BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Cinco errores que evitar al hacer su plan de consolidación de servidores

He aquí algunos errores comunes relacionados con el desarrollo de un plan para la consolidación de servidores que debería revisar.

La consolidación de servidores es uno de los principales impulsores de las empresas que buscan adoptar la virtualización. Las ventajas para consolidar más cargas de trabajo en menos servidores son obvias (reducción de costos de hardware, una gestión más fácil y mejor uso de los recursos), pero todavía hay muchas preguntas difíciles y peligros potenciales cuando está desarrollando un plan de consolidación de servidores. Echemos un vistazo a algunos de los errores más comunes relacionados con el desarrollo de un plan para la consolidación de servidores.

Centrarse demasiado en las tasas de consolidación

Medimos la consolidación de servidores en términos de una tasa de consolidación: el número de máquinas virtuales por servidor físico. Las tasas de consolidación variarán en función de la capacidad de los servidores físicos y los tipos de cargas de trabajo que está buscando virtualizar. El punto importante a recordar es que si bien puede ser posible una tasa más alta, puede que no sea lo mejor para el negocio. Simplemente presionando para lograr las tasas de consolidación más altas posibles dejará a los servidores sobrecargados o incapaces de reiniciar las cargas de trabajo de servidores que han fallado, en el caso de un desastre. En última instancia, identificar su tasa ideal de consolidación de servidores es un acto de equilibrio.

Exceso de consolidación

Cuando se trata de consolidación, puede tener demasiado de algo que es bueno. Aumentar sus niveles de consolidación hasta el punto en el que no tiene suficiente capacidad de reserva para manejar una falla en el servidor puede dejar a su centro de datos paralizado mientras lucha para aprovisionar un nuevo servidor o hacer reparaciones. El exceso de consolidación puede limitar su capacidad para migrar máquinas virtuales (VM) y balancear cargas de trabajo. El exceso de consolidación también puede perjudicar el rendimiento de aplicaciones, las que se pueden lentificar a medida que las máquinas virtuales compiten por los limitados recursos.

Volverse complaciente con sus niveles de consolidación

Es común que las organizaciones desplieguen la virtualización en un enfoque escalonado, comenzando con  sistemas de prueba y desarrollo antes de pasar a las cargas de trabajo de producción y de misión crítica. Sin embargo, si toma el primer paso y virtualiza un puñado de servidores, pero nunca vuelve a evaluar su plan de consolidación de servidores, se está perdiendo. Una de las maneras más simples para aumentar su nivel de consolidación es reemplazar los servidores antiguos con nuevos servidores con mayor capacidad, que puedan manejar más cargas de trabajo. Si no está listo, o no tiene el presupuesto para reemplazar completamente un servidor, enfóquese en mejorar la memoria, lo que le permitirá sacar el mayor partido a su inversión. Si simplemente no tiene ningún dinero para gastar, reevaluar sus niveles de asignación de recursos para sus VM y establecer límites puede liberar recursos suficientes para agregar máquinas virtuales adicionales.

Olvidarse de abordar la expansión de VM

Saltar hacia la virtualización sin una estrategia para controlar la expansión de VM puede llevar rápidamente a problemas. La razón por la que muchas personas son víctimas de la expansión de VM es que se tarda meses o años para desarrollarse, construyéndose calladamente hasta que se manifiesta en un gran problema. Afortunadamente, puede prevenir la expansión antes de que suceda haciendo de la gestión del ciclo de vida de las VM una parte de su plan inicial de consolidación de servidores.

No considerar las necesidades de conmutación por error y migración

Hay dos enfoques básicos para el diseño de un plan de consolidación de servidores: dejar capacidad disponible en cada servidor, o tener servidores de repuesto esperando para cuando se necesite una conmutación por error o migración. Ambos enfoques funcionarán, pero realmente se reduce a cuáles son sus necesidades de conmutación por error y migración. Dejar capacidad sobrante en cada servidor crea la flexibilidad de la migración en vivo de las cargas de trabajo, con el fin de equilibrar el uso de recursos o actualizar un servidor sin poner un nuevo sistema en línea. Sin embargo, maximizar la consolidación y mantener servidores de repuesto para las necesidades de conmutación por error a menudo puede significar una mejor utilización de los recursos. También es necesario tener en cuenta su carga de trabajo en el desarrollo de su plan de consolidación de servidores. Si tiene una aplicación muy exigente, puede que tenga más sentido tener un servidor de repuesto en espera en lugar de dejar sin uso un gran porcentaje de un servidor en ejecución.

Este artículo se actualizó por última vez en enero 2014

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close