Sashkin - stock.adobe.com

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Digitalización y capacitación, armas para sobrevivir al T-MEC

Repensar los procesos y mejorar las capacidades de los empleados será vital para que las empresas aprovechen los beneficios del nuevo tratado norteamericano.

La próxima entrada en vigor del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) traerá grandes oportunidades a las empresas, en especial el comercio digital, pues como parte de los nuevos capítulos que se incorporaron al T-MEC, se encuentra el Capítulo 19 que regula el comercio por medios electrónicos de productos digitales, tales como programas de cómputo, imagen, texto, video, grabación de sonido u otros productos que estén codificados digitalmente y que puedan ser transmitidos electrónicamente.

Con este rubro vendrán mayores oportunidades las empresas mexicanas que logren una digitalización adecuada de sus procesos. Sobre este tema nos reunimos con los Country Managers de Baufest para México: Analía Baño y Luis Battilana.

Ambos señalaron que es claro entender por qué, con crecimiento económico, innovación e inversión, puede haber suficiente creación de nuevos empleos para compensar el impacto de la automatización. “Es ahí donde entra el T-MEC: un acelerador que no sólo beneficia al comercio entre tres países; también, es un acuerdo que impulsa repensar -por completo- estrategias para captar el talento y preparar a las organizaciones en los cambios que se avecinan”, apuntó Analía Baño.

Con la modernización de los procesos productivos vienen también se mejoran las prácticas de administración organizacional, ambas impulsadas por el desarrollo de nuevas tecnologías, “y esto se verá en la cantidad de inversiones que se generen para impulsar los proyectos de transformación digital, que serán del orden de $2.3 billones de dólares para 2023”, de acuerdo con Luis Battilana. El directivo agregó que en América Latina el 40% del PIB destinado a las tecnologías de información y comunicaciones (TIC) será invertido en temas de transformación digital.

Los temas laborales también serán transcendentales tras en la entrada en vigor del T-MEC, no solamente por los asuntos sindicales, sino por el temor de que la modernización de procesos pueda traer consigo una reducción en los puestos de trabajo en toda la región de Norteamérica.

Respecto al tema de los empleos, Battiliana nos compartió que ninguna revolución industrial ha producido contracción en el empleo. “Con la digitalización de procesos y la inteligencia artificial se habla de que podrían perder de 400 a 800 millones de plazas laborales viejas, pero abriéndose nuevas con un perfil laboral que requiera menos tareas repetitivas y mayor capacitación, estos superarían en número a los empleos antiguos”, opinó.

Analía, por su parte, consideró que los gobiernos de los tres países deben de estar abiertos a trabajar de manera abierta y proactiva con la academia y la empresa, y “tomar un rol activo para generar mayor capacitación”, mencionó.

Y es que, de acuerdo con ambos directivos, la preparación es lo ideal pues la transformación digital representa repensar el negocio, no solamente el subir una aplicación a la red. Los voceros de Baufest indican que ven un mayor fortalecimiento de estas iniciativas en el sector financiero. “En general, solamente el 23% de las empresas están en vías de digitalizar sus procesos, lo que deja un área de oportunidad muy amplia de negocio”, finalizó Battilana.

Investigue más sobre Estrategias y tips de gestión

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close