alphaspirit - stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Corning: “En fibra óptica, todavía hay mucho camino por recorrer”

La importancia de las redes de fibra para impulsar la conectividad se ha visto reforzada en tiempos de pandemia y digitalización, pero la cobertura tiene aún mucho que cubrir en territorio latinoamericano, afirma Corning.

La demanda creciente de conectividad se está volviendo una necesidad básica para gobiernos, empresas y personas, que cada vez más la requieren como medio fundamental de interacción e intercambio, tal como ha quedado de manifiesto durante la pandemia. Este requerimiento impulsa el crecimiento de las redes, no solo inalámbricas, sino también de las cableadas, que expanden conexiones con gran ancho de banda, alta velocidad y estabilidad a través de implementaciones como las redes de fibra hasta el hogar o FTTH, por sus siglas en inglés.

Miguel Santa Ana, director de ventas para México Centroamérica y Caribe de Corning, empresa fabricante de fibra óptica y especialista en ciencia de materiales, explicó a SearchDataCenter en Español, vía correo electrónico, cómo las redes de fibra óptica están ayudando actualmente a satisfacer las necesidades de mayor velocidad en las conexiones a internet para hogares y oficinas remotas, así como a expandir el alcance de redes corporativas o de proveedores de servicios de internet.

Nota del editor: Esta entrevista fue editada por cuestiones de estilo editorial.

¿Hace cuánto está presente Corning en América Latina? En ese tiempo, ¿cuál ha sido el avance en el despliegue de fibra óptica en la región?

Miguel Santa Ana.

Miguel Santa Ana: Corning es una empresa de casi 170 años de existencia. Iniciamos con presencia comercial en América Latina y el Caribe desde 1994; al día de hoy, además de un sólido equipo de ventas en la región, contamos con importantes plantas de manufactura en Reynosa, México, y en Río de Janeiro, Brasil. [El despliegue de fibra óptica en este tiempo] ha sido muy importante, iniciando desde hace varios años en las redes de larga distancia, de ahí a las metropolitanas para llegar ahora a una implementación relevante y creciente de redes de acceso, en particular las redes de fibra hasta el hogar o FTTH (Fiber to the Home, en inglés). 

¿Qué países cuentan con mayor cobertura?

Miguel Santa Ana: Hoy en día casi todos los países latinoamericanos cuentan con redes de larga distancia y metropolitanas importantes. Respecto a FTTH, la mayor cobertura se encuentra en Uruguay, Chile, Brasil, México y Argentina. En cuanto a crecimiento, lo vemos en Brasil, Colombia y Chile.

¿Qué tan cubierto está el territorio de México en términos de conectividad?

Miguel Santa Ana: Hoy tenemos de ambos tipos, tanto en cobre como en fibra óptica. Sin embargo, desde mi perspectiva todavía falta mucho camino que recorrer. Si bien en los años recientes y en la actualidad estamos viendo despliegues importantes principalmente con fibra, y con los que el porcentaje de cobertura ha crecido de forma importante, tenemos varias zonas –rurales, en su mayoría– que necesitan ser atendidas para poder acceder a redes de banda ancha.

¿Cuáles son los principales desafíos para el crecimiento de la cobertura de conectividad cableada en México?

Miguel Santa Ana: La demanda está creciendo en todos los ámbitos económicos. Hoy los clientes buscamos gran ancho de banda, alta velocidad, redes estables, confiables. En Corning, estamos convencidos que la fibra óptica es la solución. Para ayudar a los prestadores de servicios a enfrentar los desafíos de estos tiempos, Corning ofrece la tecnología preconectorizada, la cual permite que los despliegues FTTH se den de forma rápida y confiable.

¿Cómo afectó el escenario de la pandemia el despliegue de fibra óptica en México?

