WrightStudio - stock.adobe.com

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Con la TD del estado, el rol del funcionario público debe evolucionar

También en el sector público la transformación digital requiere un cambio cultural y de mentalidad, tanto de líderes, como de funcionarios y ciudadanos, dice Marushka Chocobar.

La transformación digital de un país lleva consigo políticas, actores, estrategias y un enorme cambio cultural. En el Perú, la Secretaría de Gobierno y Transformación Digital de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), a cargo de Marushka Chocobar, es el organismo responsable de la rectoría sobre las acciones del estado correspondientes con transformación digital (TD), la implementación de la política de TD, la articulación de los participantes, el establecimiento de una gobernanza clara y el logro, finalmente, de los objetivos establecidos hacia el 2030.

En la segunda parte de esta entrevista exclusiva, la funcionaria explicó de qué se trata la agenda digital en la que están trabajando, cómo funcionará la Plataforma Nacional de Gobierno Digital –que mejorará la productividad del estado y podría socavar las raíces de la burocracia–, así como los avances en conectividad y educación digital, y la importancia de la ciberseguridad en todos estos esfuerzos.

Nota del editor: La entrevista fue dividida en dos partes, por cuestiones de longitud y claridad. Esta es la segunda parte; puede revisar la primera aquí.

¿En qué consiste la agenda digital de Perú? ¿Cuáles son los objetivos clave? ¿Tienen indicadores clave (KPI) para medir sus avances?

Marushka Chocobar

Marushka Chocobar: La agenda digital es prácticamente la política digital. En la política tenemos ya un detalle de los lineamientos, de los objetivos, y un mayor enfoque de hacia dónde queremos llegar. Ahorita, además, tenemos una Agenda Digital del Bicentenario que tiene 21 compromisos, de los cuales ya hemos avanzado casi el 95% dado que son bien puntuales.

Entonces, la política es la gran agenda digital, y luego vienen las estrategias, que representan cómo se apalanca esta agenda. Hay una plataforma de indicadores, indicadores.digital.gob.pe, y hay 18 compromisos en los que las entidades públicas tienen que avanzar, que van desde nombrar al líder digital, hacer el plan de gobierno digital y todo lo que eso involucra, migrar a gob.pe, entre otros. Además, tenemos los indicadores internacionales: el indicador de la ONU que mide talento, conectividad y servicios digitales; el de la ITU de ciberseguridad; el de datos abiertos del barómetro; el de competitividad digital; y el índice de innovación general con enfoque en innovación digital, entre otros.

¿Hasta dónde han llegado en la implementación de la Plataforma Nacional de Gobierno Digital y cuándo esperan tenerla completa?

Marushka Chocobar: La plataforma ya comenzó su implementación. Se adjudicó ese proyecto en mayo, comenzó su implementación en julio, y esperamos terminar con la migración a finales de noviembre o diciembre con la implementación del software. En esta plataforma podrán implementarse proyectos complejos, como la historia clínica digital del SIS (Seguro Integral de Salud), del MINSA (Ministerio de Salud) y de EsSALUD (el sistema de seguridad social). También el expediente judicial electrónico, para la interoperabilidad de la reforma de justicia y del sistema de justicia penal, que son los primeros grandes proyectos en integración de datos e interoperabilidad sobre esta plataforma. La capacidad es mucha más. En este momento, estamos armando contingencias en las regiones porque todos los centros de datos están en Lima. De esta forma garantizar una buena arquitectura del estado.

¿Cómo han avanzado en el tema de la conectividad?

Marushka Chocobar: En temas de conectividad, la tarea la tiene el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), y coordina con PCM esos avances en cuanto a la conectividad como un ámbito de la transformación digital. Sin conectividad no avanzamos.

Este año hemos avanzado mucho más que en años anteriores, pero tenemos todavía en el Perú más del 70% de las zonas rurales no conectadas y más del 60% de la selva no conectada, según reportes del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Ello constituye un enorme reto, en medio de la crisis sanitaria. En ese sentido, y hablando nuevamente del esquema de gobernanza digital, existe el Comité de Alto Nivel por un Perú Digital Innovador y Competitivo (donde está el MTC), que reporta esos avances al presidente del Consejo de Ministros. Lo que nos falta es poder articular mejor esto para que sea [un esfuerzo del sector] público y privado. Solos, como estado, no vamos a lograr la conectividad nacional; es fundamental el apoyo del sector privado, sin duda.

