Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Windows 7: No espere que Microsoft arregle todos los problemas de Windows 10

La migración a Windows 10 puede traer consigo algunos ajustes en los departamentos de TI, especialmente en cuanto al manejo de parches y actualizaciones.

Parece que no hace mucho tiempo que los departamentos de TI estaban batallando con la actualización de las PC de Windows XP a Windows 7, ya que Microsoft finalmente retiró el soporte para el soporte en el sistema operativo heredado.

Ahora es el turno de Windows 7, que se ha convertido casi en un estándar de PC para la computación del usuario final. Esto se debe principalmente al fracaso total de Windows 8. La idea de intentar impulsar una interfaz de usuario optimizada para pantallas táctiles sin un botón de menú de inicio en las TI empresariales probablemente ahora parezca ridícula. Pero eso es exactamente lo que Microsoft intentó hacer con Windows 8. Las empresas se quedaron con lo que conocían: Windows 7. Y ahora, conforme los que todavía están en Windows 7 comienzan a contar los días que faltan para el 14 de enero de 2020, muchos ven a Windows 10 como la única ruta hacia adelante.

Sí, tiene un menú de inicio, pero ciertamente no es simplemente un Windows 7 más moderno. El cambio radical que Microsoft introdujo con Windows 10 es que administra las actualizaciones del sistema operativo, no TI corporativa.

Las actualizaciones automáticas mantienen fresco a Windows 10

Microsoft promete que ya no habrá lanzamientos gigantes con un alto riesgo de nuevos sistemas operativos Windows. En lugar de eso, los usuarios recibirán nuevas funciones de forma continua, dos veces al año.

¿Por qué eso no sería una buena idea?

Hay numerosos motivos. ¿Qué administrador de TI confiaría a Microsoft la confiabilidad de las actualizaciones que afectan a todo el patrimonio de PCs, que potencialmente podría abarcar miles de máquinas? Después de todo, es un enfoque que funciona en los sistemas operativos Android de Google e iOS de Apple.

Compatibilidad de aplicaciones

Pero solo hay que mirar la tienda de aplicaciones para leer historias de horror de aplicaciones que solían funcionar hasta que Google o Apple actualizaron sus respectivos sistemas operativos. Windows es mucho peor porque Windows reclama compatibilidad con versiones anteriores. Los proveedores de software empresarial no tienen que apresurar una nueva versión de sus aplicaciones para soportar el último sistema operativo de Windows si su software se ejecuta en una versión anterior en el llamado "modo de compatibilidad". Pero, como cualquier persona que haya realizado pruebas de compatibilidad de aplicaciones lo apreciará, solo porque algo debería ser compatible en teoría, no significa que funcione cuando se implementa.

Incluso algo tan omnipresente como Google Chrome se sabe que falla. ¿Qué esperanza hay para un software a medida o para aplicaciones de terceros?

Microsoft puede manejar las actualizaciones de Windows 10. Pero los equipos de TI y los desarrolladores externos todavía deberán asegurarse de que el software sea compatible con la actualización.

Investigue más sobre Los sistemas operativos Windows

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close