chombosan - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Automatización de sistemas de construcción: el IoT se reúne con la gestión de instalaciones

VARs e integradores de sistemas pueden encontrar oportunidades de automatización de edificios alrededor de la construcción de nuevos edificios, así como proyectos de modernización.

Los socios de canal ven una oportunidad de crecimiento en el despliegue de los sistemas de automatización de edificios integrados y con la incorporación del internet de las cosas en el ámbito de la gestión de las instalaciones.

Los sistemas que controlan las funciones de construcción como las de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC); seguridad; refrigeración; y la iluminación, han operado históricamente como entidades independientes. Han también, en su mayor parte, ocupado un nicho propio, separado de los principales sistemas de TI y normas. Este aislamiento, sin embargo, está empezando a dar paso a un entorno más cohesionado. Integradores y revendedores centrados en la automatización de edificios ahora buscan salvar las diferencias entre los sistemas de sus clientes.

La construcción de nuevos edificios, así como los proyectos de modernización, ofrecen oportunidades para las empresas en el espacio de la automatización de edificios. Los administradores de edificios encuentran la motivación en una serie de factores. Por un lado, ellos ven un enfoque más integrado a la automatización como manera de ahorrar costos de energía. La integración también ahorra dólares administrativos, ya que es más eficiente gestionar sistemas con una consola en lugar de varios.

Las preocupaciones sobre la obsolescencia también juegan un papel al fomentar e los propietarios de edificios para tomar una nueva mirada a la automatización. El envejecimiento, los controladores propietarios –equipos de cómputo que reciben datos sobre el entorno de la construcción y emiten comandos del edificio a los dispositivos– con el tiempo sobreviven al soporte del proveedor.

"Están abiertos a explorar partes de su infraestructura que por lo general dejaron solea, dijo Dave Klee, director de Optimized Building Solutions en Johnson Controls Inc., una compañía con sede en Milwaukee que construye e integra sistemas de gestión de edificios. "Ellos van tras estas... áreas tradicionalmente intocables", agregó.

Las empresas de canal que se mueven en este espacio encontrarán una confluencia creciente de TI y empresas de sistemas de construcción. El acuerdo de Google Inc. a principios de este mes para adquirir Nest Labs Inc. por $3.2 mil millones de dólares es un ejemplo de ello. Nest, con sede en Palo Alto, Calif., fabrica termostatos y detectores de humo a los que se puede acceder a través de dispositivos móviles.

Empuje financiero

La presión por los costos anima a los propietarios de edificios y administradores de instalaciones a examinar los sistemas de automatización de edificios integrados.

"Creo que muchos de los gerentes... tienen mucha más presión hoy para buscar una manera de tratar de reducir la energía", dijo Brad Royal, ejecutivo de cuentas de Building System Solutions Inc., una compañía con sede en Omaha, Nebraska, que se especializa en la integración de sistemas de construcción. "Eso es algo que se mueve la aguja."

Además, los gerentes buscan la posibilidad de gestionar múltiples sistemas a través de un portal web. Royal dijo que encontró una empresa que ejecuta tres sistemas de seguridad diferentes y un número similar de sistemas de climatización en diferentes lugares.

La complejidad de la gestión de sistemas dispares –y el potencial para darse cuenta de la eficiencia operativa a través de la consolidación– puede hacer que las empresas apresuren la integración.

Cuestiones de personal ofrecen otro incentivo. Una empresa queda estancada si la persona capacitada para operar media docena de sistemas de construcción deja la organización, dijo Royal.

Royal dijo que el negocio de automatización de edificios de su compañía implica sobre todo el trabajo de adaptación, donde la compañía actualiza sistemas propietarios existentes o persigue proyectos de integración. Dijo que se ha topado con algunos sistemas heredados de 15 a 20 años de edad.

En el caso de una nueva construcción, los administradores de edificios están planeando la integración desde el principio. El interés, dijo Klee, no se limita a la superficie durante la fase de instalación, sino que abarca la etapa inicial y la planificación. Los propietarios que reciben el salto en la integración pueden optimizar el diseño de las instalaciones.

Los propietarios de edificios "nos quieren participar antes en el ciclo", dijo Klee.

Pero eso no significa necesariamente que todos los propietarios y gerentes de edificios esten luchando para integrar los sistemas de construcción.

Pramod Dibble, analista de la industria para el mercado de energía y el medio ambiente en Frost & Sullivan, una empresa de consultoría y estudios de mercado con sede en Mountain View, California., dijo que los "sistemas inteligentes", como la extensión natural de los sistemas de automatización de edificios tradicionales, están mucho mejor equipados para optimizar el entorno de edificio. Sin embargo, la adopción, no es automática.

Dibble señaló que "los incentivos para muchas aplicaciones comerciales para adoptar sistemas inteligentes tal vez aún no son suficientes para obligar a la adopción, e incluso si lo son, la población del negocio necesita más educación para entender la propuesta de valor."

Los proveedores de soluciones, por su parte, también tienen que ponerse al día.

"Las habilidades y prácticas entre los proveedores deben ser refinados aún más antes de que los ‘sistemas inteligentes’ vean una adopción generalizada", explicó Dibble.

