de que pasó años para reconstruir una nube pública.

Competir en la nube pública significa un compromiso masivo con los recursos. AWS, que esencialmente creó la noción de infraestructura de nube pública hace una década y todavía tiene una ventaja considerable sobre sus competidores más cercanos, dice que añade suficiente capacidad de servidor todos los días para dar cabida a toda la demanda de centro de datos de Amazon.com desde 2005. Google dice que gastó $27 mil millones de dólares en los últimos tres años para construir Google Cloud Platform –y todavía se ve como un tercio distante en el mercado.

La nube pública también se ha convertido en mucho más que sólo máquinas virtuales de productos básicos. Los proveedores continúan ampliando las herramientas de infraestructura y desarrollo. AWS por sí solo tiene 92 servicios únicos para los clientes.

"No esperamos que surjan nuevas nubes públicas globales en el futuro", dijo Bartoletti. "Las barreras de entrada son demasiado altas".

Intercloud no estará solo en su flagelación pública de camino hacia el montón de chatarra, sino que los obispos de nube pública de alto perfil serán menos y se distanciarán más entre 2017, y más allá, simplemente porque no hay espacio para intentar y fracasar.

Sobre el autor: Trevor Jones es escritor de noticias en SearchCloudComputing y SearchAWS.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close