Sergey Tarasov - stock.adobe.com

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Aprovechar los beneficios de la nube requiere una estrategia integral

Para migrar a la nube con éxito no basta mover las aplicaciones y los datos a una plataforma de nube, sino que se requiere una reingeniería de la arquitectura tecnológica, afirma SoftwareONE.

Aunque la nube está en el centro de los procesos de digitalización y transformación digital de las empresas, migrar de forma exitosa a este entorno puede resultar una travesía tortuosa. Simplemente tomar las aplicaciones y sus datos y pasarlos a una plataforma de nube puede no tener los resultados esperados, pues, con todas sus ventajas, se trata de un entorno diferente, con sus propias características.

Por eso, el aprovechamiento de los diferentes entornos de nube requiere que las empresas realicen una reingeniería y reestructuración de la arquitectura tecnológica y de las aplicaciones, nos explicó Peter Kroll, CEO de SoftwareONE en México, en una entrevista vía correo electrónico.

El ejecutivo indicó que muchas empresas, especialmente pequeñas y medianas, tienen dificultades para sacar provecho a la nube porque no tienen claro cuáles son las opciones disponibles de nubes privadas y públicas, ni sus ventajas. Por ello, subrayó, es muy importante realizar primero un análisis de la situación de la empresa como punto de partida de una migración, «con el fin de detectar focos rojos, evitar huecos en su viaje a la modernización y contemplar una estrategia completa». Esto permite, igualmente, identificar puntos de apoyo en conjunto con TI y «construir servicios que vayan transformando, evolucionando y modernizando la empresa».

¿Cómo están aprovechando la nube las empresas en México para impulsar su transformación digital? ¿Considera que la están aprovechando al máximo? ¿Qué les falta por mejorar?

Peter Kroll: La nube se ha convertido en una herramienta tecnológica fundamental para la evolución y competitividad de las empresas en su camino hacia la transformación digital y la modernización. Por lo mismo, la implementación de la nube en todos los niveles empresariales ya estaba en auge desde hace varios años, pero la pandemia, al ser un detonante para la digitalización de muchos procesos y procedimientos (como el teletrabajo, la venta y servicio en línea, la digitalización de las cadenas de suministro y valor, etc.), provocó que las empresas se dieran cuenta de lo necesario de implementar este tipo de tecnología como parte de su arquitectura de TI.

Considero que las empresas mexicanas están cada vez más convencidas de que, para aumentar su competitividad, deben adoptar la tecnología de la nube ya que a través de ésta pueden optimizar costos, volverse más ágiles y flexibles. Específicamente en México, el 70 % de las empresas tienen al menos una aplicación de nube; el 75 % de las empresas con más de 1.000 empleados tienen al menos una aplicación o plataforma que se ejecuta en la nube; y 81 % de las empresas usaron la nube en 2020 en comparación con el 73 % en 2018, lo que nos demuestra que sigue aumentando el número de empresas que están aprovechando sus distintas ventajas.

Sin embargo, muchas áreas de TI se enfrentan con barreras para migrar a la nube causadas por complejos sistemas tecnológicos y procesos en cascada que impiden  actualizar sus capacidades con rapidez. Para lograr una migración exitosa a la nube, es importante que las compañías se apoyen de un equipo de confianza que los asesore en el camino hacia su modernización.

Según su punto de vista, ¿qué verticales y segmentos van más avanzados en la adopción de modelos de nube, y cuáles van más rezagados? ¿A qué se debe este desfase?

Peter Kroll: La adopción de la nube se ha dado a lo largo de distintas industrias, ya que su utilización permite una elasticidad y flexibilidad que se adaptan a las necesidades específicas de los modelos de negocio diversos. Desde mi punto de vista, de las industrias tradicionales, es decir, aquellas industrias que no nacieron con un enfoque de negocio 100 % digital como Uber, AirBnB, entre otras, la banca se ha mantenido entre los sectores más avanzados en cuanto a adopción tecnológica. Sin embargo, especialmente en México, aún existen restricciones en este sector en cuanto al uso de la nube por cuestiones regulatorias y de seguridad de los datos. Los bancos tradicionales tienen la oportunidad de hacer sus aplicaciones más modernas, con arquitecturas más eficientes y más enfocadas a un mejor servicio al cliente final.

¿Cuáles son los principales retos que enfrentan las empresas al migrar hacia la nube (especialmente en el caso de las PyMEs)?

Peter Kroll: Durante el proceso de migración de las empresas a la nube, la falta de entendimiento de las opciones disponibles, tanto de nubes privadas como públicas, sus ventajas y sus distintas aplicaciones suelen presentar un gran reto para elegir el camino de modernización adecuado. En este sentido, es muy importante llevar a cabo un análisis sobre el punto de partida en el que se encuentra una empresa al tomar la decisión de migrar con el fin de detectar focos rojos, evitar huecos en su viaje a la modernización y contemplar una estrategia completa.

Además, aunque la nube ofrece una mayor agilidad, escalabilidad, optimización de tiempos y costos, y acceso a recursos tecnológicos según la demanda de cada empresa, en muchas ocasiones la complejidad en la infraestructura de TI, legados obsoletos y los múltiples componentes de hardware y software a considerar se convierten en otras barreras que dificultan que las empresas modernicen sus cargas de trabajo. Para migrar a la nube se necesita una arquitectura moderna y flexible de las aplicaciones, lo cual significa que un puro «Lift and Shift», es decir, mover las aplicaciones y todos los datos asociados a una plataforma en la nube, no garantiza los beneficios esperados.

