sheelamohanachandran - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Cinco cambios pospandemia en los lugares de trabajo por preocupaciones de seguridad

La pandemia de COVID-19 ya ha tenido un efecto profundo en los lugares de trabajo. Aquí hay cinco de esos cambios y lo que significan para los equipos de Recursos Humanos.

La idea de personas sentadas juntas en la oficina o dándose la mano al comienzo de una entrevista de trabajo ya parece un recuerdo lejano. El lugar de trabajo pospandemia es un lugar muy diferente de lo que lo precedió.

La seguridad de los empleados y la percepción de la seguridad de los empleados se han vuelto primordiales, y los equipos de Recursos Humanos se encuentran en una situación en constante cambio.

En algunos casos, los cambios en el lugar de trabajo son obvios, como el uso de máscaras y espacios de trabajo protegidos. En otros casos, los cambios son más sutiles, ya que RR.HH. ayuda a los empleados a adaptarse a nuevas tecnologías como los relojes sin contacto y las herramientas de programación.

A continuación, presentamos cinco cambios que caracterizan un lugar de trabajo pospandemia.

1. Las expectativas de seguridad de los empleados impulsan el diseño del espacio de trabajo

Si bien una cosa es que los equipos de Recursos Humanos sigan las pautas de reapertura, también deben asegurarse de que los trabajadores acepten cualquier cambio que implementen.

Los empleados esperan que RR.HH. tome precauciones para su seguridad, dijo Susan Baranowski, directora corporativa de Recursos Humanos en Refined Hospitality, una empresa de gestión de estilo de vida de lujo con sede en New Hope, Pensilvania.

Algunas de estas precauciones pueden incluir la eliminación de los electrodomésticos compartidos, así como la implementación de pasillos de un solo sentido y el cierre de salas de conferencias.

También existen importantes razones comerciales para satisfacer las preocupaciones de la fuerza laboral sobre COVID-19.

«Usted quiere que los empleados se sientan bien con esto porque eso se traduce en servicio», dijo Baranowski. «Si sienten que ha tomado todos los pasos para asegurarse de que van a poder hacer su trabajo de manera segura, eso se traducirá en una sensación de seguridad para [sus clientes] también».

2. La programación del horario se vuelve más compleja

El riesgo de contraer el virus aumenta con la cantidad de personas en un espacio al mismo tiempo.

Minimizar el contacto, ya sea entre empleados como grupo o entre empleados y clientes, implica más que reconfigurar los espacios de trabajo, dijo Pete Tiliakos, analista principal de la firma de análisis NelsonHall, con sede en Boston.

Existe una serie de nuevas pautas de seguridad para el regreso al lugar de trabajo, y algunas empresas están limitando la cantidad de trabajadores que pueden ocupar una instalación a la vez. Por ejemplo, Facebook planea limitar la ocupación de su lugar de trabajo al 25% una vez que vuelva a abrir.

Para lograr esto, RR.HH. debe tener gerentes distribuidos en turnos. Esto podría significar que más personas trabajarán durante lo que alguna vez se consideró fuera de horario. Si la práctica se generaliza, los cónyuges pueden encontrarse con horarios conflictivos o desafíos de cuidado infantil que no tenían antes.

El impacto en las familias podría empujar a muchos empleadores a proporcionar incentivos financieros para aquellos asignados a nuevos turnos, dijo Tiliakos. Al asignar a un empleado un turno no deseado, los equipos de RR.HH. tendrán que recompensarlo por realizarlo.

3. El seguimiento de los empleados aumenta

Aunque las preocupaciones por la privacidad están aumentando, es probable que las iniciativas de recopilación de datos sobre la salud de los empleados se expandan en el lugar de trabajo pospandemia.

Los sistemas de Recursos Humanos y las herramientas más nuevas pueden recopilar información pasivamente sobre la salud de los empleados, la proximidad y los horarios de los turnos, y luego RR.HH. pueden usar esos datos para crear horarios y asignaciones más seguros en el lugar de trabajo, dijo Tiliakos.

