Ye Liew - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Colombia apunta al teletrabajo

A partir de la creación de políticas públicas para promoverlo, el teletrabajo comienza a consolidarse como un modelo viable para las organizaciones del país suramericano. Estas son sus claves.

Las empresas colombianas están avanzando a grandes pasos en la adopción del modelo de teletrabajo, como una forma para mejorar la calidad de vida de sus empleados, incrementar la eficiencia en sus procesos y estimular la productividad en todas sus áreas. El número de teletrabajadores en este país pasó de 31.553 en 2012 a 95.439 en 2016, lo que representa un crecimiento de esta tendencia del 202% en los últimos cuatro años. 

Según el Estudio de penetración del Teletrabajo en Colombia, realizado por el Centro Nacional de Consultoría y la Corporación Colombia Digital, en ese mismo periodo también se incrementó en 146% el número de empresas que han adoptado el teletrabajo, al pasar de 4.357 a 10.739 organizaciones. En cuanto a los resultados regionales, las cinco ciudades con mayor número de teletrabajadores en el país son: Bogotá con 55.848; Medellín, 25.081; Cali, 5.723; Barranquilla, 4.713, y Cúcuta, 1.129.

El estudio también muestra que cada organización que ha optado por esta alternativa cuenta en promedio con 9 personas que realizan sus actividades desde su casa o domicilio. Por sectores, servicios (55.168 teletrabajadores) e industria (27.128) se llevan los primeros lugares en la medición. Entre ellos, las áreas con más trabajadores en modalidades flexibles son administrativa y financiera (41%) y comercial / ventas (38%). Respecto al nivel, el 33% está formado por directivos; 63%, por cargos medios, y 37%, operativos.

Estos resultados no han sido gratuitos. Ante todo, el teletrabajo se ha desarrollado en Colombia de la mano del apoyo del gobierno colombiano que ha creado una legislación que busca estimular a las organizaciones a adoptarlo para elevar la competitividad, la calidad de vida de los trabajadores y reducir muchos costos operativos en las organizaciones.

Desde 2008, las leyes colombianas respetan los mismos derechos y garantías laborales entre los trabajadores ‘físicos’ y quienes lo hacen de manera ‘virtual’. Esto les permite acceder a servicios de salud, pensión, riesgos profesionales, y en general, a todo el sistema de Seguridad Social. 

En este caso, la Ley distingue tres clases de teletrabajadores: suplementario, cuando asiste a la oficina dos o tres días a la semana; móvil, para quienes se trasladan frecuentemente entre lugares, y autónomo, cuando trabajan totalmente en sus hogares, como sucede con los ‘freelancers’. Cabe señalar que, según el estudio, el 49% de las empresas utiliza actualmente el teletrabajo suplementario.

Junto a la reglamentación, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones (MinTIC) creó una iniciativa para impulsar este modelo laboral mediante un equipo interdisciplinario de profesionales especializados en tecnología, procesos organizacionales y temas jurídicos. Ellos brindan acompañamiento técnico a entidades públicas y privadas en la implementación del modelo en diferentes regiones del país durante todo el año.

“El objetivo [del grupo de teletrabajo] es masificar esta modalidad laboral en Colombia para incrementar los niveles de productividad en entidades públicas y privadas, generar ciudades más sostenibles, promover la inclusión social e incentivar el uso efectivo de las TIC en el sector productivo”, comentó David Luna, ministro de las TIC, durante la Feria de Teletrabajo 2016, que se realizó a mediados de septiembre en Bogotá y en el cual el gobierno presentó los avances de esta tendencia en Colombia.

Muchas razones y algunos retos

El teletrabajo está encontrando un ambiente propicio para su avance en las grandes ciudades colombianas para su avance. Algunos expertos destacan la posibilidad que brinda de tener mayor balance entre la vida laboral y personal, algo importante para las nuevas generaciones que quieren reducir al mínimo los tiempos muertos en su vida laboral, como el tráfico.

“El contexto actual favorece este tipo de trabajo, las conexiones de internet de alta calidad, las soluciones tecnológicas que proveen las empresas hoy en día y la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo son factores clave para impulsar el teletrabajo”, comenta Miguel Moreno, ingeniero líder en Ventas de Citrix Colombia.

Algo similar opina Christian Onetto, gerente general de Cisco Colombia, quien agrega que el teletrabajo brinda una carga motivacional sobre los colaboradores, que les permite realizar un mejor trabajo. 

“Cuando tú tienes una herramienta que te permite contactarte a salas de reuniones, a proyectos, tener una continuidad en tu día a día laboral es fantástico, porque puedes trabajar en un bus, en un taxi, en tren; pero también puedes tener la posibilidad de tener espacios de trabajo desde tu casa, combinar tu vida entre tu trabajo y las necesidades de tu familia”, comentó Onetto, durante su intervención en la Feria de Teletrabajo 2016.

A pesar de sus beneficios, algunas compañías aún encuentran reparos al momento de adoptar una estrategia de teletrabajo. Los expertos destacan la seguridad de la información sensible de la compañía y encontrar empleados poco productivos cuando no son supervisados como los miedos más citados por los empresarios para no usar este modelo.

“En materia de seguridad, la virtualización de escritorios es clave para tener los datos seguros y centralizados. La información corporativa nunca queda almacenada en los dispositivos desde los cuales se accede, sino que queda segura en el centro de datos y los empleados solo acceden a una imagen de la misma. Las soluciones de administración de movilidad empresarial (EMM) también facilitan el cuidado de los datos permitiendo saber quién accede a la información, desde qué dispositivo y pudiendo eliminar el acceso a los datos si el dispositivo se extravía”, dice Moreno.

En cuanto a productividad, los expertos concuerdan en señalar que el teletrabajo no es un modelo apto para todo tipo de empleados. En este sentido, es necesario que exista coordinación entre las áreas de tecnología y gestión humana para determinar qué colaboradores tienen el nivel de liderazgo adecuado para hacer parte de estas iniciativas y trabajar desde sus hogares de forma autónoma de forma responsable.

En términos de productividad, datos de nuestro estudio también arrojaron que las empresas colombianas que implementaron soluciones de movilidad incrementaron la productividad de sus empleados en un 89%. El teletrabajo es un modelo para todo tipo de empresas, pero no para todos los empleados. Y definir quién es elegible para esta modalidad de trabajo requiere de un trabajo en conjunto entre el departamento de TI y de RRHH y un cambio en el estilo de liderazgo de la organización.

El teletrabajo es un modelo al que pueden acceder todo tipo de compañía, sin importar su nivel de ingresos o el mercado en el cual se desempeña. Lo importante es determinar de forma adecuada aquellas áreas en que debe ser implementado y asesorarse con expertos en temas tecnológicos, legales y de recursos humanos.  

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close