Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Brasil lleva sus bases de datos a la nube

Los servicios de bases de datos en la nube han probado ser un verdadero aliado para las empresas brasileñas.

Actualmente se sabe que el 95% de las organizaciones brasileñas han migrado su infraestructura y aplicaciones críticas a la nube en los últimos 12 meses, según el más reciente informe de tendencias en TI de SolarWinds.

Este estudio reveló que muchas organizaciones ya se benefician de la computación en la nube, aprovechando la economía, disponibilidad y escalabilidad que ofrece, pero también toman ventaja de los entornos de TI híbridos resultantes para resolver nuevos desafíos.

¿Qué desafíos impone este nuevo entorno? El principal de ellos es la mayor complejidad, seguido por la falta de control/visibilidad del desempeño de aplicaciones, y concluyendo con la infraestructura basada en la nube.

De lo anterior, lo que más preocupa al mercado de la región son las bases de datos para las aplicaciones, esto en razón de que durante una migración a la nube a menudo pueden presentar más obstáculos de lo esperado.

¿Qué pueden hacer los administradores de bases de datos (DBA) para prepararse mejor para ejecutar la migración de base de datos a la nube?

He aquí algunas acciones las empresas brasileñas han implementado.

Establecer una estrategia clara de migración hacia la nube

Con una gran variedad de parámetros de aplicaciones y datos a considerar, la simple llegada a la nube puede ser un gran desafío. Hay dos caminos principales hasta la nube: primero, el clásico "lift-and-shift". Es aquí donde los departamentos de TI transfieren los datos actuales a la nube, lo que demanda poca o ninguna personalización y arquitectura.

El segundo camino es un proceso más complejo, que requiere que el DBA empiece de cero, y cree y personalice una infraestructura que atienda mejor a las necesidades de la base de datos hospedada por la nube.

Cada opción tiene sus pros y contras. Por ejemplo, a pesar de que el primer escenario parece fácil, muchos factores se deben considerar para garantizar que el rendimiento de las aplicaciones no se vea afectado como resultado de la transición.

De manera similar, sin la planificación adecuada, los DBA corren el riesgo de escalar los servidores incorrectamente o de tener su rendimiento inesperadamente reducido porque la base de datos ya no se aloja localmente. En realidad, el 30% de los profesionales de TI afirman que ya han migrado aplicaciones de la nube a un sitio local por este mismo motivo.

Sin embargo, esto no significa que empezar con una nueva infraestructura para fines específicos sea algo simple. Los DBA todavía necesitan determinar la mejor forma de migrar sus datos existentes, además de considerar el riesgo de pérdida de datos. Por si fuera poco, la arquitectura de nube de una organización suele ser proyectada fuera de la influencia de los DBA, que no es lo idóneo. Los DBA deben buscar una función activa al arrancar el proceso; si por alguna circunstancia esto no pudiera cumplirse, deben informarse de todas las decisiones ejecutadas, compartir opiniones y ser un mediador en los procesos de cambio.

Esto ayudará a garantizar que el Objetivo del Tiempo de Recuperación (RTO, Recovery Time Objective) y el Objetivo del Punto de Recuperación (RPO, Recovery Point Objective) sean adecuados para mantener la protección de los datos de la organización. Por ejemplo, deben ayudar a garantizar que las replicaciones geográficas estén instaladas para mantener las aplicaciones en línea en caso de interrupción.

La relación con el proveedor de servicios de nube y un conocimiento profundo sobre el acuerdo de nivel de servicios (SLA) de la organización también son importantes para que los DBA tengan éxito en la era de TI híbrida. No debemos olvidar que algunos proveedores de servicios de nube aceptan discos duros enviados; otros tienen conexiones dedicadas de alta velocidad, y otros todavía ofrecen orientaciones de arquitectura para actuar como "guías de migración de base de datos".