También pueden usar esos mismos datos para rastrear contactos si alguien se enferma.

Algunas herramientas ya usan datos de programación para determinar con quién ha entrado en contacto un empleado, dijo Tiliakos. Si un trabajador da positivo por el virus, los gerentes pueden determinar rápidamente a quién se debe notificar para que puedan someterse a su propia prueba o tomar los siguientes pasos obligatorios.

Las empresas también deberían actuar más rápidamente sobre los datos de salud que en el pasado, dijo Baranowski. Por ejemplo, RR.HH. debe alentar a los trabajadores que informan fiebre a tomar las precauciones adecuadas.

«Una fiebre no significa necesariamente que alguien haya estado expuesto y haya dado positivo [para COVID-19], pero queremos que tomen las medidas adecuadas por precaución, no solo por su salud y bienestar, sino para tranquilizar las mentes de todos sus compañeros de trabajo», dijo.

Para ayudar a monitorear a los empleados para ayudar a respaldar la seguridad, la tecnología de monitoreo podría volverse popular en el lugar de trabajo.

Por ejemplo, Pathfinder, con sede en el Reino Unido, ahora ofrece dispositivos de seguridad portátiles diseñados para ayudar a los trabajadores a cumplir con los requisitos de distancia física mediante la búsqueda de colegas cercanos. Un producto similar, la pulsera Halo, de la empresa Proxxi con sede en Vancouver, está diseñada para vibrar cada vez que alguien que lleva otra pulsera se acerca a dos metros.

La tecnología de monitoreo puede ayudar a los equipos de RR.HH. a saber dónde está un empleado y cuántas personas hay en la sala, dijo Chad Sowash, consultor de la industria de reclutamiento y coanfitrión de Chad & Cheese: HR's Most Dangerous Podcast.

4. Los lugares de trabajo sin contacto se convierten en la norma

La tecnología que minimiza la necesidad de que los trabajadores tengan contacto con los dispositivos y entre sí es fundamental en un lugar de trabajo pospandémico.

En algunos casos, esa tecnología puede ayudar a expandir las capacidades de trabajo remoto. En otros, puede implicar la implementación de dispositivos sin contacto para marcar la entrada, firmar documentos y acceder a listas de verificación.

Salesforce y Siemens están desarrollando actualmente aplicaciones móviles para facilitar la entrada al lugar de trabajo y el uso de ascensores. Hewlett Packard Enterprise presentó recientemente herramientas que utilizan el reconocimiento facial para permitir la entrada sin contacto, y cámaras térmicas y aprendizaje automático para detectar fiebres.

Siempre que sea posible, las empresas deben utilizar los sistemas existentes para limitar el contacto tanto como sea posible, dijo Baranowski.

Por ejemplo, tanto los huéspedes del hotel como el personal pueden ingresar a las habitaciones del hotel usando su teléfono inteligente en lugar de una tarjeta de acceso, y los clientes del restaurante pueden acceder a los menús con un código QR en lugar de tomar uno de las manos del empleado, dijo.

5. RR.HH. mantiene a los empleados actualizados

Como buena práctica, los equipos de RR.HH. deben continuar enviando actualizaciones a los empleados sobre cualquier desarrollo o cambio que ocurra en el lugar de trabajo después de COVID-19.

Los empleados quieren saber qué va a hacer RR.HH. para mantenerlos a salvo, dijo Baranowski.

Así como los equipos de RR.HH. tradicionalmente informan a los candidatos y empleados sobre los paquetes de beneficios y la compensación total, ahora deben hablar sobre las precauciones que están tomando para abordar los problemas relacionados con la pandemia.

«Va a ser una adaptación necesaria», dijo Baranowski.

Investigue más sobre Cumplimiento y control

Close