FotolEdhar - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Comercio electrónico y administración del contenido trabajan de la mano en Brasil

Gestión de contenidos, infraestructura, tercerización e eCommerce impulsan la economía brasileña.

Contar con una correcta gestión de la información, permite organizar datos, usuarios, elementos, procesos, rutinas, y lo más importante, ofrece la posibilidad de ofrecer un excelente contenido a cada de unas de las áreas involucradas.

Brasil, al igual que otros países del mundo, pasa por una compleja mezcla de factores que alteran la economía mundial, muchos de ellos impulsados principalmente por las nuevas herramientas tecnológicas.

Esto ha producido efectos interesantes en diversos tipos de negocios. Si en el siglo pasado muchas compañías controlaban prácticamente toda la cadena productiva de sus productos, hoy la tendencia mundial es que cada vez más empresas opten por tercerizar los servicios considerados secundarios, con la finalidad de que puedan enfocarse más en la actividad final de sus negocios, lo que en la industria se conoce como las competencias centrales.

Los negocios de los más diversos segmentos vienen adoptando esa estrategia, manteniendo internamente aquello en lo que realmente se diferencian y dejando a terceros todo lo que puede ser hecho de forma mejor, más rápida y más barata.

Ya que es una tendencia mundial que pasa por compañías de los más diversos sectores, se espera ver que muchas empresas apuesten por usar procesos digitales que ofrezcan servicios especializados y de valor, no solo para el sector de TI, sino también para las áreas de administración, seguimiento de datos y comercio electrónico.

Los consumidores son cada vez más exigentes y demandan más de los servicios que han contratado, por tal motivo surgen una nueva realidad: las empresas ya no pueden apostar a controlar todos sus procesos. Por eso, muchas de ellas vienen recurriendo a soluciones externas para la realización de procesos específicos, entre ellos, la gestión de infraestructura de hospedaje, mantenimiento, almacenamiento de datos y gestión de contenido.

La utilización de una infraestructura para la gestión de cientos de campañas, sitios web e incluso correo electrónico de clientes, ya no es sólo una cuestión de diferenciación para las empresas. Con el alto nivel de competencia actual, tener un equipo interno cuidando sólo de esas asignaciones significa gastar recursos preciosos, que podrían revertirse en esfuerzos creativos u otras actividades centrales. Ante este escenario, no faltan motivos por los que las organizaciones opten por subcontratar la gestión de sus infraestructuras y servicios.

A continuación, se enlistan algunas de las razones que las empresas brasileñas consideran más importantes:

Disminución de gastos

Si una empresa decide gestionar por sí misma su infraestructura de hospedaje, acaba enfrentándose a un punto crítico: la gestión de ese tipo de infraestructura es compleja y requiere profesionales extremadamente capacitados. Al utilizar soluciones que realizan este tipo de gestión, se ahorran recursos preciosos, que pueden pasar a invertir en otras áreas.

Más calidad para los clientes

Una solución especializada significa más desempeño, estabilidad y resultados para los clientes, ya que la organización podrá enfocarse en crear contenidos importantes, mientras que la solución se ocupa de la entrega del contenido a los clientes y usuarios de la mejor manera posible.

Foco en la actividad principal

Como ya se ha dicho, en la competitiva economía actual es necesario que las empresas se esfuercen en producir valor a partir de lo que realmente son sus experiencias. Para agradar a los clientes del siglo XXI es necesario entregar un valor superior, lo que sólo puede alcanzarse con mucho foco. Si una empresa invierte muchas horas al día administrando infraestructura, está dejando de crear estrategias para comprometer y fidelizar a los clientes.

Soporte de expertos

Con una solución tercerizada cuidando la parte de infraestructura, las organizaciones disponen de profesionales especializados para la resolución de cualesquiera problemas que ocurran. Estas soluciones y profesionales, por conocer los principales problemas por los que pasan alguna determinada área de negocio, pueden incluso ayudarlas en el proceso de toma de decisiones técnicas.

Control y gestión centralizados

Ya es una práctica común poseer diversos proveedores dentro de una organización. Utilizar un socio de infraestructura y de gestión de contenido con control centralizado de aplicaciones hace que las empresas puedan tener mucho más control sobre todos los servicios, ya sean sitios web, correos electrónicos o bases de datos.

El proceso de tercerización ha permitido a las empresas brasileñas, y de todo el mundo, enfocarse en la creación, entrega y monitoreo del valor que entregan a sus clientes. Una correcta gestión de sus infraestructuras significa poder enfocarse en la generación de valor para sus clientes, en lugar de gastar sus energías y potenciales creativos en aspectos técnicos.

Mejor gestión de información y más eCommerce

Durante los últimos años hemos visto un gran impulso por tener una mejor administración, por parte de las áreas relacionadas a las tecnologías de la información, administrativas, dirección, marketing y el comercio electrónico.

Esto ha abierto una amplia demanda de herramientas PIM (Product Information Management), que posibilitan la aplicación de una serie de procesos y tecnologías para la gestión centralizada de datos, particularmente sobre mercancías. También el PIM funciona como un historial de información de las transacciones que muestra los cambios realizados a lo largo del tiempo.

La concentración de estos datos garantiza una actualización correcta para diversos tipos de medios, como sitios web, catálogos impresos, sistemas integrados de gestión (ERP) y boletines para los socios comerciales. Algunas plataformas PIM permiten que la base interna, e incluso los socios de una empresa, puedan consultar y compartir la información de un catálogo en línea.

Con ello se ofrece la posibilidad de tener un acceso fácil a las especificaciones y características de un determinado ítem, facilitando el intercambio de informaciones.

Pasar horas copiando registros para enviar a los socios del comercio minorista es uno de los dolores de los profesionales del sector que pueden ser evitados con ese tipo de herramientas. Normalmente, la información contenida en una plataforma PIM se puede descargar fácilmente, optimizando el tiempo y la productividad.

En general, esta gestión favorece el seguimiento de la información y permite que un sitio de eCommerce tenga acceso a indicadores como las categorías más accedidas por un determinado público, así como el número de descargas, tiempo medio de sesión, tráfico, registros y ediciones de categorías, productos, y aprobación o bloqueo de usuarios nuevos.

Considerando que los sitios de comercio electrónico poseen un gran volumen de ítems y que el contenido de mercancía es uno de los activos digitales más importantes para una compañía, la gestión de esas informaciones se vuelve imprescindible para empresas del sector. Al final, en el ambiente virtual, el consumidor necesita ser atraído por las particularidades de un artículo, y para ello, su presentación es primordial.

Este artículo se actualizó por última vez en abril 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close