Melpomene - Fotolia

Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Al crear un flujo de trabajo DevOps, evite estos pasos en falso

¿Cómo puede ayudar DevOps? ¿Y cómo puede aplicarlo correctamente? Estas son preguntas importantes a tener en cuenta antes de intentar crear una secuencia DevOps.

El equipo de operaciones quiere control, seguridad y confiabilidad. Los desarrolladores necesitan crear, mejorar y experimentar.

Entonces, ¿cómo integra una organización estas fuerzas a veces desalineadas en un flujo de trabajo de DevOps que agrega seguridad y confiabilidad al proceso de desarrollo y al mismo tiempo permite a los desarrolladores implementar y probar sin kilómetros de burocracia? Hay maneras de hacer esto que entregarán el éxito de DevOps. Y hay muchos caminos que llevarán al arrepentimiento de DevOps.

Reorganizar los equipos de desarrollo y operaciones y sus tareas es complicado, pero sus posibilidades de lograr mejores resultados aumentarán cuando pueda evitar errores comunes de DevOps.

Muy poca automatización

La automatización sustenta gran parte de lo que las empresas intentan hacer en TI. Es por eso que el término se ha convertido en una de las palabras de moda más grandes de la industria. A veces, los beneficios de la automatización se ven cerca del final de un proyecto, pero eso no significa que no sean cruciales para el éxito de DevOps.

Debe ser fácil para los desarrolladores impulsar sus cambios de código rápidamente y luego compilarlos, distribuirlos y probarlos. Sin algunas o la mayoría de estas tareas automatizadas, las operaciones se verán inundadas con un millón de pequeños cambios por aprobar. Esto interrumpirá un flujo de trabajo fluido de DevOps al interferir en la iteración rápida, uno de los principios centrales de DevOps.

Faltan las métricas

Con los frecuentes cambios de código, debe realizar pruebas de manera regular y confiable. Esta capacidad le brinda a su equipo los comentarios necesarios para atacar los problemas de inmediato. ¿De qué otra manera informará a la gerencia que todo lo que acaba de crear en su nuevo flujo de trabajo DevOps funciona como se espera y no va a interrumpir la producción?

Con las métricas correctas, no estará en la oscuridad. Puede medir y controlar todo. Sin esa información, no sabrá qué puede haber salido mal o qué prueba está fallando.

Las métricas y la automatización le dan a una organización la oportunidad de crear una secuencia DevOps en la que se puede realizar un desarrollo rápido. La idea de que sus desarrolladores puedan hacer un cambio rápidamente y luego proceder a implementar, probar y validar ese cambio sin tener que involucrar necesariamente operaciones empodera a cada equipo. Esto funciona porque operaciones cuenta con la supervisión y la automatización para tomar un control positivo cuando las cosas salen mal, pero los desarrolladores tienen el marco de prueba y las medidas de seguridad para minimizar los problemas.

Liderazgo que no lidera

Uno de los ingredientes clave del éxito de DevOps es operar con equipos en forma de T. Estos son equipos donde los miembros tienen un amplio conocimiento del flujo de trabajo completo de DevOps y experiencia en áreas específicas. De esta manera, todos los miembros pueden comunicarse fácilmente entre sí para resolver problemas de manera eficiente.

Con los equipos tradicionales, las personas tienden a especializarse en solo una o dos áreas. Esto puede dificultar la colaboración rápida. Cuando todos tienen una participación más cercana a la igualdad en los resultados, usted promueve la responsabilidad de extremo a extremo necesaria para que un producto tenga éxito.

Sin embargo, este tipo de equipos no ocurren espontáneamente. Los líderes necesitan crearlos. Una organización necesita liderazgo para adoptar y apoyar completamente la misión DevOps y, en algunos casos, para obligar a diferentes unidades a trabajar juntas de manera efectiva.

En equipos pequeños, esto podría ser un problema, ya que es posible que no tenga la capacitación y la capacidad de su personal para satisfacer estas necesidades. Esto a menudo significa que una empresa necesitará contratar trabajadores con ese amplio conjunto de habilidades o comprometerse a una mejor capacitación para el personal actual. Comprender cómo funciona cada área es esencial para la creación de un flujo de trabajo productivo de DevOps.

DevOps es un cambio cultural tanto como tecnológico. La medida en que el liderazgo adquiere y apoya a esos equipos marcará una gran diferencia en qué tan bien funciona este nuevo enfoque en una organización de TI en particular.

Decidir, pero no hacer

A veces, una empresa decide que la mejor manera de adoptar DevOps es simplemente declarar que adoptará DevOps. Por sí solo, esto no logra mucho. La administración podría incluso aplaudir la transición exitosa a DevOps, a pesar de que nada ha cambiado mucho. Una compañía puede contratar a alguien para que sea su ingeniero de DevOps, pero esa persona inevitablemente se extenderá demasiado y se convertirá en un único punto de falla para el conocimiento de extremo a extremo de lo que estaba sucediendo con la secuencia de DevOps.

La administración en este tipo de organización no se da cuenta de que DevOps no es una estrategia de contratación o una pieza de software. Es una colaboración y coordinación entre equipos. Es un cambio cultural primero, y el resto debe seguir desde allí.

Énfasis excesivo en la tecnología

En una cultura de startup, todo tiende a girar en torno a la tecnología y la vanguardia de la vanguardia. En ese entorno, un equipo pequeño no tarda mucho en descubrir cómo trabajar juntos a través de la división entre desarrollo y operaciones. Esto ciertamente establece la cultura adecuada para el éxito de DevOps. Al mismo tiempo, puede desviar la atención de las razones por las que la organización eligió adoptar DevOps en primer lugar.

Es bueno cuando un equipo puede automatizar pruebas unitarias, pruebas de integración, pruebas de aceptación, implementación, entrega y todo lo demás que puede. Pero todo ese esfuerzo puede distraer de las tareas de desarrollo reales en el flujo de trabajo de DevOps. Cuando el software no se está desarrollando y los lanzamientos se retrasan cada vez más, un equipo técnico ha perdido de vista el propósito comercial de lo que se supone que debe crearse. Ese equipo ha olvidado que su trabajo es desarrollar software y ayudar a construir un negocio, y no solo crear una secuencia DevOps realmente genial.

DevOps requiere tiempo y esfuerzo, y la adopción presentará muchos desafíos. Sin embargo, con una planificación adecuada, puede adoptar un conjunto de principios que podrían transformar una organización. Un flujo de trabajo de DevOps exitoso puede ofrecer agilidad, enfoque y calidad de formas que los métodos tradicionales no pueden igualar.

DevOps no es fácil de adoptar, y hay muchas razones por las que decepcionará a las personas. Las historias de terror son el resultado de una falta de preparación o cuando las implementaciones se apresuran o si se pierde el foco.

Con un buen plan, una automatización efectiva, métricas útiles y liderazgo comprometido, es posible crear un entorno que conduzca a la mejora continua. Una desventaja es que con toda esta complejidad, las cosas pueden y se romperán. La compensación es el aumento de la productividad y la capacidad de responder a solicitudes y cambios rápidamente.

Investigue más sobre Desarrollo de aplicaciones

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close