Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Si quiere seguir a sus usuarios móviles, tome en cuenta que aún no hay leyes definidas

¿Siguiendo a los usuarios móviles? Cuidado, las leyes de seguimiento de dispositivos aún no se han definido.

¿Siguiendo a los usuarios móviles? Cuidado, las leyes de seguimiento de dispositivos aún no se han definido...

Los servicios de seguimiento y ubicación de dispositivos pueden ser increíblemente útiles para los empleadores y los empleados, pero algunos trabajadores no están de acuerdo con ser rastreados. Además, las leyes que rodean el seguimiento de dispositivos y la forma en que la información puede ser utilizada aún se tienen que concretar.

Puede parecer que hay pocas desventajas respecto a seguir un dispositivo móvil. La tecnología de sistema de posicionamiento global (GPS), los servicios basados ​​en la localización, Wi-Fi y las redes celulares ya son parte de la vida cotidiana para la mayoría de la gente. Las capacidades de presencia, localización y seguimiento también tienen beneficios reales para la seguridad del individuo y del dispositivo. Por ejemplo, cualquier persona que requiera atención médica inmediata o de otro tipo podría utilizar una función de "botón de pánico", que incluye la identificación de ubicación automática: Los servicios E- 911 en redes celulares ya lo hacen. Incluso los asistentes a un evento pueden obtener indicaciones para llegar a puntos específicos de interés con base en sus ubicaciones actuales. La gente de marketing puede informar a clientes potenciales de ventas especiales, emitir cupones virtuales y usar otras herramientas para atraer tráfico a las tiendas al por menor.

Casi todo el mundo se beneficia de las tecnologías inalámbricas de ubicación y seguimiento en un momento u otro, pero a algunos usuarios no les gusta que sepan su ubicación y esté disponible, a menos que hayan permitido explícitamente esta función en sus dispositivos y aplicaciones. Los sistemas operativos móviles permiten a los usuarios desactivar los servicios de localización, pero esa acción por lo general viene con una advertencia sobre las características que no funcionarán tan bien una vez que los servicios de localización estén desactivados.

Seguir un dispositivo es especialmente un reto para las entidades no gubernamentales, y se trata del dominio legal: ¿Bajo qué circunstancias puede una de las partes localizar y seguir a la otra?

Leer –y escribir– la letra pequeña

En general, los transportistas y los operadores inalámbricos especifican lo que pueden y no pueden hacer con la información de ubicación de los usuarios en la letra pequeña de un contrato de suscripción. Debido al mandato federal para los servicios E- 911 –que incluye la ubicación de la persona que llama cuando él o ella marca 911– no es posible apagar completamente los servicios de localización. Las redes inalámbricas, por su propia naturaleza, también dependen de información de ubicación para la gestión del tráfico, balanceo de carga y otras funciones de nivel de sistema. Estos datos pueden ponerse a disposición de los profesionales de la ley en virtud de los requisitos y disposiciones de la Ley de Asistencia de Comunicaciones para la aplicación de la ley.

Las redes inalámbricas dependen de la información de ubicación para la gestión del tráfico, el balance de carga y otras funciones de nivel de sistema.

Esto presenta algunos problemas grandes: ¿Puede un empleador seguir a un empleado? ¿Puede un proveedor de servicios de valor añadido rastrear a uno de sus usuarios? ¿Cómo se puede utilizar esta información, y puede ser vendido a un tercero?

Las respuestas caen principalmente en el ámbito del derecho contractual o, en este caso, en los acuerdos entre los que realizan el seguimiento y los que están siendo rastreados. Sin embargo, las leyes varían ampliamente según el país, y algunos países imponen severas restricciones sobre cómo se pueden usar los datos de localización. Los términos de los contratos sindicales también pueden aplicar si un empleador deseara dar seguimiento de una persona que conduce un vehículo de la compañía, o incluso uno privado si está e viaje de negocios de la empresa, por ejemplo.

Con tanto en juego y aún así fuera de las leyes establecidas, tome estos consejos en cuenta si busca orientación para tomar decisiones inmediatas sobre el seguimiento de los dispositivos:

  • Busque asesoramiento legal antes de instalar cualquier capacidad de seguimiento en los dispositivos móviles de los usuarios, y asegúrese de que dicho asesoramiento considera regulaciones locales, estatales y nacionales y específicas de la industria.
  • Asegúrese de que la naturaleza de todas las funciones de seguimiento son cuidadosamente explicadas en los acuerdos del cliente, suscriptor, empleado y relacionados. Incluya las circunstancias en las que los dispositivos de los usuarios pueden ser rastreados y cómo se utilizará la información recopilada. Los documentos en los que se describen esos términos también requerirán una revisión periódica a medida que evolucionan las leyes de seguimiento.
  • Permita que los usuarios finales puedan optar por no ser rastreados si lo desean. Puede resaltar qué características o beneficios perderá el usuario por este tipo de decisión, pero respete a los que están siendo rastreados para construir una confianza a largo plazo.

Con cámaras de vigilancia por todas partes hoy en día, sistemas de peajes automáticos que rastrean nuestros hábitos de manejo, y nuestros teléfonos en constante contacto con el GPS, la localización Wi-Fi y los y servicios de rastreo, parece probable que muchas personas se acostumbrarán eventualmente a que alguien más localice su ubicación. En el ínterin, sin embargo, es mejor andar legalmente, ligeramente y respetuosamente.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close