Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

2016: La irrupción inesperada de la movilidad y el volumen de los datos

Con el auge de tecnologías inteligentes e información al alcance de todos se requiere un CIO transformado, que integre y agregue valor con sus decisiones a la TI empresarial.

Si observamos los últimos cinco años, cada vez más está presente el concepto de innovación como parte esencial de las operaciones empresariales de toda compañía moderna. Al terminar el año 2016, el mundo tecnológico nos confirma esta tarea casi pendiente entre los líderes de las organizaciones.

No sólo se trata de romper paradigmas e implementar soluciones sofisticadas para generar mayor rentabilidad, sino que se requiere trabajar en nuevas habilidades gerenciales que apunten a ejercitar el pensamiento estratégico, con la tecnología como aliada principal, para establecer redes de colaboración que no se hayan realizado nunca y que son necesarias hoy en día porque el mercado lo exige en general.

Innovación de todos modos

Es por ello, que Fernando Grados de Dominio Consultores nos confirma que el CIO actual debe ser un gerente estratégico en la organización: “Su tarea debe ser la de hacer más competitiva a la organización, administrando adecuadamente la información, y pensando en el cliente que es la razón suprema de quien coloca un producto o servicio”, señala.  

Es más, Marcelo Sales, CTO de Hitachi Data Systems para Latinoamérica, expresa que para enfrentar los retos, los CIO deben pensar en tener socios estratégicos a quienes delegar para ellos concentrarse en la innovación; tienen que ser gestores de contratos: “Los CIO deben encontrar los socios adecuados, que aporten a su negocio. Va a ser un cambio importante, ya que antes ellos estaban acostumbrados a tener el control de todo el proceso.  Eso lo estamos viendo muy fuerte en Europa, con contratos grandes donde nosotros estamos asumiendo parte de la operación, pero no es un tema de outsourcing, en el pasado éste nos dio malas experiencias. Ahora se trata de tener varios socios estratégicos, que son especialistas en sus áreas. En resumen, deben aprender a delegar y ser muy creativos”, comenta.

Desarrollo del talento

Grados sostiene que ante el avance de conceptos como la movilidad y el cómputo de nube, que han crecido dramáticamente más de lo esperado, nos lleva a reflexionar y tomar acción ante otras tendencias como la analítica de datos y el big data que están acelerándose cada vez más por el volumen de datos que trabajan las empresas, que requieren de soluciones innovadoras. Él afirma que “lentamente los CIOs se acercan más a la gestión de la información y se alejan más de la infraestructura. Creemos que la movilidad hizo una irrupción inesperada y trajo consigo una potenciación del software en la nube. Hoy toda empresa que comercializa bienes y/o servicios, debe estar pensando en una solución móvil porque cada vez más los clientes lo exigirán. El volumen, la velocidad y la variedad de datos es lo que ahora privilegia la creación de información que brinde conocimiento para la toma de decisiones en la empresa”.

En esa línea, ante este panorama cambiante, Tiago Khouri, director de Marketing y Planeamiento de Emerson Network Power para Latinoamérica, manifiesta que no hay una fórmula que se ajuste a todas las organizaciones, ya que cada empresa está en una fase diferente y tiene su propio conjunto de prioridades: Los CIOs y cualquier profesional en tecnología no deben dejar que la crisis económica impida invertir en innovación. En tiempos de contención de costos es fácil posponer la capacitación y el desarrollo, pero lo cierto es que invertir en el desarrollo del talento y las nuevas tecnologías es muy importante para mantenerse a la vanguardia.”

Camino híbrido

Por ejemplo, Marcelo Sales explica que el 2016 fue un año de aprendizaje con respecto al tema de la nube: “el miedo que existía frente al uso de esta tecnología se está disipando, se percibe como algo real, por lo que se va a adoptar más y más. Estamos encontrando un camino que va a ser más híbrido, es decir, vamos a tener el control de algunos datos dentro de la empresa y otros podrán estar fuera, hay que encontrar ese equilibrio y saber qué nivel de movilidad se requiere de los datos.”

El ejecutivo de Hitachi recomienda que para el 2017 nos debemos enfocar en saber cómo hacer convivir la nube con lo que tenemos dentro de la empresa: “eso conecta con otro tema que fue muy importante en nuestra región en el año que termina (debido a que fue un periodo de crisis económica en varios países), me refiero a distintos modelos de pago, estamos hablando mucho más de OPEX (Operating Expenditure) con respecto a CAPEX (Capital Expenditure), hay opciones nuevas que realmente se acercan a consumir la tecnología como servicio y a reducir costos. Lo más importante es saber cómo podemos dar sentido a nuestros datos. Hay estadísticas que dicen que sólo el 3% de los datos de una empresa son usados para análisis, así que hay mucho por hacer”, expresó Sales.

En definitiva, el balance para este año que termina es de gran expectativa frente a las diversas oportunidades que pueden gestionarse desde el análisis de datos y la movilidad de la información en todas sus formas de migrar. El usuario final tiene un potencial total para expandir el negocio a gran escala, donde la innovación y creatividad cada vez más deben estar juntas para impulsar modelos de negocio más adaptables y comerciales, y el objetivo financiero sea cumplido como lo desea la alta dirección.

No obstante, en este auge de tecnologías inteligentes e información al alcance de todos, persiste la presencia de un gestor tecnológico, de un CIO transformado, que integre y agregue valor con sus decisiones en el consumo de tecnología de la organización. Un consumo más inteligente, estratégico y de gran impacto en el estado financiero de toda empresa.

Industrias como la banca, las finanzas, seguros, telecomunicaciones, inclusive el de la salud, están sufriendo una serie de metamorfosis para atender a sus públicos, lo que hace pensar que sus sistemas y estructuras, para el año que viene, pondrán más atención en big data y/o en la computación en la nube como herramientas claves para el despegue esperado en la región. 

Investigue más sobre Big data (Grandes datos)

Close