Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.
Este artículo es parte de nuestra guía: Guía Esencial: ¿Hacia dónde va el centro de datos?

Resuelva molestos problemas de utilización del servidor

Si le toca afinar el hardware de su centro de datos, considere arreglos como la expansión de DRAM, los SSD o la virtualización de contenedores.

¿Espera alrededor a que los servidores terminen los trabajos? ¿Están los servidores llegando al 90% de utilización? ¿Están las unidades de disco trabajando a más no poder?

Si usted contestó sí a cualquiera de estas preguntas, su uso de los servidores está desequilibrado y es probable que sea hora de alguna afinación de hardware en el centro de datos.

Arreglos relativamente baratos

DRAM es uno de los aumentos de sistema más fáciles disponibles para solucionar los problemas de uso del servidor. Los trabajos son más grandes y los sistemas operativos dejan más datos en la memoria que en las generaciones pasadas. En la mayoría de los casos, la duplicación de la DRAM hace que un servidor se comporte mucho mejor. La expansión de DRAM puede reducir significativamente el cambio de páginas, liberando IO para otras cosas.

Evalúe las unidades de disco si los servidores están sobrecargados. Si una unidad está girando, mientras otras están funcionando con poca carga, el archivo swap es el principal sospechoso. Ampliar la DRAM habría arreglado este problema, por lo que, si continúa, busque la concentración de carga desequilibrada. Difunda los datos de trabajo sobre más unidades o reemplace los discos más fuertemente cargados en servidores con unidades de estado sólido de rendimiento más alto (SSD).

Si usted está esparciendo los datos para facilitar la carga de utilización del servidor, un controlador RAID es la mejor opción. El hardware del controlador RAID interno es barato. RAID aumenta la velocidad del disco por un factor de cinco o menos, así que no está en la misma liga de velocidad de un SSD, pero puede ser mucho más barato. RAID basado en software es otra opción. Siempre haga una copia de seguridad de los datos antes de crear volúmenes RAID, ya que siempre hay una posibilidad de que algo salga mal.

Los SSD son beneficiosos en muchas situaciones. A menudo, los servidores están hambrientos de almacenamiento. Mientras que la capacidad de almacenamiento del el disco duro se ha incrementado de 256 MB a 8 TB en los últimos 30 años, el rendimiento (IOPS) solo aumentó de 50 a 150 IOPS por unidad. Las IOPS de SSD en el rango de 400,000 pueden resolver el problema del déficit de almacenamiento según la Ley de Moore.

Los proveedores son muy felices de vender SSD de clase empresarial a precios elevados, pero un SSD de gama media es mucho más asequible y, aunque no entregará millones de IOPS, el rendimiento será mucho mayor que lo que entregó la unidad de disco del servidor.

Otra forma de ahorrar dinero es utilizar un SSD de menor capacidad que el disco que reemplazó como la unidad principal. Muchas cargas de trabajo del centro de datos solo requieren unas pocas decenas de gigabytes de almacenamiento activo por servidor. El resto puede permanecer en los discos duros existentes. Con solo un SSD de 256 GB frente a un terabyte, las actualizaciones son más asequibles.

Las redes mejoradas también pueden desbloquear los problemas de rendimiento del servidor. Por ejemplo, 1 GbE es lento para almacenamiento en red, pero mejorar toda la granja de servidores es caro. En algunos centros de datos, la mayoría de los bastidores ya utilizan 10 GbE, y las aplicaciones experimentan una ganancia de rendimiento por la actualización de los servidores restantes. Esto es especialmente cierto si los servidores están virtualizados.

El enfoque de los contenedores hacia la virtualización permite más del doble del número de casos por servidor que la virtualización estándar, y reduce la IO en red enormemente. Los contenedores parecen ser una buena capa para hospedar tareas de bajo grado, como servir a la web, pero sufren desventajas de seguridad y madurez.

Podría ser el momento de evaluar sus propiedades inmobiliarias de servidores y mover algunas tareas a un proveedor de la nube. La migración dirigida evitará nuevas compras de servidores y ofrece una manera de bajo riesgo de volverse un sabio de la nube.

Grandes máquinas para grandes trabajos

El siguiente nivel de mejoras para un despliegue de servidor fatigado es más compleja: el dimensionamiento adecuado y servidores especializados. Nueva tecnología amerita un importante replanteamiento de cómo se ejecutan trabajos como big data y las bases de datos.

Las arquitecturas de sistemas de big data han evolucionado rápidamente desde grandes y veloces servidores a sistemas en memoria y aceleración basada en GPU. En cada cambio de hardware, usted puede hacer mucho más con menos servidores, a pesar de que esos servidores aumentan de precio.

Los incrementos de hasta 100 veces en el rendimiento hacen de este un argumento convincente, pero el paso de los sistemas grandes a los sistemas en memoria a menudo implica la compra de nuevos servidores de 4 u 8 CPU, con capacidad de 512 TB de DRAM.

Por otra parte, añadir GPUs a los servidores solo requiere ranuras PCI/ PCIe de repuesto, y le da un gran impulso, independientemente del tamaño del servidor. La arquitectura que funciona mejor depende de muchas variables, en cualquier caso de uso dado. A pesar de todo, es obligatorio un SSD rápido para el almacenamiento de primer nivel y las unidades PCIe probablemente son la decisión correcta.

Los sistemas de gestión de bases de datos relacionales siguen muchos de los mismos argumentos que el enfoque de big data, pero el software específico –los productos de Oracle son un buen ejemplo– están muy afinados a las configuraciones de servidor. Los proveedores pueden proporcionar una valiosa orientación para las actualizaciones de hardware. El hardware más reciente se basa en bases de datos en memoria, un SSD rápido y redes de acceso directo a memoria remota para cachés de almacenamiento.

Técnicas como el balanceo de carga y la virtualización para replicar una aplicación a través de múltiples servidores también ayudan a eliminar los puntos calientes en la granja de servidores. Sin embargo, es un tema complicado, con las consideraciones de capacidad.

Este artículo se actualizó por última vez en mayo 2015

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close