El sector comercial representa quizás dos de 10 instalaciones de sistemas inteligentes, según Dibble, quien dijo que el sector de la educación y el del gobierno representan una mayor proporción de los despliegues.

Klee sugirió que las preguntas sobre invertir en integración son  parte de un debate más amplio, uno que enfrenta los "primeros costos" –la etiqueta inicial del precio de levantamiento de un edificio– contra los continuos costos de operación en curso. Los propietarios de edificios históricamente han gestionado los presupuestos operativos y de capital como entidades separadas. Pero un intento de reconciliar ambos podría alentar a un propietario a gastar más en los primeros costos para reducir los gastos de operación en el largo plazo, explicó Klee.

Por ejemplo, un caso podría ser que la incorporación de la automatización integrada de edificios en el diseño de una estructura pueda reducir el consumo de energía y disminuya los costos de operación a largo plazo.

Estrategia de integración

Un enfoque de integración de un proveedor de soluciones podría hacer la transición a sistemas de construcción inteligentes algo más fácil. Pocos propietarios de edificios optarán por cambiar por completo los sistemas de automatización dispares en pro de una solución integrada.

"Debido a las preocupaciones de costos internos, es inusual que en una instalación se hagan cambios radicales y se reemplacen todos sus sistemas de legado a la vez", dijo Dibble.

Royal dijo que su empresa utiliza NiagaraAX como su mecanismo de integración. Tridium, una compañía de software y servicios con sede en Richmond, Va., desarrolló el marco del software NiagaraAX, el cual reúne diversos sistemas de construcción y ofrece una visión unificada de los datos del dispositivo. Los administradores pueden gestionar los sistemas a través de internet utilizando un navegador Web. Según Tridium, el marco puede integrar sistemas, independientemente de los protocolos de comunicación que utilizan.

Dado que NiagaraAX sólo reemplaza interfaces de front-end de los sistemas legados, no hay necesidad inmediata para descartar sistemas enteros.

"Podemos dejar los... sistemas subyacentes en su lugar", dijo Royal.

Conforme falla la tecnología más antigua, los administradores de edificios pueden sustituir a los controladores de propiedad con otros nuevos que emplean protocolos de comunicación abiertos. Tanto el sistema legado como el de automatización de edificios de protocolo abierto pueden existir simultáneamente en la misma red.

"NiagaraAX ofrece una muy buena ruta de migración para sistemas legados", dijo Royal.

Dibble, por su parte, señaló que el protocolo de comunicaciones de datos BACnet es otro paso de integración. BACnet permite a las organizaciones crear múltiples proveedores de redes de automatización de edificios.

"La adopción de BACnet como el estándar de facto es el progreso hacia una mayor unificación de los sistemas inteligentes", dijo Dibble.

Convergencia

La fusión de la informática y los sistemas de control de edificios probablemente darán forma a los futuros desarrollos en este sector. Con el concepto de internet de las cosas, se otorgan direcciones IP a una serie de dispositivos, sensores y gente para que se comuniquen de forma inalámbrica a través de internet.

"El internet de las cosas jugará en gran medida en el verdadero valor de los sistemas de fomento inteligente", Dibble predijo. "Al contar con un catálogo completo de todos los objetos y personas que aparecen en y alrededor de un edificio, éste puede optimizar su papel para adaptarse a los mejores propósitos según sea su estado en el momento."

Royal también cree que el internet de las cosas influirá en la automatización de edificios. Él dijo que la tecnología permitirá a los administradores de instalaciones colocar contadores inteligentes en la construcción de redes de control, por ejemplo. Los medidores inteligentes se conectan a la red eléctrica, lo que permite una mayor visualización del consumo de energía.

Klee dijo que la tendencia del internet de las cosas, durante un período de años, redistribuirá la inteligencia dentro de un edificio. Tradicionalmente, el sistema de automatización de edificios celebró la inteligencia. Pero la dirección de la corriente con el tiempo se llevará la mayor parte de la inteligencia del sistema de automatización de edificios, colocando la inteligencia al nivel de dispositivo y en la nube, dijo Klee.

Los dispositivos inteligentes serán más autónomos e inteligentes en la forma en que comparten datos con los sistemas de automatización de la construcción y, en definitiva, la nube. La nube proporcionará la interfaz administrativa de usuario y la función de análisis de datos. Esta última analizará los datos del edificio, el pronóstico del tiempo y otros datos de utilidad, así como datos sobre las cargas de calefacción y refrigeración históricas, dijo Klee. La mezcla de datos ayudará a la gestión a tomar decisiones informadas sobre la mejor manera de reducir el consumo de energía y los costos de operación.

Klee dijo que los sistemas de automatización de edificios se mantendrán en su lugar, pero servirán principalmente para coordinar las funciones de los dispositivos en un edificio –cambiando los interruptores de encendido a apagado y ajustando las llamadas.

Esa visión está probablemente adelantada una década o más. Mientras tanto, los socios de canal pueden ir tras la integración de sistemas de construcción y mejorar sus iniciativas.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close