BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Virtualización, camino para optimizar recursos
Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

10 pasos para cambiar a una infraestructura de escritorio virtual

Si está pensando en implementar una infraestructura de escritorio virtual (VDI), estos consejos ayudarán en su proyecto.

Hoy en día el lugar de trabajo está cambiando rápidamente. Cada vez más empleados trabajan de manera móvil,  más de la mitad (52%) de los empleados utilizan tres o más dispositivos para trabajar –según Cisco– y muchos llevan sus propios dispositivos al lugar de trabajo (BYOD). Esta dinámica de trabajo ha generado desafíos para TI relacionados con la seguridad de los datos y el cumplimiento normativo, la contención de costos y la administración de imágenes y terminales.

“Existen soluciones que ayudan a las TI a afrontar estos desafíos directamente por medio de la virtualización de los escritorios de usuarios finales. A través de ellas, las organizaciones pueden mover activos de escritorios (SO, datos y aplicaciones) al centro de datos, donde el personal de TI puede administrarlos de manera más segura y suministrarlos a usuarios finales entre múltiples dispositivos y ubicaciones. Esta estrategia permite reducir gastos operacionales, mejorar la seguridad y admitir el acceso móvil y la diversidad de dispositivos en el lugar de trabajo”, dijo Norberto Ávila, ingeniero de sistemas senior de VMware.

Si están pensando implementar una infraestructura de escritorio virtual (VDI), el especialista recomienda tener en cuenta los siguientes consejos:

1. Analizar los roles y requisitos de los usuarios. Para lograr una implementación exitosa, se necesita crear grupos de usuarios con modelos y requisitos similares para el uso del escritorio. Entre las consideraciones que se debe tener en cuenta se puede incluir: Tipos de usuarios (como  empleados con tareas específicas o empleados intelectuales), requisitos de movilidad (sin acceso, con acceso móvil y sin conexión) y requisitos del usuario (escritorio dedicado, aplicaciones personalizadas e instaladas por el usuario). Esto permite determinar el tipo de depósito de escritorio –es decir, dedicado o flotante–, cuántos depósitos de máquinas virtuales es capaz de crear y si los usuarios se conectan a un escritorio virtual, a un escritorio físico centralizado alternativo o a una terminal física que se administra mediante estas soluciones. No hay que olvidar tener en cuenta qué hacer para mantener los datos de los usuarios cuando estos no están conectados.

2. Evaluar requisitos de las aplicaciones. Para optimizar la experiencia de escritorio de los usuarios finales, hay que realizar una evaluación completa de todas las aplicaciones que ejecutarán los escritorios virtuales. Es necesario verificar la cantidad de licencias, cuándo deben renovarse y su compatibilidad. Si se está actualizando versiones de sistemas operativos, se debe verificar la compatibilidad de aplicaciones o empaquetarlas. Es importante también evaluar una estrategia de virtualización de aplicaciones, que puede ser el modelo de administración centralizada de aplicaciones (presentación remota, empaquetado, capas) pues permite gestionar cualquier terminal física o virtual como un dispositivo genérico, simplificando la administración y actualización del sistema operativo.

3. Evaluar la topología de datos. Se debe comprender claramente dónde se encuentran los archivos, carpetas, configuración general y personalizada de usuarios, además de la ubicación geográfica de los orígenes de datos aplicativos y planificar cómo asignar estos elementos al nuevo entorno. Es posible que se deba permitir que los usuarios accedan a los archivos desde ubicaciones remotas, pero se debe centralizar estos archivos en una sola ubicación. Si se utiliza el acceso móvil para los servicios de terminales, se debe decidir si se continuará utilizando en el entorno de escritorio virtual.

4. Confirmar que los servicios de directorio estén configurados correctamente y en funcionamiento. Se debe asegurar que todos los controladores de dominio de Active Directory están realizando la replicación de manera adecuada y verificar si los protocolos DNS y DHCP están bien configurados, si funcionan y si pueden ser incorporados los escritorios creados recientemente. Además, hay que tener los controladores de dominio en las ubicaciones en las que los empleados inician sesión. Por ejemplo,si su software de firewall bloquea Global Catalog y los puertos LDAP, los administradores tendrán problemas para configurar las asignaciones de derechos del usuario. Se debe asegurar que todos los puertos necesarios se encuentren abiertos para que funcionen correctamente.