Uno de los principales retos para las pequeñas y medianas empresas en México que quieren digitalizar sus servicios es la madurez digital, además de que se enfrentan a limitaciones marcadas por su presupuesto y una escasa educación digital. Según un estudio de IDC, en la región, el 18 % de las PyMEs están buscando fortalecer su educación digital pues 80 % declararon que la digitalización es la única forma de sobrevivir al panorama actual.

Como asesores de confianza expertos en la nube, desde SoftwareONE vemos una gran oportunidad para que las empresas alcancen la innovación tecnológica estratégica a través de una modernización profunda de sus aplicaciones, más allá del soporte operativo que puede brindar la nube. En México, las pequeñas y medianas empresas se han posicionado como punta de lanza en la transformación digital en los últimos años y nosotros creemos firmemente que la migración a la nube es el cimiento sobre el cual los negocios crecerán.

En su experiencia, ¿quiénes necesitan más ayuda en su paso hacia la nube?

Peter Kroll: No es que algunas empresas necesiten más ayuda que otras, ni por tener más antigüedad significa más experiencia; yo lo plantearía como que cada una tiene necesidades específicas. Por ejemplo, una empresa pequeña puede tener un buen manejo de nube y explotar todas sus ventajas conforme a sus necesidades y, por otro lado, puede haber una empresa establecida, pero su transición a la nube puede verse frenada por múltiples factores.

La nube tiene muchas ventajas, pero solo se pueden aprovechar si la migración se acompaña con una reingeniería y reestructuración de la arquitectura tecnológica y aplicaciones. Para esto, primero es necesario un análisis profundo del estado actual de TI que ayude a definir el mejor camino para realizar la migración a la nube e identificar puntos de apoyo en la misma para construir servicios que vayan transformando, evolucionando y modernizando la empresa.

¿Cómo evitar o manejar la complejidad de manejar un entorno multinube de forma exitosa?

Peter Kroll: La globalización de los negocios y las necesidades de modernización han marcado la pauta que da lugar al uso combinado de varias nubes. Hoy, las organizaciones están implementando esquemas multinube, ya que al combinar operaciones on-premises con servicios y aplicaciones que corren en diferentes nubes las empresas capturan los beneficios de cada plataforma, los potencian o mitigan los inconvenientes que una u otra infraestructura puede presentar.

Cada nube tiene sus propias herramientas para proporcionar servicios de gestión, visibilidad y automatización que deben configurarse para ajustar el rendimiento de las aplicaciones. Sin embargo, todo esto puede ser un reto si se tiene visibilidad limitada de una infraestructura tan amplia. Además, el hecho de que hay plataformas que tienen controles propios puede hacer que las operaciones en varias nubes sean muy manuales y, por tanto, consuman mucho tiempo.

Contar con una plataforma centralizada y automatizada que simplifique la adquisición, monitoreo y optimización del rendimiento de los activos de software, sin importar el tamaño de la empresa, es esencial para manejar la complejidad de un entorno multinube. De esta forma, la organización podrá detectar e identificar el buen o mal manejo de sus activos y visualizar el consumo de la nube, administrando el presupuesto según sus necesidades.

Con la digitalización y la transformación digital de las empresas, ¿cómo ha cambiado o ha evolucionado el mercado de oportunidades para una empresa como SoftwareONE en México y América Latina?

Peter Kroll: La nube se ha convertido en la clave de las empresas –en México, Latinoamérica y el mundo– que están abordando procesos de modernización y que necesitan de una infraestructura que les aporte la flexibilidad, la agilidad y la escalabilidad esenciales para crecer, al mismo tiempo que controlan los costos. Desde SoftwareONE hemos ayudado a migrar a más de 10 millones de usuarios a la nube y nuestros expertos han brindado soporte a alrededor de dos millones de usuarios, por lo que tenemos experiencia para ayudar aún a más empresas a comenzar o continuar de forma eficaz este viaje hacia la modernización en el que puedan aprovechar todos los beneficios de la nube.

Según Gartner, se estima que en la región el incremento en el porcentaje de inversión de las empresas en servicios de la nube frente a los sistemas tradicionales se acelere tras la crisis de COVID-19, y se prevé que la nube represente el 14,2 % del total del gasto de TI de las empresas en 2024, frente al 9,1 % en 2020. Nosotros hemos sido testigos de cómo son cada vez más las empresas que se suman a esta tendencia y estimamos un crecimiento continuo no solo en la región, sino en todo el mundo.

Sin duda, seguiremos en el centro de esta evolución tecnológica apoyando a las compañías para transformar el lugar donde están hoy hacia una mejor forma de hacer las cosas, siempre pensando en ayudarlos a superar las expectativas de su cliente final.

¿Cómo les fue en 2020 en México y América Latina, y qué perspectivas de crecimiento tienen para este año?

Peter Kroll: Nuestros resultados durante el último año fueron de crecimiento, a pesar de que el panorama fue desafiante. En México, estamos ayudando a más de 1.200 clientes y seguimos asesorando a nuevas organizaciones con recomendaciones sobre cuál es el mejor camino hacia la nube, considerando la mejor opción para ellos, incluyendo nubes híbridas. Nuestro compromiso es brindar apoyo a las empresas en su modernización digital durante la adopción de software o soluciones de nube, por lo que, ante la migración de las compañías al trabajo remoto durante el último año, nos dedicamos a brindar el soporte necesario y capacitar a los equipos de TI de nuestros clientes obteniendo una respuesta muy positiva.

Somos optimistas y vemos un escenario con crecimiento continuo, tanto en la región como en el país. Si bien la coyuntura aceleró la movilidad digital, ésta se mantendrá en constante evolución y estaremos ahí para proporcionar a nuestros clientes asesoría agnóstica y de confianza.

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Close