BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Siete cosas que hacer para administrar una migración a la nube de Oracle

La migración de sistemas Oracle a la nube es una gran iniciativa para cualquier organización. Asegúrese de implementar un plan de migración sólido para ayudar a facilitar la transición y mantenerla en buen camino.

Las organizaciones que planean trasladar sus sistemas Oracle a Oracle Cloud u otra plataforma en la nube deben tener en cuenta una variedad de consideraciones antes de embarcarse en el proceso de migración. Los problemas relacionados con la seguridad, la gobernanza de datos, la integración de sistemas y otros muchos factores pueden entrar en juego, y plantear posibles obstáculos, al migrar a la nube.

Hay buenas razones para cambiar los sistemas y las aplicaciones a la nube: mayor flexibilidad, escalabilidad más sencilla y administración de sistemas reducida, por ejemplo. Pero si ha decidido seguir adelante con una migración a la nube de Oracle, no se limite a participar sin una previsión. Aquí hay siete consejos que usted y los demás miembros de su equipo deben tener en cuenta cuando se preparen para realizar el gran movimiento.

  1. Defina su estrategia de migración. Uno de los primeros pasos debería ser definir una estrategia de migración hacia la nube. Para hacerlo de manera efectiva, primero debe evaluar el valor de negocios que una implementación de la nube de Oracle puede ofrecer a su organización y cómo ese valor se alinea con las estrategias de negocios a largo plazo de la organización. El objetivo es comprender dónde encaja la nube en esas estrategias para que pueda determinar la mejor manera de utilizar los servicios de nube de Oracle disponibles. A partir de ahí, debe desarrollar un plan de migración detallado que defina el alcance del proyecto, qué funciones de negocios se trasladarán a la nube, qué recursos se necesitarán para realizar el traslado y cómo se llevará a cabo el traslado. El plan de migración debe incluir un desglose detallado de las tareas y los cronogramas, y tener en cuenta el monitoreo y la evaluación posterior a la migración.
  2. Eduque y entrene personas. Una migración de Oracle a la nube puede afectar tanto a los usuarios de negocios como a los profesionales de TI. A cualquier persona que pueda verse afectada por la migración se le debe decir qué esperar y cómo se llevará a cabo la transición. Usted no quiere sorprender a la gente ni quiere darles expectativas poco realistas sobre cómo se verán afectados. Involucre a los usuarios empresariales en el proceso lo antes posible. Permita que al menos algunos usuarios prueben prototipos de aplicaciones de Oracle en la nube y revisen la documentación relevante, incluido el plan de migración. Además, asegúrese de que todos los involucrados, incluidos los administradores de bases de datos, los desarrolladores y otros empleados de TI que trabajan con sus sistemas Oracle, reciban la capacitación necesaria sobre los nuevos sistemas. Si no se preparan adecuadamente tanto el negocio como el departamento de TI para la transición, se puede perder productividad y obtener mucha frustración.
  3. Sepa lo que está recibiendo por su dinero. Investigue a fondo los servicios en la nube de Oracle que planea usar para saber qué esperar. Familiarícese con la tecnología detrás de esos servicios, incluidas las limitaciones que podrían afectar la personalización, la integración y otros procesos de administración de datos. Revise por completo los acuerdos de nivel de servicio de Oracle, trayendo experiencia externa si es necesario para ayudar a dar sentido a la letra pequeña. Haga lo mismo con las licencias de software. Debe entender las implicaciones de pasar de los productos Oracle locales a los servicios en la nube. Las licencias de Oracle son notoriamente complejas y confusas; no asuma que una migración a la nube de repente simplificará su vida desde el punto de vista de la licencia. Mucho dependerá de qué servicios en la nube use, cómo los use y qué productos en las instalaciones planea migrar frente a los que continuará ejecutando internamente. Cuando se trata de licencias de Oracle, se requiere diligencia debida en cada paso del camino.