Contar con una VDI es una estrategia que permite reducir gastos operacionales, mejorar la seguridad y admitir el acceso móvil y la diversidad de dispositivos en el lugar de trabajo.

5. Evaluar la infraestructura actual. Es necesario revisar la configuración actual para determinar qué infraestructura existente se puede aprovechar y qué puede ser necesario agregar para su nuevo entorno. También hay que revisar y optimizar la topología de la red de área extendida (WAN), la calidad y la clase de servicio, los protocolos de visualización, la ubicación geográfica de los sitios y los métodos de acceso remoto. Se debe determinar si se cuenta con una solución de red virtual privada (VPN) y si se utilizará autenticación multifactor de seguridad híbrida.

6. Verificar las necesidades de seguridad y cumplimiento normativo. Determinar cuáles son los requisitos para las políticas de autenticación, protección de datos, cumplimiento normativo, archivado y retención. Por ejemplo, hay que averiguar si está utilizando una autenticación multifactor como tarjetas inteligentes o tokens para autentificar el acceso de los usuarios. Asimismo, se puede instalar y configurar un servidor en la zona desmilitarizada para permitir que los usuarios externos se conecten con los escritorios resguardados detrás del firewall corporativo.

7. Establecer expectativas con los usuarios. El éxito de la implementación de VDI depende de la satisfacción del empleado. Por lo tanto, es importante establecer las expectativas del usuario dentro de su plan de implementación. Se deben realizar preguntas clave como: ¿Qué dispositivos utilizarán los empleados? ¿Necesitarán imprimir? ¿Los usuarios necesitan escuchar o grabar archivos de audio? Es necesario ejecutar un piloto de virtualización de escritorio para recolectar información acerca de los requisitos de rendimiento y satisfacción de los empleados. Esta etapa es sumamente importante para identificar potenciales problemas o cuellos de botella que no fueran previstos durante el diseño y así poderlos solventar en un entorno controlado, minimizando el impacto al negocio. En este sentido, algunas organizaciones han diseñado programas de comunicación y marketing interno para ayudarse a transmitir al usuario final los beneficios de estas tecnologías y propiciar así una menor resistencia al cambio y contribuir a una adopción más transparente.

8. Prestar mucha atención a medir el tamaño del almacenamiento. Muchos proyectos de VDI fallan, presentan un bajo rendimiento o resultan más costosos debido a un diseño deficiente del almacenamiento. Para medir el tamaño del almacenamiento, hay que utilizar los datos más precisos que se pueda obtener acerca de los requisitos de escritorio actuales y futuros, y compararlos con las capacidades de sus sistemas de almacenamiento. Al medir el tamaño del almacenamiento, hay que considerar tanto las cargas de trabajo promedio, como las cargas pico. La medición para cargas de trabajo promedio resulta en recursos inadecuados durante momentos pico y esto disminuye el rendimiento del usuario final. Los fabricantes, en general, cuentan con ofertas de servicios que permiten analizar con detalle los consumos de recursos de hardware en los escritorios físicos (CPU, memoria y operaciones de disco) y utilizar los datos recolectados para estimar con mayor precisión los requerimientos de infraestructura que tendrá el proyecto. Es recomendable considerar dichas ofertas para asegurar el éxito del proyecto.

9. Establecer los requisitos de soporte técnico. Capacitar a todo el personal de soporte técnico de escritorios acerca de los cambios en el modelo  del mismo, para dejar en claro los requisitos que tienen los escritorios virtuales. Si se hace al comienzo de la implementación, puede aumentar significativamente las probabilidades de éxito.

10. Evaluar el TCO y el ROI. La virtualización de escritorio no ofrece el mismo costo total de propiedad (TCO) ni el mismo retorno de la inversión (ROI) que la virtualización de servidor. Se debe estar seguro de establecer las expectativas adecuadas y evaluar el TCO y el ROI correctamente para reflejar las ventajas que esta capacidad puede ofrecer a su organización. Por ejemplo, la virtualización de escritorios puede: Reducir los costos de soporte técnico en un 50% al  centralizar  la administración; permitir la admisión de hasta 40% más de usuarios finales con el mismo personal de TI; reducir los requisitos de redes mediante un uso más eficiente del ancho de banda y extender los ciclos de actualización de las PC a unos 5 o 7 años.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close