NicoElNino - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Cómo pueden contribuir las TIC a cumplir los objetivos de la ONU

Tecnologías como blockchain e inteligencia artificial podrían ayudar a los países a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible emitidos por las Naciones Unidas.

El 25 de septiembre de 2015, los 193 países que integran la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobaron una resolución para definir 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), enmarcados en la Agenda 2030, estableciendo así un plazo para cumplir el reto más ambicioso que hasta ahora se ha planteado este organismo. Si bien es verdad que los grandes retos globales no pueden ser acometidos con soluciones rápidas y sin estrategia previa, existen objetivos que quizás no admitan una espera de 15 años para ser abordados y se conviertan en un gran problema antes de 2030.

Los ODS actúan sobre una lista propia de metas, algunas medibles y otras expresadas como mejoras sustanciales o incrementos. Para ello, se involucran gobiernos, organizaciones internacionales y líderes mundiales, sin olvidar a la ciudadanía, a la que se llama a colaborar desde la propia página de la ONU.

Los organismos y agencias de Naciones Unidas han incluido estos objetivos en sus agendas, identificando cómo sus políticas, programas y proyectos contribuyen a la consecución dichas metas. Además, están midiendo su grado de contribución y exponiéndolo públicamente, mostrando un nivel de transparencia y responsabilidad importante.

¿Cómo pueden contribuir las TIC?

Tanto las tecnologías establecidas como las emergentes tienen un amplio grado de aplicabilidad a los distintos ODS. La Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) ha definido 11 líneas de acción que van desde las infraestructuras, los e-health, e-learning o e-science y su impacto en los ODS. Sin embargo, es en las tecnologías emergentes donde podemos encontrar casos de uso disruptivos y con impacto directo.

Por ejemplo, aplicando la tecnología blockchain sería posible controlar toda la cadena de suministro de alimentos y mejorar los costosos esfuerzos de recuperación de alimentos que, en ocasiones, son necesarios para detener la propagación de enfermedades.

En esta misma línea, la inteligencia artificial también puede contribuir a revertir el contagio de enfermedades y, con ello, reducir dramáticamente la carga de infraestructuras de salud pública con recursos limitados en todo el mundo.

En el ámbito medioambiental, contemplado desde varios puntos de vista en los ODS, organizaciones como: “The Plastic Bank” ofrece tokens digitales asegurados por blockchain para el intercambio de plásticos reciclados. Su objetivo es detener el flujo de plástico en nuestros océanos recompensando a quienes reciclan.

Y la división de la ONU en pro de los derechos y el cuidado de los niños, UNICEF, utiliza la ciencia de datos para ayudar a rastrear refugiados de los países en conflicto bélico.

Estos son sólo algunos ejemplos, pero seguramente surgirán más alternativas conforme las naciones adheridas a la ONU busquen cumplir con los requerimientos de los ODS.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close