ra2 studio - stock.adobe.com

Casi toda la población de Brasil ya dispone de acceso a datos móviles

El 98% de la población de 206 millones de brasileños tienen acceso a datos móviles, mientras que 3.8 millones de personas no cuentan con esos servicios. Las tecnologías más utilizadas son 4G, 3G y LTE.

Cuando uno piensa en el tamaño de la población de Brasil, surge la pregunta: ¿cómo han cambiado los hábitos de comunicación de sus ciudadanos? ¿Realmente aprovechan la infraestructura de comunicación existente?

Y sorprendentemente la respuesta es afirmativa. No solo es una de las regiones que dispone de una mayor cantidad de dispositivos móviles conectados, sino que casi todo Brasil tiene acceso a internet móvil.

Esto lo revela un estudio realizado por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) y divulgado por la Asociación Brasileña de Telecomunicaciones (Telebrasil).

Las informaciones muestran que el 98.2% de la población de 206 millones de brasileños tienen acceso a datos móviles, mientras que "sólo" 3.8 millones de personas –o el 1.4%– están ausentes de esa oferta de servicios.

El levantamiento es usado por Telebrasil para continuar el fomento al cambio en la legislación prevista por Anatel, en cuanto a la cobertura de telefonía para áreas más remotas de Brasil. La entidad menciona específicamente el Fondo de Universalización de los Servicios de Telecomunicaciones (Fust), implementado en la ley en 2005 para atender a locales con menos de 100 habitantes, e implantar servicios de internet y telefonía en escuelas y bibliotecas, redes de alta velocidad para teleconferencias, entre otras cosas, además de dar atención en telecomunicaciones para áreas fronterizas. Fust es legislado por el Ministerio de Comunicaciones y sus metas son implantadas por Anatel.

De acuerdo con la página oficial del Senado brasileño, el fondo "se compone del cobro mensual del 1% de los ingresos operativos brutos de las prestadoras de servicios de telecomunicaciones, después de deducir los pagos de impuestos. También recibe recursos del Fondo de Fiscalización de las Telecomunicaciones (Fistel), limitado a R$700 millones por año, y del precio cobrado por Anatel por la concesión o por el uso de radiofrecuencia.

En el total de los fondos, el 30% debe ir para programas implantados en las regiones de cobertura de las Superintendencias de Desarrollo de la Amazonía (Sudam) y del Nordeste (Sudene) y, como mínimo, el 18% se aplicará en educación, en los establecimientos públicos. Se debe priorizar también la atención a los discapacitados.

Telebrasil defiende que los operadores ya han hecho mucho. Según la asociación, "ellas tienen una cobertura mucho mayor a lo demandando. La cobertura de 3G está en 5,301 municipios, donde vive el 99.3% de la población brasileña, y el 4G ya llega en 4,122 municipios, donde vive el 94.4% de la población. Esta cobertura está mucho más allá de las metas: la del 4G es casi cuatro veces superior a la última obligación, de 1,079 municipios, y la meta actual de 3G es de 3,917 municipios.

Cambios en el mercado brasileño de telefonía móvil

Gran parte de estos avances se debe a una combinación de factores, que abarcan desde una mayor área de cobertura, una intensa competencia entre operadoras, y algunas mejoras de la economía del país.

La base brasileña de telefonía móvil mantuvo hasta julio de 2018 una tendencia a la baja, pero existen avances en la tecnología LTE. En total, el mercado tenía 234 millones de líneas en Brasil, una reducción del 0.14% en el mes y del 3% comparado a julio de 2017. Sin embargo, el gran destaque es el cambio de mix. Según datos de Anatel, 40.01% de la base se compone de planes de pos-pagos (y planes de control), o 93 millones de accesos después de un crecimiento del 0.79% en el mes y de 13.47 % en 12 meses. Comparando con el mismo mes en 2015, la base pos era del 25.39%, o 71 millones de líneas.

Este cambio de mezcla ocurre no sólo por el avance de los plantes de pos-pago, sino porque el prepago ha presentado caída, como consecuencia de la política de desconexiones de las operadoras y del fin del efecto comunitario después de las promociones de conexiones ilimitadas off-net, además del propio avance de servicios over-the-top como el WhatsApp.

Durante el mes de Julio de 2018 se desconectaron 1 millón de cuentas de prepago (caída del 0.75%), y 18 millones en 12 meses (11.56% de reducción), totalizando en el mes de julio 140 millones de accesos, o 59.99% de la base. En 2015, esta base de clientes prepago era de 209 millones de líneas, o el 74.61% del total del servicio móvil personal.

Las operadoras que más crecieron en el pos-pago en julio fueron Vivo, con 321.7 mil adiciones, y la TIM, con 179.7 mil nuevos accesos. Es importante resaltar, sin embargo, que la TIM fue la que más dio de baja líneas de prepago en el mes: fueron 488.2 mil desconexiones. Claro, a su vez, eliminó 281.3 mil accesos prepagados.

Conforme a la propia operadora informó, Vivo cuenta hoy con más de la mitad de los accesos en sistema pos, lo que garantiza el mayor mix entre las grandes operadoras de telecomunicaciones de Brasil. En julio, la operadora contaba con el 51.4% de su base en esa modalidad. Claro cuenta con el 37.2% de pos, mientras que TIM tiene el 34.2%. Oi, por su parte, tiene un 24.7% de pospago.

4G aumenta su presencia

La base LTE ahora representa más de la mitad del total brasileño. Esta tecnología sumó más de 120 millones de accesos, un crecimiento del 2.03% en el mes y el 43.42% en 12 meses. La novedad en julio fue la contabilización de los datos de 4G de la empresa de telecomunicaciones Algar. Por primera vez la operadora originaria del estado de Minas Gerais registró poco más de 231 mil accesos. El destaque negativo es de Nextel, que presentó reducción del 2.13% en el mes (26.2 mil desconexiones), totalizando 1.2 millones de accesos.

Vivo sigue en el liderazgo de mercado con un 32.68% de participación, un total de 39.42 millones de accesos. En segundo lugar viene a TIM, con 31.82 millones, y el 26.39% del mercado. El mayor crecimiento en el mes fue la tercera colocada, Claro, con un 2.42% de avance (659 mil adiciones netas), y un total de 27.95 millones de accesos, o el 23.71% del mercado. Oi mantuvo su cuarta posición, con 19.99 millones de conexiones y el 16.57% del mercado.

¿Qué pasa con las otras tecnologías?

La red 3G también mantuvo firme su tendencia de caída libre, con 2.2 millones de desconexiones solamente entre junio y julio (caída del 3.23%), y un acumulado de 33.92 millones de desconexiones en 12 meses (reducción del 33.50%). Esta base WCDMA tiene actualmente 67.34 millones de accesos. El que más perdió en el mes fue a Claro, con 773,500 líneas desconectadas. La empresa es también la mayor base, con 22.49 millones de líneas, o el 33.40% del mercado de tercera generación. Nextel fue la única en agregar líneas 3G en el mes: 78.2 mil adiciones líquidas, total de 1.89 millones de accesos.

Por su parte la tecnología 2G cayó más en julio que en el mes anterior. Se registraron 647.4 mil apagones, una reducción mensual del 2.33% (y del 30.55% en el año), totalizando 27.11 millones de líneas. Los terminales de datos (módem y tablet 3G) cayeron un 1.79% y totalizaron 2.52 millones de conexiones en julio.

Investigue más sobre Movilidad

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close