Sergey Nivens - stock.adobe.com

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

¿Cómo saber si es tiempo de contratar servicios administrados en su empresa?

Tercerizar los servicios del área de TI puede permitir a una empresa mejorar su productividad y rentabilidad, al concentrar los esfuerzos de su equipo interno en tareas cruciales para el negocio.

Una mañana cualquiera, una empresa se topa con una crisis de pesadilla. Debido a las fuertes lluvias estacionales, un apagón en la zona provocó que se quedara sin energía todo el edificio… lo único que funciona es el pequeño cuarto de cómputo que hace las veces de centro de datos de la empresa. Con el tiempo corriendo para los no-breaks, el equipo de sistemas se apresura a respaldar la información generada desde la última copia de seguridad, un mes atrás.

Los empleados se quejan por no poder trabajar. Algunos, brincando los controles de seguridad de la red empresarial, utilizan sus dispositivos personales para enviar correos, para lo cual han guardado en sus móviles personales información sensible de la empresa, como bases de datos de contactos y precios de productos, información que también es respaldada en automático en la nube de su prestador de servicios de telefonía.

Hasta ese momento, la empresa no ha sufrido fallos de gravedad. Pero conforme más y más organizaciones se suman a la ola de la digitalización, esta empresa también deberá transformarse para no quedar atrás de la competencia. Y si bien la compañía debe actualizarse tecnológicamente, una mayor dependencia de los sistemas también implica nuevas vulnerabilidades.

A esta organización le queda claro que debe proteger sus sistemas contra fallos, que debe contar con esquemas de continuidad de negocio, de restauración de datos y de aseguramiento de la información que sale de la empresa. Es hora de contratar servicios administrados de tecnología.

El objetivo de los sistemas tecnológicos es ayudar a que los procesos de negocio sean eficientes. Hoy en día, en todas las organizaciones, se exige que los diferentes departamentos entreguen más y mejores resultados con menos esfuerzo e inversión. Y el área de tecnologías de información (TI) no se escapa de esta consigna. Tercerizar algunos servicios permite cubrir las necesidades de TI de forma efectiva.

Más allá del outsourcing, el concepto de Servicios Administrados le permite a las empresas tener mayor flexibilidad en sus actividades y tiempos de entrega. La idea es delegar a un proveedor de servicios administrados (MSP, por sus siglas en inglés) la responsabilidad de la continuidad de las operaciones mientras que el personal interno de TI se dedica a tareas más críticas.

Algunos de los servicios que suelen delegarse incluyen la distribución de contenido, alojamiento de correo, almacenamiento de datos, procesos de recuperación en caso de desastre, monitoreo de redes, gestión de la relación con clientes y la seguridad de la cadena de suministro.

Este tipo de servicios pueden requerir de una rápida solución de problemas, por lo que es recomendable buscar un proveedor que cuente con soluciones de misión crítica para resolver los retos de negocios más exigentes. Si se implementa la tecnología sin una planificación adecuada, las organizaciones se ponen en riesgo. Por ello, un buen esquema de Servicios Administrados debe basarse en un acuerdo de nivel de servicio (SLA) en el que se especifiquen las necesidades tecnológicas de la empresa, así como sus niveles de calidad y parámetros de medición y control.

Algunos de los beneficios palpables para las organizaciones que buscan tercerizar sus servicios de TI incluyen:

  • Reducción de costos
  • Mayor eficiencia en las operaciones
  • Incremento de la productividad
  • Capacidad de respuesta ágil a los cambiantes retos del mercado
  • Capacidad de expansión de negocios a otros mercados
  • Actualización de la plataforma tecnológica
  • Cumplimiento con políticas y regulaciones
  • Mejora de los mecanismos de seguridad de la información
  • Mejor respuesta a las necesidades de los clientes y socios de negocio

Razones de peso

La empresa del ejemplo mencionado inicialmente requería de apoyo para realizar constantemente copias de seguridad, un hospedaje confiable para almacenar esas copias de seguridad así como otro tipo de información que podría ser requerida para la continuidad del negocio ante un posible incidente que interrumpiera las operaciones; necesitaban garantizar la disponibilidad de los sistemas de producción, y asegurar los datos sensibles de la empresa, a través de herramientas de colaboración confiables y protegidas. La empresa no tenía los recursos humanos ni la capacidad tecnológica para atender todas estas problemáticas.

Pero la contratación de un MSP les permitiría resolver estas necesidades de forma óptima. Entre los argumentos ganadores, destacan:

  1. Costos controlados, acordes a lo que cada cliente requerirá de infraestructura tecnológica.
  2. Flexibilidad de servicios personalizados para la operación de cada empresa.
  3. Capacidad incremental de recurso humano con personal del MSP bajo demanda.
  4. Fortalecimiento de la infraestructura al aprovechar la plataforma tecnológica del proveedor, ya sea in situ o en la nube.
  5. Soporte a través de Mesas de Ayuda, Soporte Remoto o en Sitio, Mesa de Monitoreo hasta un ingeniero asignado de tiempo completo.
  6. Posibilidad de incrementar los niveles de servicio conforme se requiera.
  7. Sustentabilidad y compromiso verde. Con los Servicios Administrados es posible optimizar los costos de carga eléctrica, climatización y de espacio físico mediante la implementación de soluciones que permiten el desarrollo de servicios virtualizados y/o centralizados
Este artículo se actualizó por última vez en agosto 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close