Miguel Santa Ana: Tenemos tres escenarios principales: Primero, clientes solicitando mejoras de velocidad en internet para poder satisfacer necesidades de educación, reuniones de trabajo a distancia a través de diferentes plataformas, además de lo que podemos llamar ya “normal”, como el acceso a información y entretenimiento; como segundo escenario, la importancia de atender a los clientes de forma muy rápida para el mantenimiento y/o reparación de red; y como un tercero, continuar o acelerar sus planes de expansión, con fibra óptica principalmente. Es una realidad que esta pandemia trajo cambios que al menos hoy en día parece que llegaron para quedarse, como trabajo y educación a distancia. Hoy podemos decir que las redes fijas son fundamentales y esenciales para los retos que esta pandemia nos ha estado exigiendo.

¿Cuándo se espera el despliegue de tecnología 5G en México, y qué tan rápido podrá reemplazar a las generaciones anteriores?

Miguel Santa Ana: Sabemos que hay proyectos piloto en marcha para la implementación de 5G en México. Para que se puedan maximizar sus beneficios y ser una red exitosa será necesario desplegar una cantidad muy importante de pequeñas antenas que deberán estar conectadas a través de fibra óptica, para de esta forma poder atender a tecnologías como “internet de las cosas”, vehículos autónomos, ciudades inteligentes, telemedicina, entre otras. Respecto a la velocidad para reemplazar a las generaciones anteriores, creo que por el momento económico y el bajo poder adquisitivo que estamos enfrentando es difícil determinarlo, ya que poder acceder a 5G implicará reemplazar dispositivos móviles y habrá que ver los costos de ellos y los asociados al servicio mismo.

¿Se está utilizando fibra óptica en las implementaciones del borde (edge)? ¿Se utiliza para algún proyecto de internet de las cosas?

Miguel Santa Ana: Para poder ofrecer el ancho de banda y la velocidad para que internet de las cosas se desempeñe de forma óptima, la fibra óptica es indispensable. Por otro lado, para que dicha banda se ofrezca con el mínimo de latencia (retraso) que se requiere en aplicaciones de IoT, hay que acortar la distancia entre los servidores y las aplicaciones. A eso llamamos computación del borde (en inglés: edge computing). Por eso, en las actualizaciones o expansiones de red consideramos que la fibra óptica y la computación del borde son lo que se tiene que adoptar para contar con una red preparada para el futuro.

¿Qué tipo de avances están viendo tanto en el borde como en IoT?

Miguel Santa Ana: En México estamos atrasados todavía porque estamos en una transición para tener la 5G disponible. 5G es necesaria para poder tener un IoT con alto desempeño, optimizado. Aunado a lo anterior, existen otros factores, como ser una sociedad lista para estas nuevas tecnologías o contar con la infraestructura necesaria, para lo cual se tendrán que tomar acciones importantes para poder alcanzar la adopción de esta a mayor velocidad. El aspecto económico también es fundamental, más ahora que no sabemos con certeza cuándo lograremos nuevamente un crecimiento sostenido a porcentajes relevantes.

¿Cómo se vislumbra el futuro de la fibra óptica en México y América Latina?

Miguel Santa Ana: Es un hecho que la fibra óptica es el medio óptimo para continuar satisfaciendo las necesidades de telecomunicación y México, así como el resto de América Latina, no son la excepción, por tal motivo el futuro sigue siendo totalmente prometedor.  La demanda y dinámica de servicios ya no se detienen, la fibra óptica está y seguirá estando como factor esencial para soportarlos.

 ¿Estamos llegando al límite de las velocidades que se pueden ofrecer?

Miguel Santa Ana: La investigación y el desarrollo, tanto de componentes activos como pasivos de red, se mantienen a niveles altos; por tanto, me parece que hoy no podríamos hablar de estar llegando a los “límites”. Como mencioné en la respuesta anterior, la demanda y la dinámica ya no se detienen, así que seguiremos viendo nuevos productos que resultarán en la posibilidad de más altas velocidades. 

Investigue más sobre Red de datos

Close