Los retos de usar la nube    

Una vez que el departamento de TI migra una base de datos a la nube, todavía están presentes algunos desafíos asociados con la administración y la optimización de la base de datos. Una de las cosas más difíciles para los DBA son los ajustes relacionados a la falta de acceso local (lo que se traduce en control y gobernanza) de los servidores en los que la base de datos está alojada.

Esto puede transformarse en un arma de doble filo, pues con la pérdida de acceso local también se elimina (en parte) la necesidad de la gestión diaria de las bases de datos. Sin embargo, la responsabilidad final por el rendimiento y el retorno de inversión (ROI) todavía recae inequívocamente sobre el DBA.

Para ello, los DBA deben conocer todos los servicios ofrecidos por los proveedores de nube. A pesar de que estos servicios son capaces de ayudar en el proceso de administración y en la optimización del rendimiento de las aplicaciones, la gran mayoría de los servicios disponibles para la implementación indican que una organización puede estar pagando por servicios que ya no son necesarios.

Es esencial pensar en la nube como una asociación, trabajando con el proveedor de servicios para garantizar que las necesidades de la organización estén siendo atendidas de acuerdo con el SLA.

Mejores prácticas para migrar a la nube

¿Qué acciones siguen las empresas brasileñas para administrar una base de datos en la nube correctamente?

Migrar estratégicamente una base de datos a la nube puede proporcionar excelentes resultados no sólo para el área de TI, sino también para los resultados financieros de la empresa. Sin embargo, los desafíos asociados a alcanzar ese objetivo, y luego gestionar los bancos de datos en la nube, pueden ser un gran obstáculo para su adopción.

Por tal motivo las empresas brasileñas optan por el seguimiento de buenas prácticas, que siguen estándares internacionales, de entre las que se pueden mencionar las siguientes:

  • Implementar una buena estrategia: Antes de migrar cualquier cosa a la nube (aún más una infraestructura compleja como la base de datos), los DBA deben parar y decidir si aplican la técnica de lift-and-shift o crear una arquitectura de nube personalizada. No existe una respuesta única, todo depende de las necesidades de cada organización, lo importante es escoger el camino que afectará de manera menos negativa el rendimiento de la base de datos. Esto incluye tener un entendimiento básico de los recursos y el SLA del proveedor de servicios, así como un análisis detallado de las agendas de arquitectura y mantenimiento recomendadas.
  • Crear una relación de confianza con el proveedor de servicios de nube: La nube debe considerarse como una asociación en la que el departamento de TI interno y el proveedor de servicios están en sincronía para obtener los mejores resultados. Se debe "confiar, pero comprobar", implementando el monitoreo de TI híbrido más allá de lo que normalmente es ofrecido por los proveedores de servicio de nube. Esto garantiza que haya datos y visibilidad para entender realmente cómo las cargas de trabajo actúan en la nube y los motivos de este desempeño.
  • Visión global: Los DBA modernos necesitan herramientas de administración y monitoreo integrales que proporcionan un único panel de rendimiento y la capacidad de hacer un drill down en las tecnologías de base de datos, así como en los métodos de implementación, incluida la nube. Esto garantizará que las organizaciones no desperdicien su presupuesto investigando un problema de rendimiento de base de datos con una solución equivocada. Con un conjunto de datos más amplio y mayor visibilidad, los administradores pueden pasar de un problema de rendimiento a otro más rápidamente, diagnosticarlos y hallando la solución correcta.
  • El cambio como una constante: Hoy en día las actualizaciones de software y servicios se lanzan a un ritmo nunca antes visto, a menudo con pequeñas novedades surgiendo a cada momento. Un DBA necesita pensar críticamente sobre estos cambios, así como otras tendencias en el escenario de TI, preguntándose constantemente: ¿eso es algo que podamos aprovechar? Si es así, ¿esta es la mejor opción o existen otras alternativas disponibles? El objetivo final debe ser la mejor experiencia general para el negocio y los clientes. Esto puede significar que es el momento de un cambio, pero también puede significar que no es el momento correcto.
Este artículo se actualizó por última vez en octubre 2017

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close