Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Aislar sistemas críticos con Windows XP reduce la superficie de ataque

Las soluciones que permiten volver indetectables los dispositivos que utilizan Windows XP pueden ayudar a reforzar la seguridad de los sistemas.

El próximo 8 de abril, Microsoft descontinuará el soporte para Windows XP, y los equipos que todavía ejecutan este sistema operativo (SO) pueden quedar expuestos a múltiples vulnerabilidades. A nivel mundial, Windows XP aún mantiene el segundo lugar como sistema operativo más utilizado, con más del 29%, solo por debajo de Windows 7, que tiene más del 47% de usuarios.

Los sistemas de misión crítica que operan con XP son muchos y ampliamente utilizados. Entre los más comunes se encuentran tarjetas de crédito y débito, puntos de venta, cajeros automáticos, registros electrónicos de salud, entre otros. Esto significa que las empresas tendrán que reforzar sus medidas de seguridad y tomar medidas inmediatas para proteger o aislar los entornos XP.

 “Cuando Microsoft deje de lanzar parches de seguridad para las nuevas amenazas que aparezcan, es probable que los entornos XP sean altamente monitoreados por eventuales atacantes. Entonces, la mejor manera de abordar esta cuestión es aislar los sistemas críticos que ejecutan XP del resto, lo que reduce en gran medida la superficie de ataque para toda la infraestructura”, dijo Francisco Farrera, director de servicios para México de la unidad de negocio de tecnología, consultoría e integración de soluciones y especialista en seguridad en Unisys.

Farrera indicó que para esto existen soluciones que permiten volver indetectables los múltiples dispositivos que utilizan Windows XP y los vuelven solo visibles para los usuarios autorizados.

Si bien el retiro del soporte se anunció hace tiempo, migrar a otro sistema operativo es un proceso costoso y largo que suele extenderse entre uno y tres años, dependiendo del tamaño de la estructura de cada empresa. En otros casos, hay organizaciones que no pueden migrar debido a que las aplicaciones críticas no son compatibles con otros sistemas operativos.

De acuerdo con Unisys, un 13% de las organizaciones que actualmente ejecuta XP continuará utilizándolo después de abril de 2014, dejando potencialmente vulnerables sus sistemas de seguridad. En la industria financiera, por ejemplo, hay empresas que aún no realizaron el proceso de migración o no cuentan con el presupuesto necesario para completarlo, y es importante que consideren otras alternativas.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close