Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.
Este artículo es parte de nuestra guía: Guía esencial: IoT, el siguiente gran escenario de negocios de la tecnología

Brasil se prepara para tener un ecosistema de dispositivos listos para IoT

Flavio Maeda, presidente de la Associação Brasileira de Internet das Coisas, responde algunas de inquietudes sobre la adopción empresarial de IoT en Brasil.

Internet de las cosas (Internet of Things, o IoT) es un término usado para describir la evolución de internet, con "objetos inteligentes", las "cosas", unidas entre sí por la red. Estas cosas pueden ser: computadoras portátiles, smartphones, tabletas, GPS, vidrios, elevadores, refrigeradores y otros aparatos electrodomésticos, maquinas industriales, automóviles, televisores, pizarras, aparatos de ejercicio, etc.

Es una tendencia que parece imparable, y que, según algunos expertos, su  número debe incrementarse en los próximos años hasta alcanzar la cifra de 50 billones de dispositivos conectados para el año 2050.

La tecnología ya está siendo adoptada en tierras brasileñas; lamentablemente, el factor de tributación continúa siendo un obstáculo para una mayor dispersión. Para quien desconoce cómo funciona el sistema hacendario de Brasil, debemos explicar que es uno de los más altos del mundo, mezclando impuestos locales y federales y restringiendo mucho la importación. Esto repercute en todos los sectores y el tecnológico es uno de los más afectados.  Sólo el impuesto sobre circulación de bienes y servicios (ICMS) corresponde en promedio al 40% de los costos de las terminales de comunicación. Además de los impuestos, los operadores brasileños también pagan el gobierno un valor fijo de R$13,41 (aproximadamente $4 dólares americanos) por cada línea que mantiene una conexión activa a internet.

¿Por qué IoT puede se benéfico para las empresas brasileñas?

Los datos son uno de los principales beneficios que ofrece el IoT, tanto para los usuarios como para  las empresas, y esa información puede se empleada de diferentes formas, que van desde procesos de mejora de producción, hasta usos más complejos, como recopilar datos para gestionar el consumo de energía.

Las empresas también pueden aplicar el internet de las cosas en la fabricación de productos mediante equipos que auxilian en la supervisión de la producción. Esto facilita el identificar problemas, consiguiendo procesos más rápidos, seguros y eficientes.

En otras áreas como la logística, sensores aplicados a envases pueden indicar la ubicación de un producto para que la empresa puede controlar más detalle su distribución.

En medicina, la recopilación de datos en tiempo real, ya sea en hospitales o en los hogares de los pacientes, permite a los doctores utilizar los informes para mejorar sus diagnósticos y tratamientos.

En la agricultura, los dispositivos IoT usan sensores para medir la temperatura del aire y del suelo, y obtener otros datos como humedad, probabilidad de lluvia, e incluso determinar el nivel adecuado de riego.

Un área en proceso de regulación

Como toda nueva tecnología incipiente, su marco regulatorio aún no está bien definido. En lo que respecta al gobierno brasileño, el Ministerio de las Comunicaciones está preparando una política nacional de fomento y regulación del tema. La intención es generar una base para el futuro plan nacional de comunicación entre máquinas (M2M) y el internet de las cosas (IoT), con directrices encaminadas a alentar a que cada vez más empresas inviertan en proyectos sobre el tema en el país.

El Ministerio también señala que Brasil es ya el cuarto mayor mercado a nivel mundial en conexiones móviles entre máquinas y afirma que esta conexión puede hacer más eficiente la gestión del país.

En opinión de quien sabe de tema

En entrevista exclusiva para SearchDataCenter en Español, Flavio Maeda, presidente de la Associação Brasileira de Internet das Coisas (ABINC), responde algunas de inquietudes que surgen sobre IoT.

¿Cómo es el mercado de IOT en Brasil?

El mercado de IoT en Brasil es incipiente, prevaleciendo en esta etapa pruebas de concepto y pilotos. Lo que hará que IoT se incremente a una escala de miles de millones de cosas conectados son las llamadas redes LPWAN (Low Power Wide Area Networksredes de área amplia de baja potencia) que permitirán la factibilidad de conexión de entre 60% a 80% de los casos de uso que actualmente no son posibles con las tecnologías de conectividad basadas en redes celulares tradicionales (GPRS, 3G, 4G y 5G).

