fotohansel - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

¿Cuál es el futuro de las industrias frente a la revolución tecnológica?

En muchos sectores, es probable que se modifiquen las métricas competitivas y se abran oportunidades a competidores provenientes de otros sectores.

“Somos testigos de una nueva revolución industrial que está modificando las bases de muchos sectores y derribando barreras entre los jugadores. Creemos que en los próximos diez años este proceso se acelerará y las clasificaciones tradicionales de las industrias tendrán que ser reescritas. [Se redefinirá] dónde empiezan los límites de cada industria, dónde terminan y quiénes serán los principales jugadores”, afirma Martín Barbafina, socio de PwC, en referencia al informe “El futuro de las industrias: Demoliendo muros” elaborado por la firma.

El informe pone bajo la lupa los cambios tecnológicos y su influencia en el mediano y largo plazo para los negocios.

De acuerdo con el estudio, el escenario es complejo: el 56% de los CEOs cree que un jugador ya existente de otra industria se moverá hacia su industria mientras que el 60% espera que un competidor no tradicional, basado en la tecnología, ingrese a su industria.

Asimismo, para el 80% de los encuestados por PwC, las tecnologías de producción que utilizan sus empresas cambiarán en los próximos cinco años.

El impacto tecnológico en las industrias

Desde PwC aseguran que la totalidad de las industrias tendrán que estar listas para extender sus horizontes con la adopción avanzada de tecnología como núcleo competitivo.

Martín Barbafina, PwC

“No significa necesariamente que las barreras desaparezcan en todas las industrias. Pero esperamos que todas las industrias sean transformadas por la tecnología, reduciendo las bases de costos y mejorando la eficiencia operativa, como también exigiendo una mayor integración con los clientes y proveedores. En muchos sectores, es probable que se modifiquen las métricas competitivas y se abran las industrias a los nuevos competidores provenientes de otros sectores”.

El analista de PwC compartió sus opiniones sobre el impacto que esta revolución tecnológica traerá, puntualmente para cuatro sectores industriales –el automotriz, el farmacéutico, el de energía eléctrica y el de manufactura.

Industria automotriz

Las empresas automotrices están mirando hacia un futuro donde ya no solo venderían automóviles, sino que facilitarían y personalizarían la movilidad "a la carta". Los fabricantes de automóviles están invirtiendo en servicios de conexión y nuevos servicios de transporte compartido, incluyendo negocios como la inversión de Toyota en Uber, VW en Gett y GM en Lyft.

En el informe de la firma, el director ejecutivo de Uber, Travis Kalanick, comenta: “También vemos la entrada en el mercado de jugadores digitales como Google, Apple y Alibaba, todos ellos atentos a los cambios de los usuarios de esta industria, desarrollando software como Android Auto (Google) y CarPlay (Apple). "Nos vemos convirtiéndonos en una empresa de robótica en el futuro".

Cuidado de la salud e industria farmacéutica

La adopción de dispositivos de monitoreo en esta industria es significativa. Señala el futuro de una internet de las cosas (IoT) en el que los sensores del cuerpo y de comportamiento en el hogar proporcionarán datos que permitirán a los profesionales de la salud brindar servicios de diagnóstico en tiempo real. Se están derribando las barreras entre la tecnología, la asistencia sanitaria y la industria farmacéutica. 
“Algo similar está ocurriendo entre el sector de salud y el comercio minorista. Por ejemplo, una encuesta de PwC encontró que el 25 por ciento de los consumidores consideraría positivo que haya un escáner de resonancia magnética, ultrasonido o rayos X en una tienda al por menor o farmacia y casi el 50 por ciento aceptaría ir a estos lugares para obtener un diagnóstico de rutina”, indica Barbafina.

Energía eléctrica

Hay un ecosistema en desarrollo que comienza con casas inteligentes y se extiende hasta alcanzar una amplia gama de infraestructura vital para los ciudadanos y el sector eléctrico es el componente indispensable de este ecosistema. Los nuevos sistemas integrados y automatizados tienen el potencial de combinar la gestión de la energía, la respuesta a su demanda, la gestión de activos y el monitoreo de condiciones, el uso de los recursos de la ciudad, la eficiencia del transporte e incluso el cuidado la población a través de soluciones de software inteligentes.

Desde PwC explican que emergen una serie de conexiones entre diferentes industrias. “Por ejemplo, si los vehículos eléctricos se convierten en la norma, se creará la necesidad de una inversión sustancial en infraestructura y nacerá posibilidad de utilizar a los vehículos como una fuente de almacenamiento masivo de electricidad. Las redes de servicios locales y los circuitos se enfrentarán potencialmente a una tremenda tensión. En este escenario las empresas eléctricas tienen un alto potencial de captura de valor, pero van a tener que aprender a colaborar con empresas de otros sectores; los modelos de negocios compartidos se vuelven cada vez más importantes”.

Industria manufacturera

Empresas que antes solo fabricaban productos, ahora gracias a la conectividad, son capaces por ejemplo, de agregarles sensores para lograr un valor agregado que ofrezca servicios de monitoreo y mantenimiento. Estas soluciones integradas o servicios de valor agregado están caracterizadas por beneficios significativos para el cliente.

“Empresas líderes como GE y Siemens ya están fortaleciendo su posición como proveedores de plataformas en una amplia gama de industrias. Han desarrollado sistemas basados en la nube para conectar computadoras y dispositivos de una variedad de empresas, facilitando transacciones, operaciones y logística, y recolectando y analizando datos”, concluye el ejecutivo.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close