  4. Dé pasos de bebé. La migración a la nube implica mucho más que simplemente activar un interruptor. Si trata de hacer todo de una vez, es probable que se encuentres con importantes reveses. Al dar pasos pequeños e incrementales, puede ejercer un mejor control sobre los diversos aspectos de una migración. Eso le permite evaluar los procesos y servicios en la nube a medida que avanza, para que pueda implementar rápidamente las mejoras necesarias y minimizar el impacto en los usuarios. Considere configurar un sistema piloto o prototipo para tener una mejor idea de lo que implica exactamente una migración de Oracle a la nube. Al hacerlo, puede probar procesos, bloquear configuraciones que funcionen eficazmente y proporcionar un mecanismo para demostrar los servicios en la nube a las partes interesadas clave. Además, considere comenzar con una ubicación de filial o sucursal en la implementación inicial para proporcionar un campo de pruebas en vivo para los nuevos servicios en la nube antes de implementarlos de manera más amplia.
  5. No olvide los datos. La seguridad de los datos y la privacidad deben estar a la vanguardia de su pensamiento a lo largo de cada etapa del proceso de migración. Debe asegurarse de que los servicios de Oracle en la nube que implemente puedan cumplir sus requisitos de seguridad, ya sea que los datos estén en movimiento o en reposo. También deben cumplir con los estándares de cumplimiento regulatorio que se aplican a su negocio. Además, debe planificar cuidadosamente cómo transferirá sus datos a la nube. Cuantos más datos tenga, más complicado se vuelve. Cuando sea posible, archive datos históricos en lugar de moverlos al nuevo entorno de la nube. La transición a la nube también puede requerir que los datos se limpien y estandaricen, lo que a su vez puede ser una tarea importante.
  6. Piense en la integración de sistemas. Los sistemas y las aplicaciones no existen en el vacío. Necesitan comunicarse y, en ocasiones, colaborar con otros sistemas y aplicaciones. Al migrar a la nube, considere cómo se puede ver afectada la integración de los sistemas existentes. Aunque sus aplicaciones pueden funcionar bien en los sistemas locales, no se garantiza que continúen haciéndolo en la nube, especialmente si deben estar vinculados a algunos sistemas que continúa ejecutándose internamente. Para evitar problemas, evalúe a fondo su entorno actual para determinar qué pasos son necesarios para abordar los problemas de integración. Incluso si está realizando la transición de algunos de sus sistemas anteriores, debe comprender cómo los nuevos servicios en la nube necesitarán comunicarse con los que permanecen en las instalaciones. La actualización de sistemas y aplicaciones para garantizar conexiones adecuadas entre ellos puede consumir mucho tiempo y recursos, así que prepárese.
  7. Busque nuevas oportunidades de TI. Una migración de Oracle a la nube es un excelente momento para buscar oportunidades para mejorar sus sistemas actuales a fin de reducir el mantenimiento, mejorar los flujos de trabajo y reducir los costos. Es posible que pueda consolidar aplicaciones, automatizar procesos o mejorar las operaciones de otras maneras. Dado el esfuerzo y las interrupciones que conlleva la migración a la nube, también podría aprovecharlas al máximo para beneficiar a su organización. Esto es especialmente cierto cuando se trata de administrar y proteger sus datos. Por ejemplo, un paso a la nube puede ser un buen momento para hacer la transición de una base de datos relacional a un sistema NoSQL, consolidar y estandarizar sus datos maestros o implementar la autenticación federada. Al planear su migración, tómese el tiempo para evaluar sus sistemas actuales y considere formas en que puede mejorarlos a medida que avanza.

Cada migración a Oracle Cloud es un proceso único. Estos consejos deben tratarse solo como puntos de partida para construir un plan integral de migración que considere todos los aspectos de la transición a la nube. Mientras más preparados estén usted y su equipo antes de realizar el cambio, mayores serán las posibilidades de que su migración de Oracle a la nube sea fluida y exitosa.

Este artículo se actualizó por última vez en agosto 2018

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close