ra2 studio - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Coronavirus impulsa tendencias tecnológicas en Brasil

La pandemia de COVID-19 acelera la virtualización de servicios y ayuda en la gestión de la nueva economía de bajo contacto en el gigante de Sudamérica.

A seis meses de que se reportó por primera vez el surgimiento de un virus que posteriormente conoceríamos como COVID-19, no todo son malas noticias, por lo menos en lo que respecta al área de tecnología en Brasil.

Pese a ser el segundo país con más contagios, la industria de tecnología de información del gigante sudamericano ha demostrado una gran habilidad de adaptación. De un día a otro, las empresas tuvieron que adoptar medidas de emergencia para no ser devoradas por la crisis. El impacto se sintió en varios sectores de la economía, lo que hizo que las organizaciones se reinventaran y aplicaran instrumentos tecnológicos para apoyar los servicios ofrecidos, generando una nueva forma de trabajo denominada Economía de Bajo Contacto (Low Touch Economy).

El concepto de economía de bajo contacto no sólo se basa en la distancia social requerida y necesaria para evitar la propagación del virus, sino que también integra un conjunto de nuevas normas sociales. Una de las consecuencias de este nuevo escenario es el gran número de empresas que han puesto en marcha el home office y la virtualización de servicios para que el trabajo continúe. Esta iniciativa también exigió del mercado la búsqueda de nuevas soluciones tecnológicas que, además de mantener el negocio activo, permita seguir prestando servicios al público con apoyo y funcionalidades que minimicen los impactos de la crisis.

Ejemplo de esto son el surgimiento de nuevas herramientas, particularmente las enfocadas para oficinas, que son requeridas como medio para proteger a la empresa y al empleado, y permiten trabajar en cualquier lugar donde tengan acceso a internet sin perder el control de la demanda, la gestión y la capacidad de auditoría.

También ha tenido mucho impulso la descentralización de los negocios, con operaciones más divididas en diferentes lugares y grupos. Es aquí donde la computación en la nube se ha posicionado como una forma de reestructurar todo el modelo de uso de la información. Las empresas suelen considerar la posibilidad de migrar las cargas de trabajo de los centros de datos locales a entornos de nube para mejorar la eficiencia, aumentar la resistencia y mejorar la gobernanza mediante una gestión sistemática. Pero esto no siempre es una tarea factible o rentable.

Para las empresas que no pueden abrazar completamente la nube, especialmente en el entorno actual, hay otro camino a seguir. Pueden dejar los repositorios de contenido en su lugar, continuar ejecutándolos en los centros de datos existentes y federar el acceso a través de conexiones a los servicios de virtualización de datos basados en la nube. Esta es la propuesta de la Federación de Contenidos, una tendencia que está cada vez más presente en el mercado y que ha contribuido a generar mejores resultados para las organizaciones.

Su aplicación ayuda a reducir los costos y los esfuerzos para construir una plataforma digital, ofreciendo servicios de nivel empresarial para integrar diversos depósitos de contenido y almacenamiento de información, sin necesidad de mayores inversiones en la transformación de la estructura de almacenamiento anterior.

En otras palabras, esta herramienta está diseñada para simplificar y agilizar el trabajo digital. Cabe señalar que los estudios indican que, para 2021, el 85% de los costos y los esfuerzos para construir una plataforma digital que transforme las actividades comerciales se invertirán en la integración de sistemas internos y externos, centrados en la gestión de datos con acceso remoto.

Virtualización, espectro e inteligencia artificial

Datos de la 31ª Encuesta Anual sobre el Uso de la Tecnología de la Información (TI) en Brasil, recientemente publicada por la Fundación Getúlio Vargas (FGV), revelan que en esta nación  actualmente cuenta con 424 millones de dispositivos digitales en uso, incluidos teléfonos inteligentes, tabletas, equipos portátiles y computadoras de escritorio, un promedio de dos dispositivos por habitante.

Más de la mitad de ellos son teléfonos celulares inteligentes. Toda esta base instalada fue un factor de gran ayuda para que las empresas y los ciudadanos pudieran adaptar sus actividades, de forma que la educación y el trabajo no pararan.

