BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Guía Esencial: Claves para mejorar su gestión de proyectos de TI
Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Cinco factores críticos que definen el ROI de los proyectos de TI

Estas consideraciones le ayudarán a obtener una mejor perspectiva al definir el retorno de la inversión en los proyectos de TI.

¿Por qué es tan difícil definir el ROI (retorno de la inversión) para los proyectos de TI?

Lograr el equilibrio adecuado entre la inversión en TI para impulsar la innovación y reducir al mínimo los costos de TI, a la vez que se mantiene un ojo en la identificación y mitigación de riesgos requiere una vigilancia constante.

Al final del día, la forma en que la R en ROI –el retorno– se define y se vincula a la I –la inversión– es clave. Una comprensión clara del valor –tanto para TI como en general, así como para los proyectos específicos de TI– está en el centro de esta relación.

El TI corporativo en la mayoría de las organizaciones se encuentra en algún lugar de los tres ejes de costo, riesgo y valor. La dimensión del costo es la más fácil de cuantificar, y a menudo atrae el mayor foco.

Pero el costo no debe ser la única consideración en el esfuerzo por definir el ROI de los proyectos de TI. Una discusión de los siguientes cinco factores podría ayudar a las organizaciones a obtener una mejor perspectiva y a llegar a un equilibrio óptimo entre el costo, el riesgo y el valor.

Factor 1: Definir el valor del ROIen términos que son relevantes para su organización

No existe una definición precisa de “valor”. Un requisito previo para la definición del caso de negocio para proyectos de TI individuales (así como para la misma área de TI) es la definición del valor en el contexto de su organización. En última instancia, el valor se traduce en información financiera; sin embargo, asegúrese de que el significado del valor está claramente definido en todas las demás dimensiones, incluyendo el riesgo, el costo de la oportunidad, las hipótesis correctas, la innovación, la agilidad y la toma de decisiones adecuadas.

Factor 2: Cada proyecto empresarial de TI es único

A pesar de que el mismo sistema de TI puede haber sido implementado antes en organizaciones similares a la suya, y en el mismo país e industria, estas organizaciones podrían haber adoptado enfoques muy diferentes y experimentado resultados variables. La suposición de que “porque ha funcionado bien allí, estará garantizado que trabaje aquí” debe ser examinado rigurosamente para los proyectos importantes de TI.

Factor 3: Reducir costos es fácil, pero darse cuenta del valor es difícil

Esperar que un equipo de TI con financiación insuficiente, mal estructurado, con la combinación equivocada de capacidades sea capaz de impulsar el valor real para su organización es una suposición que necesita ser revisada. Equipe a su equipo de TI de forma adecuada o seleccione los proveedores de TI que pueden trabajar como verdaderos pares con la organización.

Factor 4: Reconocer que no es solo la responsabilidad de TI definir el ROI de los proyectos de TI

TI puede controlar la I del retorno de la inversión, pero la R es responsabilidad conjunta de TI y la organización en general. Cuando se trata de implementar iniciativas empresariales importantes que dependen de la tecnología, los esquemas de incentivos del personal pueden ser contraproducentes si están mal diseñados. Los planes de incentivos para gerentes de línea de negocio deben ser ajustados para reflejar su responsabilidad en asegurar que los proyectos importantes de TI de la empresa sean eficazmente implementados.

Factor 5: Actualice sus estrategias de gestión de proveedores de TI

El enfoque convencional para la gestión de los proveedores de TI puede no ser adecuado en la entrega de nuevas tecnologías de negocios, emergentes y/o disruptivas. En consecuencia, revise sus estrategias de gestión de proveedores de TI. Sin embargo, evite caer en la trampa de pensar que porque TI es demasiado difícil de manejar o entender, tercerizar las TI es la alternativa más fácil. Podría costarle muy caro en el largo plazo.

Algunas organizaciones todavía se adhieren al modelo de gestión tradicional en el cual TI es una función de servicio a la empresa, y por lo tanto, subordinado a sus demandas. Estas organizaciones potencialmente pierden la oportunidad de oro de que TI precipite, empuje y apoye la innovación y las iniciativas de transformación corporativas basadas en tecnología. Cambiar esta actitud es fundamental si la tecnología entregará el ROI óptimo para su organización.

Acerca del autor: Rob Livingstone es un ex CIO con más de tres décadas de experiencia en el mundo corporativo. Además de ejecutar su práctica de asesoramiento de TI, es autor y comentarista, y proporciona información con autoridad e independientes sobre una variedad de temas de TI, que incluyen tecnologías emergentes, gobernanza y seguridad informática. Rob es el autor del libro “Navegando a través de la nube” y también es un miembro de la Universidad de Tecnología de Sydney, Australia, donde es profesor de liderazgo, estrategia e innovación en el programa insignia MBITM de la escuela. Encuéntrelo en www.rob-livingstone.com o en rob@rob-livingstone.com.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close