Flavio Maeda

Estas nuevas tecnologías viabilizan a los casos de uso que requieren consumo de energía muy bajos para la transmisión de datos (por ejemplo, sensores), los cuales necesitan usar baterías de  larga duración como fuente de alimentación, pero que no se pueden recargar con frecuencia. Un ejemplo es un sensor de nivel instalado en un bote de basura en un parque público en un lugar donde no hay red de energía eléctrica. En este caso, un panel solar tornaría la aplicación poco práctica, y sería imposible cambiar la batería del sensor cada 10 días.

Además, al tener un menor costo de infraestructura y el usar una banda de espectro sin licencia (lo que se conoce como banda ISM) estas tecnologías de conectividad son más baratas y permiten a los casos de uso que requieren una inversión muy pequeña tener un retorno de inversión (ROI) positivo. Estamos hablando de que el costo anual de la conectividad, por lo menos en Europa, es de céntimos de euro por dispositivo.

Dicho esto, en Brasil, estas tecnologías están todavía en las primeras etapas, cuando son comparadas con la que ya sucede en Europa o en los Estados Unidos, donde ya hay redes de cobertura nacional y las empresas operan a escala comercial.

¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento?

Las perspectivas son buenas. En consenso del mercado, 2017 será el año de la IoT en Brasil. Estamos viendo una serie de iniciativas, tales como la creación de redes LPWAN como se mencionó anteriormente, así como el desarrollo de políticas públicas, que son el objetivo principal del Plan Nacional de IoT que está siendo preparado por el consorcio contratado por la MCTIC y el BNDES.

 ¿Las empresas nacionales e internacionales están creando tecnología exclusiva para IoT? ¿Cuáles?

Sí, sobresalen particularmente las tecnologías LPWANs ya mencionadas anteriormente. Pero vienen muchas cosas nuevas, como la redes de trasmisión de datos por luz (Li-Fi) y especialmente el desarrollo de las tecnologías de inteligencia artificial. Esta última permitirá extraer el valor real de IoT, ya que en muchos casos, es humanamente imposible administrar y procesar la enorme cantidad de datos que se generan por miles de millones de cosas conectadas.

 ¿Por qué la ABINC es importante para el futuro crecimiento y expansión del internet de las cosas?

Internet de las cosas es un área que depende en gran medida de la construcción de ecosistemas eficientes. Esto porque no existen empresas que por sí solas puede operar en todas las tecnologías de hardware y software que componen la llamada internet de las cosas (que no es el nombre de una tecnología sino un término "genérico"). Además las empresas usuarias de estas tecnologías actuarialmente no adquieren una determina herramienta, sino soluciones completas empaquetadas como servicios. De este modo, la ABINC pretende ser un agente acelerador de la creación de este ecosistema (que no sabemos si llegará tarde o temprano, pero requerirá ser fortalecida rápidamente, porque todo en tecnología demanda velocidad). En este sentido la ABINC sirve de puente entre el mercado, el gobierno y el mundo académico. 

¿Hay una regla o ley nacional que regula la forma en que deben aplicarse o utilizarse dispositivos con tecnologías IoT para asegurar su uso de forma correcta?

No, y creemos que la regulación debe surgir, preferentemente, después de fortalecer el ecosistema, ya que esto podría bloquear o retrasar la innovación. En el área de seguridad, sin embargo, es necesario que se emitan normas o mejoras prácticas para guiar al mercado en el desarrollo de soluciones de IoT que cuenten con niveles mínimos de seguridad.

Tras el reciente incidente de seguridad en donde ataques maliciosos hacia diversos sitios fueron generados por dispositivos IoT, ¿qué medidas deberían aplicarse para esto no vuelva a ocurrir?

La ABINC está firmando un acuerdo de cooperación con la  IoT Security Foundation de Londres, que también es una organización sin fines de lucro que reúne a decenas de empresas, muchas de ellas multinacionales, para crear conjuntamente las mejores prácticas para el internet de las cosas. La mayoría de los recientes ataques ocurren por grotescas fallas de seguridad, tales como no forzar el cambio en la contraseña predefinida de fábrica en los dispositivos conectados a internet, por ejemplo, las cámaras de seguridad. La IoT Security Foundation se está enfocando en este conjunto básico de mejores prácticas como parte de una primera etapa de la organización.

Este artículo se actualizó por última vez en febrero 2017

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Enviando esta solicitud usted acepta recibir correos electrónicos de TechTarget y sus socios. Si usted reside afuera de Estados Unidos, esta dando autorización para que transfiramos y procesemos su información personal en Estados Unidos.Privacidad

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close