BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Construyendo bloques de infraestructura convergente

El ecosistema de las plataformas de CI se expande, mientras los centros de datos tratan de que sus productos de hardware se integren entre sí.

Todos los caminos conducen al almacenamiento central de datos para una informática unificada

Las redes de área de almacenamiento (SANs) permiten almacenamiento centralizado y aprovisionamiento de almacenamiento en paquetes de infraestructura convergente (CI) que optimizan los respaldos de información, desastres y otros tipos de protección de datos.

Las infraestructuras convergentes dependen de almacenamiento de datos central vía subsistemas de almacenamiento externos, tales como SANs. La virtualización de almacenamiento optimiza el uso del servidor blade mediante una migración de la carga de trabajo flexible y equilibrada.

La virtualización de almacenamiento crea una reserva de espacio en disco que puede ser suministrada a cualquier servidor. El thin provisioning permite a los administradores crear volúmenes sin comprometer el espacio físico de disco hasta que se escriben datos; el volumen y la capacidad de disco adicionales pueden agregarse a medida que se llena la capacidad disponible. El almacenamiento de información en niveles mueve datos basados en la utilización, los datos mas activos automáticamente los sitúa en discos más rápidos, mientras que datos lentos pueden ser reubicados a discos más lentos y menos costosos.

Los datos de almacenamiento también están protegidos por las imágenes diferenciales, que capturan constantemente los cambios en los datos y las cargas de trabajo para el uso de almacenamiento mínimo. Y todo el contenido de un arreglo de discos se puede replicar a otro ex situ para recuperación ante desastres. Características como la deduplicación de datos, cuando se disponga de un producto de CI, reducen enormemente las demandas de almacenamiento total de la empresa evitando datos redundantes.

La virtualización de servidores beneficia al hub de CI con el hardware

La virtualización es un elemento fundamental de cualquier infraestructura convergente (CI). La utilización creciente de servidor, el balanceo de carga de trabajo conveniente y la protección de datos eficiente que ofrece la virtualización es adecuada para las implementaciones de nube privada, un uso clave para los productos de CI.

La virtualización aísla y resume aplicaciones desde el hardware subyacente mediante una capa de software. Esto permite que un servidor aloje múltiples cargas de trabajo simultáneamente. Aumenta la utilización del servidor de niveles tan bajos como el 10% a casi el 100% en algunos casos.

La virtualización permite no sólo que unos pocos servidores hagan el trabajo de muchos, sino que la abstracción entre la aplicación y el hardware también permite la migración de la carga de trabajo entre servidores. Esto equilibra las cargas de trabajo y el tráfico de red.

Las imágenes y la replicación también protegen las máquinas virtuales mejor que el respaldo tradicional.

Los adoptadores de CI pueden seleccionar varios hipervisores incluyendo VMware vSphere o Microsoft Windows Server 2012 R2 con virtualización Hyper-V activado. Otros hipervisores, como por ejemplo Citrix XenServer, también pueden ser desplegados, pero los administradores deben considerar factores tales como los sistemas operativos, las exigencias de cada aplicación, los costos de licencias y soporte, la experiencia personal en TI y así sucesivamente. Mientras que las implementaciones de multi-hipervisor son posibles, son raras en las implementaciones de CI, que promueven la simplificación y la sencillez.

Construyendo desde la base de la infraestructura convergente

Quienes adoptan la infraestructura convergente (CI) tienen un creciente ecosistema de software y un mecanismo de opciones para aumentar su despliegue. Áreas destacadas incluyen software de nube, seguridad, protección de datos y aceleración de datos.

La convergencia de infraestructura permite servicios en la nube dentro del centro de datos, como una nube privada o una nube que se integra con los recursos de la nube pública para formar una nube hibrida. Los servicios en la nube añaden otra capa de software, ya sea el sistema abierto de nube (OCS) de OpenStack, una plataforma de una nube hibrida de CloudVelocity, infraestructura de nube de Red Hat o alguna otra oferta.

Con los sistemas llave en mano altamente automatizados como CI, es fácil pasar por alto la seguridad. Para aumentar la protección contra malware, autenticación de usuario y cumplimiento, se deben añadir herramientas de seguridad de terceros como CloudMinder single sign-on, una solución de autenticación y gestión de identidades de CA. Estas herramientas son particularmente importantes en entornos de nube híbrida donde se intercambian datos entre infraestructuras de nube públicas y privadas.

Aunque los productos de infraestructura convergente utilizan una red de almacenamiento centralizada [storage area network (SAN)], las empresas pueden proteger contra datos o pérdidas una máquina virtual con herramientas adicionales, a menudo con el proveedor de CI. Estas también permiten centros de datos para replicar datos entre sitios remotos para recuperación ante desastres (DR). El respaldo basado en la nube y los servicios de DR son otra opción.

Una red CI es una red intensiva, con múltiples cargas de trabajo de intercambio de datos con localizaciones de computación y almacenamiento de información locales y remotas. Demandas de tráfico remoto fácilmente abruman el ancho de banda de red de área amplia (WAN).

Este artículo se actualizó por última vez en marzo 2014

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close