BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Servicios en la nube y cómo aprovecharlos
Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Siete maneras de mantener controlados sus costos de almacenamiento en la nube

El almacenamiento en la nube puede ser un lugar eficaz para albergar sus datos, pero mantenerlo rentable significa realizar algo de trabajo primero.

El almacenamiento de datos es un caso de uso popular para los servicios de cómputo en la nube, con el surgimiento de "big data" y su valor para la inteligencia de negocios. Pero sin una gestión adecuada, los costos de almacenamiento en la nube pueden crecer más rápido que su presupuesto asignado, dejando de hacer práctico el caso de negocio para el almacenamiento. Hay siete puntos clave que debe cubrir en su política de almacenamiento en la nube para garantizar que cumple con sus necesidades sin un exceso de gastos:

1. Clasifique sus datos

Las empresas tienen una amplia gama de tipos de datos que varían en su valor de negocio. Crear un amplio conjunto de categorías que describen los diferentes tipos de datos, ya sea por orden de importancia –por ejemplo, negocios cruciales, importantes, opcionales– o por tipo funcional –recursos humanos, financieros, de investigación y desarrollo. El objetivo es elaborar políticas que correspondan con las necesidades de cada tipo de datos, sin incluir características de almacenamiento innecesarias y costosas.

2. Clasifique las características de almacenamiento

Hay muchas maneras de almacenar datos en la nube: niveles altos o bajos de redundancia, baja latencia o tiempos de recuperación retardados. Además, algunos datos pueden ser almacenados durante décadas y otros solo por un par de semanas. Considere los requisitos de redundancia, tiempos de recuperación, duración y disponibilidad para cada tipo de datos.

3. Defina las políticas de control de acceso

Uno de los aspectos más difíciles de la gestión de los datos es mantenerlos seguros a largo plazo. Los datos almacenados en la nube deben organizarse de manera que permitan la racionalización de los controles de acceso.

Normalmente, los usuarios se organizan en grupos donde cada miembro tiene requisitos de acceso similares. Por ejemplo, los empleados en el departamento de finanzas necesitan acceso de lectura a los datos financieros históricos, pero solo unos pocos deben tener acceso de escritura a los mismos datos. En este caso, todos los miembros del departamento de finanzas pueden ser asignados a un grupo de lectura de finanzas, mientras que los otros que necesitan permisos de escritura también se asignan a un grupo de escritura de finanzas.

Asignar usuarios a grupos permite a los administradores aplicar controles de acceso de grano fino para que las personas reciban solo los permisos que necesitan. Los grupos también facilitan la actualización de los permisos. Si se proporciona un nuevo conjunto de datos al departamento de recursos humanos, todos los miembros del grupo de recursos humanos pueden tener acceso a los datos mediante la actualización del permiso de un solo grupo.

4. Considere los costos de las distintas opciones de almacenamiento

El almacenamiento más barato no siempre es mejor, pero sus políticas deben ayudar a los desarrolladores y administradores de aplicaciones a encontrar el almacenamiento más rentable que satisfaga sus necesidades.

En los sistemas de almacenamiento en la nube,las características vienen con costos. ¿Es importante la alta redundancia? ¿Necesita tiempos de recuperación rápidos? ¿Sus necesidades de almacenamiento implican un número mínimo de operaciones de I/O por segundo (IOPS)? Si es así, probablemente será más caro tener más de cualquier función que necesite. Sin embargo, usted puede ser capaz de reducir sus costos si utiliza menos servicios de almacenamiento ricos en funciones.

5. Decida qué características son mejores para usted

En sus políticas y procedimientos, proporcione orientación sobre cuándo utilizar o requerir características particulares. Los documentos importantes y los conjuntos de datos deben estar bajo el control o revisión de versiones, con el fin de mantener sus datos organizados. El control de versiones mantiene un historial de cambios a lo largo de la vida de los documentos o conjuntos de datos.

6. Considere cuándo utilizar diferentes tipos de almacenes de datos

Usted puede almacenar datos con estructuras como valores claves usando Amazon Simple Storage Service (S3) o en AWS DynamoDB. AWS S3 cuenta con un esquema de precios sencillo basado en la cantidad de datos almacenados y transferidos fuera de la nube. DynamoDB ofrece un mayor rendimiento a un costo mayor. Estos costos de almacenamiento en nube se basan en el tamaño de los datos, el número de artículos leídos por segundo, el nivel de consistencia (la consistencia estricta es el doble de cara que lo eventualmente consistente) y los datos transferidos hacia afuera.

El almacenamiento más barato no siempre es mejor, pero sus políticas deben ayudar a los desarrolladores y administradores de aplicaciones a encontrar el almacenamiento más rentable que satisfaga sus necesidades.

7. Defina una política de retención de datos

A medida que crecen los volúmenes de datos, la pregunta se vuelve: “¿Por cuánto tiempo se debe conservar los datos?”. Algunos datos podrían necesitar que se les mantenga a perpetuidad por razones de cumplimiento, mientras que otros datos pueden tener una vida útil limitada. Por ejemplo, los datos de rendimiento de un dispositivo de fabricación que ya no está en uso podrían tener algún valor histórico para comparar con los nuevos dispositivos. En este caso, puede ser más eficiente mantener versiones resumidas de los datos originales y borrar los grandes volúmenes de datos en bruto.

Acerca del autor: Dan Sullivan cuenta con una Maestría en Ciencias y es autor, arquitecto de sistemas y consultor con más de 20 años de experiencia en TI. Él ha tenido compromisos en analítica avanzada, arquitectura de sistemas, diseño de bases de datos, seguridad empresarial e inteligencia de negocios. Ha trabajado en una amplia gama de industrias, incluyendo servicios financieros, fabricación, farmacéutica, desarrollo de software, gobierno, retail y educación. Dan ha escrito extensamente sobre temas que van desde el almacenamiento de datos, la computación en nube y la analítica avanzada, hasta la gestión de la seguridad, la colaboración y la minería de textos.

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close