Maksim Kabakou - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Una mirada en profundidad al cálculo de costos de hardware de servidor para PyMEs

Los servidores pueden ser caros, pero hay más en la compra que solo el precio del hardware. Conozca qué elementos adicionales debe tener en cuenta una PyME en el costo total.

Aunque muchas organizaciones más grandes ejecutan un porcentaje significativo de sus cargas de trabajo en la nube, hay algunas ventajas convincentes para que las PyMEs ejecuten cargas de trabajo en un servidor interno en lugar de externalizar esas cargas de trabajo a la nube.

Pero antes de que una PyME pueda comenzar a estimar los costos de hardware de su servidor, debe determinar sus necesidades de hardware. Cada pequeña empresa es única, y un servidor que funciona bien para una empresa no necesariamente satisface las necesidades de otra.

Las pequeñas empresas tienen diferentes necesidades de servidor

Las PyMEs pueden determinar las necesidades de su servidor en función de sus casos de uso. Por ejemplo, un servidor web generalmente tiene diferentes requisitos de hardware que un servidor que aloja servicios de bases de datos o que actúa como un servidor de correo electrónico. El caso de uso del servidor afecta el espacio en disco, la memoria, los recursos de la CPU y el ancho de banda de red que requerirá la organización.

Otra forma en que una organización puede determinar las necesidades de hardware de su servidor es examinar los requisitos del sistema, tanto para el sistema operativo del servidor que planea usar como para las aplicaciones que se ejecutarán en el servidor. Pero tenga en cuenta que los requisitos mínimos de hardware establecidos para una aplicación pueden ser insuficientes para ejecutar la aplicación en producción. Es probable que la PyME necesite ajustar sus requisitos de hardware en función de su carga de trabajo prevista. Una organización que planea alojar su propio servidor de correo electrónico, por ejemplo, requerirá almacenamiento en disco adicional para cada buzón.

El sitio web del proveedor de la aplicación puede ayudar a determinar los requisitos reales de hardware. A medida que la organización decide qué hardware necesita comprar, también debe considerar las necesidades futuras de capacidad.

Costo de hardware, SO y aplicaciones

El hardware del servidor puede ser costoso, por lo que es natural que una organización planifique su presupuesto en torno al hardware que considera comprar. Pero hay elementos adicionales que una PyME debe tener en cuenta en la estimación del costo general.

Primero es el sistema operativo del servidor. Dependiendo del sistema operativo que elija ejecutar la organización, posiblemente podría costar tanto como el propio servidor, si no más. La edición Datacenter de Windows Server 2019, por ejemplo, tiene un precio minorista de $ 6,155. Microsoft ofrece una edición Essentials diseñada para pequeñas empresas por $ 501, pero, para calificar, una empresa debe tener menos de 25 usuarios y 50 dispositivos.

Microsoft también ofrece una edición estándar de Windows Server por $ 972. Vale la pena señalar que Microsoft solo recomienda usar Windows Server 2019 Standard edition para cargas de trabajo que se ejecutan en servidores físicos o en entornos que están mínimamente virtualizados.

También tenga en cuenta que Microsoft usa licencias basadas en el núcleo para las ediciones Windows Server 2019 Standard y Datacenter. Esto significa que la licencia solo cubre 16 núcleos de CPU, por lo que una organización necesitará una licencia adicional por cada 16 núcleos. Las ediciones Standard y Datacenter de Windows Server 2019 también requieren que la PyME compre una licencia de acceso de cliente para cada usuario o dispositivo que acceda al servidor.

Además del sistema operativo del servidor, la organización debe considerar el costo de las aplicaciones que se ejecutarán en el servidor. Las licencias perpetuas de software se están volviendo cada vez más raras, por lo que es muy posible que la PyME necesite presupuestar para una renovación anual de la licencia o para las tarifas de actualización del software.

Los pros y los contras de alquilar vs ser dueño de un servidor

En un momento, alquilar hardware de servidor era una práctica relativamente común. Aunque todavía hay algunos proveedores que arrendarán hardware físico a las empresas, los alquileres de hardware han sido reemplazados casi por completo por el alojamiento en la nube. Los proveedores de la nube generalmente alojan a múltiples inquilinos, varias compañías que se suscriben a la nube, en cada uno de sus servidores, pero los proveedores más grandes, como Microsoft y Amazon, permitirán a una organización arrendar hardware dedicado en la nube.

