alotofpeople - stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Aumentan los riesgos por accesos remotos y dispositivos obsoletos en la red

Un estudio de NTT muestra que 37.5% de los activos de las organizaciones son viejos u obsoletos, en comparación con el 6% que lo eran en 2017, lo que indica ciclos de actualización prolongados a medida que los activos de la empresa trabajan y se mueven a entornos de múltiples nubes.

El "Informe de Perspectivas Globales de Red 2020" de Nippon Telegraph and Telephone (NTT Ltd.) descubrió que, a medida que las empresas mueven las aplicaciones a entornos multinube, la inversión en la nube está superando el gasto en infraestructura local de las organizaciones. Esto ha provocado que los patrones de actualización se ralenticen, con muchas empresas que eligen continuar agotando los activos de la red y disminuir la inversión en rediseñar su red local e infraestructura de seguridad. Como resultado, ha habido un aumento de dispositivos de red obsoletos y sin parches que contienen vulnerabilidades de software, lo que representa riesgos y expone a la organización a amenazas de seguridad informática.

El informe, basado en datos de evaluaciones de tecnología realizadas con más de 1,000 clientes que cubren más de 800,000 dispositivos de red, encontró que el 37.5% de los activos de red de las organizaciones resultan viejos u obsoletos en un promedio ponderado, lo que representa un gran aumento comparado con 2017, cuando la cifra fue solo del 6%.

El brote de COVID-19 y el consiguiente aumento en el consumo de ancho de banda están ejerciendo presión sobre la red, agravando los desafíos existentes y, en última instancia, creando una tormenta perfecta. Con un aumento en el trabajo y el acceso remoto, el consumo de servicios de voz y video, la infraestructura de red y seguridad de las organizaciones se encuentra bajo mucha presión.

Rob López, vicepresidente ejecutivo de Infraestructura Inteligente de NTT, estimó que la nueva normalidad llevará a muchas empresas a revisar sus estrategias de arquitectura de red y de seguridad, así como los modelos de operación y soporte para gestionar mejor el riesgo operativo. “Esperamos que la estrategia cambie de un enfoque en la continuidad del negocio a la preparación para el futuro a medida que el bloqueo comienza a disminuir. La infraestructura de red debe diseñarse y gestionarse adecuadamente para hacer frente a las sobretensiones no planificadas, lo que requerirá una revisión de la infraestructura en la nube y en las instalaciones para reducir el impacto y la frecuencia de los cortes críticos para el negocio", comentó.

Riesgos de seguridad de mantener dispositivos viejos y obsoletos

De acuerdo con NTT, los dispositivos obsoletos tienen, en promedio, el doble de vulnerabilidades por dispositivo (42.2) en comparación con los viejos (26.8) y los actuales (19.4), creando un riesgo innecesario. “Este riesgo se exacerba aún más cuando las empresas no parchan un dispositivo o vuelven a visitar la versión del sistema operativo durante toda su vida útil. Y aunque el parcheo es relativamente simple y, a menudo, gratuito bajo un acuerdo de mantenimiento o garantía extendida, muchas empresas aún no parchan sus dispositivos”, advierten desde NTT.

A medida que las empresas reimaginan la forma de trabajar en la nueva normalidad, será clave incorporar la resiliencia en las operaciones de la organización. Las empresas necesitarán las herramientas, el conocimiento y la experiencia para poder rediseñar la red para la evolución a corto, mediano y largo plazo, con personas que trabajan de forma remota y desde cualquier dispositivo en cualquier momento.

Alternativamente, las empresas deben considerar la inversión en tecnologías como la automatización de procesos robóticos (RPA), como parte de sus iniciativas de transformación digital para ahorrar costos y escalar servicios de manera ágil. No importa cuál sea la razón; la transformación digital está ayudando a mejorar la experiencia de los clientes y empleados, impulsada por la red.

“La red es la plataforma para la transformación digital empresarial. Debe ser omnipresente, flexible, robusta y segura para adaptarse fácilmente a los cambios empresariales, al tiempo que aumente la madurez del entorno de soporte operativo. Las empresas que utilizan un alto nivel de automatización e inteligencia de red para optimizar las operaciones ganarán una ventaja competitiva significativa y se darán cuenta de los beneficios de la economía de la nube, con seguridad", finalizó Rob López.

Investigue más sobre Las tabletas, teléfonos inteligentes y computadoras de escritorio

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close