¿Hasta el momento qué entidades y servicios del estado ya se han digitalizado y hasta dónde se ha avanzado en este aspecto?

Marushka Chocobar: 100% digitales, ninguna aún. Hay algunas [que están más avanzadas] que otras, como por ejemplo SUNAT, EsSalud, la OEFA (Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental); OSINERGMIN (Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería); OSIPTEL (Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones), que aprobó su plan de transformación digital hace poco. Son entidades que están enfocadas en teletrabajo. Nosotros también, y estamos migrando hacia modalidad de espacios compartidos para hacerlo más eficiente.

El avance en mejorar la productividad del estado también incide en disminuir la burocracia, que suele ser un problema contra el que todos los estados luchan.

Marushka Chocobar: Totalmente, y ahí es donde tenemos uno de los principales retos. O sea, un sistema de gestión documental hace que varios puestos ya no sean indispensables en ese tema operativo. Y ahí es donde debemos tener otra vez ese cambio cultural para impulsar una evolución del rol del funcionario público. 

¿Cuánto han avanzado en temas de educación digital? Que resulta vital, especialmente en estos tiempos de pandemia…

Marushka Chocobar: Ya teníamos un reto central antes de la crisis sanitaria: los profesores no estaban preparados para los temas digitales. Cuando ocurre [la pandemia], se les entregaron paquetes a los maestros; liberamos tablets; implementamos contenidos en radio, televisión, internet; y nos preocupamos de manera genuina por conectar los hogares. Nuestra preocupación, como país,  era conectar el colegio y que tuviera su aula de innovación, pero ahora es conectar los hogares.

¿Crees que los cambios políticos y de gobierno afecten los cambios que está haciendo la secretaría?

Marushka Chocobar: Sin duda, pero hay una fórmula importante que es lo que comentaba de la capilaridad. Que los ciudadanos valoren una plataforma sencilla, que no le consume datos en el celular, que devuelve un dato de valor, que indica cuándo te toca vacunar y casi casi qué vacuna te van a poner (ahorita estamos viendo una posibilidad de que podamos mostrarle a la ciudadanía dónde hay centros de vacunación vacíos para que la gente vaya)… Cuando ya le has dado ese empoderamiento a la ciudadanía, ellos manifiestan en las redes sociales su disconformidad o satisfacción con aquello que el estado hace, en general. Creo que ningún ciudadano va a permitir que demos marcha atrás en educación digital y conectividad.

Es fundamental también el tema de la seguridad y la privacidad. ¿Cómo están manejando el minimizar los riesgos?

Marushka Chocobar: En Perú existe el Centro Nacional de Seguridad Digital. En este centro nacional hay cuatro ámbitos y un brazo ejecutor. Los cuatro ámbitos son: la ciberdefensa (que trabajamos con las Fuerzas Armadas); la ciberinteligencia (que trabajamos con la Dirección Nacional de Inteligencia); la ciberdelincuencia (con la Dirección de Delitos Informáticos y el Poder Judicial); y todo lo que involucra la ciberseguridad propiamente dicha, que es el despliegue de tecnología para prevenir los ciberataques en las entidades públicas. Todo esto tiene un eje transversal de contacto con la ciudadanía y con el sector privado.

El Centro Nacional de Seguridad Digital articula con todos los ámbitos. Hay capacidades a nivel nacional, y deben ser unas 300 personas extendidas porque cada entidad pública tiene un oficial de seguridad digital y las empresas privadas también, y [todos ellos] le reportan al centro los incidentes o lo que suceda en materia de seguridad digital. Pero considero que nos falta un empuje para que exista una mayor toma de conciencia con respecto a la inversión que se tiene que hacer en temas de seguridad digital.

Investigue más sobre Estrategias y tips de gestión

Close