creative soul - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Prepare a su personal de TI para una transición a la nube

La nube requiere diferentes tipos de habilidades en comparación con las instalaciones. Si bien existe una curva de aprendizaje para los roles en la nube, capacitar al personal actual es una mejor apuesta que competir por el talento.

La computación en la nube puede proporcionar varios beneficios, como la escalabilidad y el ahorro de costos, pero solo en manos de un equipo debidamente capacitado.

Los proveedores de la nube brindan a las empresas recursos informáticos casi ilimitados con solo hacer clic en un botón, por lo que el personal de TI debe controlar y administrar esos servicios para evitar problemas como la subutilización, los costos no presupuestados, los mayores riesgos de seguridad y los errores de cumplimiento. La gestión de la nube no siempre es natural para los equipos acostumbrados a trabajar con centros de datos locales y recursos virtualizados.

Algunos conjuntos de habilidades y trabajos de TI para las instalaciones locales no existen en el mundo de la nube, o no se traducen bien en roles de nube comparables. Además, los equipos de TI deben adaptarse a las transiciones culturales y de procesos que vienen con el cambio a un modelo de computación basado en internet sobre pedido. Corresponde a las empresas estar preparadas para estos cambios si quieren tener éxito en la nube.

Ajuste las habilidades del personal para adaptarse a los roles de la nube

Las empresas, incluso las empresas con conocimientos digitales y tecnológicamente habilitadas, generalmente no se crearon para la nube.

"Una de las mayores carencias y una de las mayores barreras en la adopción a gran escala de la nube es la disponibilidad de conjuntos de habilidades nativas de la nube en las organizaciones empresariales de TI", dijo Deepak Mohan, analista de IDC.

Muchas empresas que hacen la transición a la nube, ya sea solo una carga de trabajo de TI para front-end o de extremo a extremo de aplicaciones orientadas al cliente, suponen que es práctico contratar nuevos empleados con las habilidades necesarias en la nube. Pero en lugar de competir por el talento, las empresas deberían invertir en cambiar el personal existente para adaptarse a los nuevos roles en la nube, dijo Mohan.

Las empresas deben mirar a su personal actual y examinar qué habilidades pueden aplicarse a la gestión de la nube.

Los datos son de suma importancia en una empresa, por lo que el primer lugar para comenzar con cualquier transición a la nube es garantizar que el personal de TI esté debidamente equipado para mantener los datos seguros, precisos y accesibles, dijo Chris Gattoni, gerente de TI de RISO, una compañía de impresión con sede en Japón; Gattoni supervisó la migración desde los centros de datos locales a la nube de AWS.

La seguridad difiere significativamente entre las implementaciones en la nube y locales, lo que requiere diferentes herramientas y políticas, así como un replanteamiento de los derechos de acceso. Por ejemplo, las organizaciones de TI están acostumbradas a que los administradores de seguridad locales implementen componentes como un firewall para proteger los datos. Pero en la nube, todos los administradores y usuarios tienen un papel en la seguridad de los datos, como la configuración de políticas separadas en cada servicio individual. Con demasiada frecuencia, las empresas configuran incorrectamente los buckets de Amazon S3 cuando se implementan en la nube de AWS, dejando los datos confidenciales accesibles al público. El personal de seguridad debe ajustarse a las nuevas funciones y responsabilidades en la nube y garantizar el acceso controlado.

Usen la herramienta adecuada para el trabajo

La gestión de la carga de trabajo es otra función que sufre una gran transición en la nube, a veces con graves consecuencias. Por ejemplo, las facturas en la nube pueden acumularse rápidamente para una empresa si un desarrollador ejecuta una máquina virtual (VM) para probar una nueva característica, y luego se olvida de desactivarla. El personal de TI necesita transformar o reemplazar sus procesos de administración local para funcionar igual de bien en la nube, lo que se puede lograr con servicios y herramientas.

Las empresas pueden adoptar un enfoque de hacerlo ellas mismas y modificar las herramientas locales existentes para trabajar en la nube, o desarrollar herramientas personalizadas utilizando una base de código abierto. Otra opción popular es utilizar los servicios nativos de un proveedor de la nube u opciones de terceros. Por ejemplo, herramientas como Microsoft Azure Advisor y AWS Trusted Advisor pueden escanear un entorno en la nube y ofrecer recomendaciones de optimización para áreas cruciales, incluidas la seguridad, el costo y el rendimiento. El desafío con tales herramientas es que hay tantos, de tantos proveedores, que es difícil elegir el correcto. Y son solo una parte del rompecabezas.

"Amazon, Azure, todos estos tipos, lo llevarán de la mano [durante una migración]. Tienen las mejores herramientas porque quieren que el cliente adopte ese rol. Pero una vez que se está allí, ahí es donde comienza el verdadero trabajo", dijo Bill Saltys, vicepresidente sénior de alianzas de Apps Associates, un proveedor de servicios gestionados de TI y migración a la nube.

Adaptar procesos para la nube

Algunos aspectos de la transición a la nube son menos tangibles que un simple intercambio de herramientas o una iniciativa de reciclaje. Los roles en la nube también dependen de cómo opera el negocio.

Para Gattoni, adaptarse a un papel de nube fue un choque cultural. Después de tantos años de poder trabajar tangiblemente con el centro de datos, se vio obligado a cambiar su pensamiento. Nuevas prioridades se afianzaron.

Por ejemplo, la administración de costos se convirtió en una parte más importante de su trabajo en la nube. Anteriormente, recibiría un presupuesto específico, compraría el servidor necesario y nunca más tendría que pensar en gastarlo de nuevo, excepto para el mantenimiento general. Con la nube, cuando se hace girar una VM, existen numerosos factores que podrían influir en el costo de esa VM. Lo que alguna vez fue un gasto de capital ahora es un gasto operativo.

"[La gestión de costos] ha reemplazado los aspectos básicos de asegurarnos de que nuestros servidores estén funcionando. Y mucho de eso para mí ahora es ... vigilar esos costos y tiempos de ejecución", dijo Gattoni.

La transición a la nube liberó al equipo de TI para centrarse más en proporcionar valor a la empresa, en lugar del mandato de mantener los sistemas en funcionamiento. Se volvieron proactivos al tratar de alinear la tecnología y la infraestructura disponibles con los objetivos estratégicos más amplios de la compañía, dijo.

Algunos profesionales de TI pueden estar preocupados por dejar ir los sistemas locales, pero a veces una transición a la nube es el paso más lógico para que una empresa crezca y tenga éxito.

"Debemos aceptarlo y aprender a manejarlo y aprovecharlo, o simplemente nos quedaremos atrás", dijo Gattoni.

Investigue más sobre Estrategias y tips de gestión

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close