Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Cómo realizar una actualización de centro de datos exitosa

Cuando el hardware del centro de datos se vuelve obsoleto, hay algunas opciones. Estas son formas en que los administradores pueden garantizar que una migración sea eficiente y se minimice el tiempo de inactividad.

Una actualización del centro de datos es como un proyecto de remodelación del hogar; requiere planificación, un...

presupuesto y cierta delicadeza para garantizar que la infraestructura existente no se dañe en el proceso. También existe la opción de omitir la remodelación por completo y dirigirse a un condominio con tarifas de asociación de propietarios.

Los administradores deben tomar algunas decisiones importantes antes de decidir abordar una actualización del centro de datos. Es un proyecto costoso, lento y riesgoso, y en la era de la nube a veces es innecesario. Si los administradores deciden que actualizar el centro de datos es la mejor ruta, deben saber cómo hacer que el proceso sea fácil.

Cuándo moverse a la nube o a colocación

El debate entre la nube pública versus infraestructura local no tiene fin, pero el argumento pro-nube se está fortaleciendo. Hace unos años, los centros de datos locales eran necesarios para mantener un nivel de seguridad que la nube no podía proporcionar; pero ahora, los proveedores de nube pública están ofreciendo protocolos de mayor seguridad para cumplir con las estrictas leyes de protección de datos.

Los administradores también deben considerar el precio de la actualización. El hardware costoso podría no valer la pena si la organización está dispuesta a sacrificar un nivel de control a un proveedor de la nube. Además, un proveedor en la nube puede ofrecer más soporte y mantenimiento de TI de lo que una pequeña y mediana empresa puede permitirse mantener en casa.

Sin embargo, los administradores no deberían simplemente migrar a la nube sin determinar el ancho de banda de red necesario. Los proveedores de la nube necesitan compartir el tráfico de internet con otros inquilinos, lo que puede poner tensión en los recursos de red individuales.

Las organizaciones también deben considerar las instalaciones de colocación para reducir los costos de equipos de refrigeración, personal, hardware y mantenimiento. El tema del control, sin embargo, una vez más entra en juego. TI tiene un personal de soporte al que llamar cuando se produce el tiempo de inactividad, pero no tienen control sobre el tiempo que lleva remediar el problema. Y si una organización no evaluó correctamente el acuerdo de nivel de servicio con un proveedor de colocación, entonces TI puede tropezar con cargos ocultos o limitaciones cuando se produce un problema.

Para evitar estos problemas, los administradores deben determinar qué cargas de trabajo, si las hay, pertenecen a una instalación de colocación. También deben hacer un plan de recuperación de desastres en caso de un apagón.

Cómo prepararse para una actualización del centro de datos

Si los administradores deciden mantener las cargas de trabajo en las instalaciones y actualizar el hardware, deben asegurarse de que no se produzcan tiempos de inactividad. O, si lo hace, deben asegurarse de que no afecte las cargas de trabajo de misión crítica.

Tradicionalmente, los administradores pueden informar a los usuarios finales con anticipación acerca de una actualización y desconectar las cargas de trabajo durante las horas no laborables. Pero este método no es posible para organizaciones con empleados remotos u organizaciones globales que abarcan varias zonas horarias. En estos casos, los administradores deben mover las cargas de trabajo afectadas a una nube pública y redireccionar el tráfico antes de iniciar la actualización.

Los administradores también deben realizar pruebas previas a la actualización en las nuevas versiones de software que planean usar. Los administradores pueden realizar el proceso de actualización del centro de datos en un entorno de laboratorio para examinar errores y problemas de compatibilidad. Los proveedores de servicios pueden ayudar con este proceso para organizaciones que carecen de los recursos internos necesarios.

Hacer actualizaciones cuidadosamente

Los administradores deben reemplazar el hardware del centro de datos con redundancia para evitar la pérdida de datos. Por ejemplo, los administradores que necesitan reemplazar un conmutador de red deben tener un conmutador secundario instalado antes de que ocurra el reemplazo para evitar la pérdida de conectividad.

Microsoft diseñó los servidores de Windows como clústeres de conmutación por error que admiten actualizaciones continuas para abordar esta situación. Los administradores pueden realizar el proceso de actualización de modo que solo un nodo de servidor a la vez esté fuera de línea. Sin embargo, los administradores deben asegurarse primero de que el clúster que intentan actualizar pueda ejecutar sus cargas de trabajo sin un nodo de clúster.

Los administradores también deben establecer un flujo de trabajo para el proceso de actualización del servidor. Las cargas de trabajo más críticas no son necesariamente las primeras que deben migrar. A menudo tiene más sentido migrar primero las cargas de trabajo menos importantes para garantizar que las técnicas de migración funcionen correctamente.

Este artículo se actualizó por última vez en noviembre 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close