Incluso antes de la pandemia, el video ocupaba más del 70 por ciento del contenido transmitido por la red móvil. Esto aumentará de manera exponencial en el mundo posterior a la época del Covid-19 y pondrá a prueba las redes móviles que no están diseñadas para manejar esa carga.

En opinión de Adriano Filadoro, director general de Online Data Cloud, "la pandemia ha demostrado la importancia de la preparación digital, que permite que los negocios y la vida continúen de una manera diferente pero eficiente".

La creación de la infraestructura necesaria para apoyar un mundo digitalizado, además de incorporar tendencias que aseguren la competitividad en los negocios, es esencial para cualquier empresa. Lo que estamos viendo es una triada que mantiene la vida de la gente basada en la tecnología. En otras palabras, el trabajo debe estar lo más digitalizado posible, la educación a distancia debe ser una opción viable para todos a la brevedad, y el entretenimiento debe ser rescatado por la tecnología.

El directivo señala tres tendencias que están cambiando rápidamente la realidad, no solo en Brasil, sino a nivel mundial:

  1. Virtualización. "El volumen de datos transmitidos ha aumentado enormemente durante la cuarentena, lo que ha llevado a los operadores de telefonía móvil a hacer una infraestructura de red capaz de soportar este aumento. Dado que los recursos físicos exigen grandes inversiones, la virtualización está demostrando ser una opción inteligente. La virtualización de la RAN (Red de Acceso de Radio), por ejemplo, ha sido adoptada por muchos operadores de redes. El aumento de la escalabilidad y la elasticidad da lugar a una red más eficiente y rentable. Además, la virtualización también puede emplearse en redes abiertas, preparando el camino para la innovación. Otro punto importante son los escritorios virtuales. Esta solución permite al empleado acceder al entorno de la empresa con todas las aplicaciones existentes. Es posible trabajar a distancia como si se estuviera en la mesa de la empresa, con todos los datos necesarios para continuar con las actividades rutinarias. Cuando el aislamiento termine, es prudente dejar los escritorios en la nube para que se activen en situaciones de emergencia”, explica Filadoro.
  2. Compartir el espectro. "Ya se sabe que compartir la infraestructura será fundamental para el buen desarrollo de los 5G en el país, incluyendo postes, torres, conductos, etc. Pero también hay que compartir el espectro, maximizando su uso y aun así abriendo oportunidades para nuevos negocios. Las tendencias tecnológicas dejan claro que en un mundo posterior a la era del Covid-19 se asistirá y consumirá más contenido en los dispositivos móviles. La videoconferencia ha aumentado rápidamente en el gusto de la gente, principalmente porque elimina el problema del desplazamiento, tan complejo en las grandes ciudades. Como tales, seguirán siendo un recurso muy utilizado en reuniones, clases en línea o videos de entretenimiento. Para evitar la congestión de la red y mejorar la experiencia del usuario, las empresas se adherirán a uno de las diversas formas de existentes de compartir el espectro”, comenta el ejecutivo de Online Data Cloud.
  3. Inteligencia artificial (IA). "La inteligencia artificial y el aprendizaje automático o machine learning (ML) juegan un papel cada vez más importante en las empresas. Cuando la comunicación se realiza con la ayuda de estos sistemas, haciendo uso de un espectro compartido, la carga se supervisa continuamente en las diversas redes. En función de los datos, el número de usuarios y la carga de la red, la inteligencia artificial puede contribuir a la toma de decisiones a la hora de elegir los parámetros óptimos para la entrega de contenidos. Así, las redes pueden decidir automáticamente cambiar la transmisión de un espectro a otro en tiempo real, mejorando enormemente la experiencia del usuario”, detalla Adriano Filadoro.

El ejecutivo agregó que la inteligencia artificial es capaz de transformar los datos en conocimiento, lo que conduce a decisiones más asertivas y exitosas. “Las empresas que obtienen nuevos conocimientos, vigilando el negocio a partir de datos actuales, optimizando los procesos y monetizando los conocimientos adquiridos mediante el análisis de datos están en la vanguardia de los acontecimientos. Es este análisis de datos, llevado a un nivel superior, el que mejorará la experiencia del cliente, racionalizará las operaciones e innovará a la máxima velocidad", finalizó.

Investigue más sobre Tendencias de cómputo empresarial

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close