Aunque gran parte del mundo ha adoptado un enfoque basado en la nube para implementar nuevas cargas de trabajo, puede haber algunos beneficios convincentes para que una organización tenga su propio servidor. Para empezar, tener un servidor interno permite a la PyME configurar el servidor, su sistema operativo y sus aplicaciones como mejor le parezca. Los proveedores de la nube a menudo bloquean el acceso a la configuración de bajo nivel.

Comprar un servidor también podría ser menos costoso a largo plazo. Los proveedores de la nube facturan por los recursos que consume una organización. Ejecutar una carga de trabajo ligera en la nube generalmente costará mucho menos que comprar un servidor. Pero los costos en la nube aumentan a medida que la carga de trabajo se usa con mayor intensidad. No solo puede ser bastante costoso ejecutar una carga de trabajo en la nube, sino que los costos pueden ser impredecibles. Además, las tarifas mensuales de suscripción a la nube continúan mientras la PyME aloje su carga de trabajo en la nube. Con el tiempo, esas tarifas mensuales pueden exceder colectivamente el costo de comprar un servidor.

Una desventaja de una PyME que aloja su propio servidor es que la organización es la única responsable del servidor. Si el rayo daña el servidor, por ejemplo, la organización tendrá que asumir el costo de reparar o reemplazar el servidor. Por otro lado, los proveedores de la nube mantienen el hardware en nombre de sus clientes y no facturan por daños o mantenimiento del hardware.

Administración del servidor y costos de mantenimiento

Otro costo que una organización debe considerar es la administración de servidores y aplicaciones. Si la PyME tiene su propio personal de TI, entonces la administración necesaria podría no generar costos tangibles. Pero las organizaciones que no tienen departamentos de TI pueden necesitar usar periódicamente un servicio de consultoría o contratar a un profesional de TI para cuidar el servidor y sus aplicaciones.

Además del costo inicial del servidor, hay varios costos continuos que una organización también debe considerar. Por ejemplo, necesitará un presupuesto para reemplazar periódicamente los componentes del servidor desgastados, como los discos duros. Del mismo modo, una PyME probablemente necesitará realizar al menos una actualización de hardware durante la vida útil del servidor. Esto podría implicar, por ejemplo, agregar más memoria o capacidad de almacenamiento adicional.

También es importante asegurarse que la organización tenga un presupuesto para obtener soporte técnico cuando sea necesario. Aunque algunos proveedores ofrecen soporte técnico gratuito, otros brindan soporte que se paga por incidente. Esto es especialmente cierto para incidentes cuando se necesita ayuda urgentemente.

Calcular el costo total de propiedad de un servidor

Los costos del servidor se pueden dividir en dos categorías distintas: costos de adquisición y costos continuos.

Los costos de adquisición generalmente incluyen lo siguiente:

  • Costo del hardware del servidor;
  • Garantías extendidas o contratos de mantenimiento;
  • El sistema operativo del servidor;
  • Licencias de aplicación; y
  • Un bastidor para montar el servidor en caso de que sea necesario.

Los costos continuos generalmente incluyen lo siguiente:

  • Soporte técnico;
  • Consumo de energía;
  • Enfriamiento para la sala de servidores si la organización tiene una sala de servidores dedicada;
  • Componentes de reemplazo del servidor, como discos duros;
  • Costos administrativos; y
  • Actualizaciones de software.

La compra de un servidor implica mucho más que solo los costos iniciales de adquisición de hardware. Una organización debe considerar el costo total de propiedad (TCO), no solo el precio de compra. Aunque el precio de compra es parte del TCO, la PyME también debe considerar el costo de las actualizaciones de software, los elementos de mantenimiento y otros costos continuos relacionados con el servidor y su carga de trabajo. Una PyME debe revisar sus opciones y tomar decisiones basadas en lo que necesita para lograr sus objetivos.

Investigue más sobre Gestión del centro de datos

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close