Guía Esencial

Navegue en las secciones

BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Almacenamiento empresarial: de los fundamentos a los detalles
Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

¿Por qué usar almacenamiento sólido en un VDI?

Descubra por qué los discos de almacenamiento sólido son la opción más útil y cómoda en entornos de escritorio virtual.

En la mayoría de proyectos VDI, en el centro de datos los administradores sustituyen una gran cantidad de discos baratos del PC del usuario por un número menor de discos de mayor coste. Esto supone un importante desafío en cuanto a almacenamiento, desafío en el que el almacenamiento sólido puede ayudar.

El almacenamiento sólido es el compañero perfecto para todos los entornos de infraestructura de escritorio virtual (VDI en inglés) debido a su alta capacidad de almacenamiento de operaciones por dólar invertido. Pero antes de implementar un sistema VDI – o si tiene problemas de rendimiento con su sistema VDI actual – es necesario investigar y determinar si lo que usted necesita son discos sólidos (SSDs).

Gestión de los problemas de capacidad en un VDI

El primer problema del almacenamiento VDI es la capacidad. Cuando desarrollamos los escritorios en del centro de datos, estamos sustituyendo los discos presentes en los equipos del usuario con un almacenamiento centralizado. Por ejemplo, 500 usuarios con 40 GB de capacidad significa que se están reemplazando 20 TB de capacidad. Una gran cantidad de almacenamiento, especialmente si consideramos los precios de los discos de almacenamiento de red (SAN).

Afortunadamente, muchos problemas de capacidad pueden corregirse usando ciertas técnicas y herramientas como VMware Linked Clones o Citrix Provisioning Server. Puede almacenarse una copia integra del disco en el disco del usuario pero conservando los cambios que el usuario ha realizado. En este caso, las necesidades pasan a ser de 40 GB por usuario a solo 6, acercándonos a unos 3 TB de almacenamiento para el ejemplo de 500 usuarios.

Si los escritorios no son constantes pueden reducirse aun más los requisitos de almacenamiento del VDI debido a que los cambios realizados en cada puesto no necesitan ser guardados una vez que el usuario se desconecta.

¿Cuál es el problema del almacenamiento en VDI?

Una vez que tenemos estimada la capacidad necesaria, tenemos que afrontar la cuestión de la tasa de transferencia de datos que necesita el VDI, y que suele medirse en IOPS. En este ejemplo tenemos 500 usuarios multiplicados por 80 IOP de cada uno de los discos de escritorio, lo que supone reemplazar un tráfico de 40.000 IOPS. La mayoría de las veces no se necesitan tantos IOPS. El usuario promedio trabajando con un escritorio sólo necesita de 10 a 20 IOPS.

Cuando el usuario accede al sistema, reinicia el equipo o realiza cambios, genera una gran cantidad de I/O. Dado que la necesidad de I/O de ciertas actividades es fija, un almacenamiento que no sea capaz de ofrecer tantos IOPS como se le demandan simplemente irá más despacio. Si el sistema permite al usuario disponer de 20 IOPS y todos los usuarios acceden a la vez, entonces les llevará cuatro veces más tiempo acceder al sistema en comparación con sus antiguos PCs. Dudo que esto haga feliz a nadie.

Cómo puede ayudar el almacenamiento de estado sólido

El almacenamiento de estado sólido tiene una gran reputación por ser muy rápido, aunque también caro, y por poder gestionar gran cantidad de IOPS. Por ejemplo, un disco SSD de primer nivel puede gestionar más de 10.000 IOPS. Un disco de segunda línea puede gestionar en torno a 200 IOPS. Si necesita remplazar todos los IOPS de 500 discos de escritorio se necesitan al menos 200 discos tradicionales de alta velocidad, pero también bastaría con tres discos SSD de alta capacidad. Y aun cuando el precio del disco de estado sólido sea 20 veces más caro que el tradicional disco de plato, sigue siendo más barato cubrir el número de IOPS necesario con tecnología SSD.

Una de las características más importantes de la tecnología SSD es que gestiona más IOPS conforme mayor sea su capacidad. Esto quiere decir que un almacenamiento SAN de base sólida puede generar cifras impresionantes de IOPS – incluso cientos de miles de IOPS – con solo unos pocos terabytes de capacidad. Todo ese almacenamiento puede guardarse en un par de estantes y con unos pocos cientos de vatios de corriente eléctrica.

Por desgracia, estos pequeños dispositivos de almacenamiento pueden costar tanto como un sistema completo de discos tradicionales. Pero pensémoslo así: estos discos no ofrecen más IOPS conforme crece su tamaño, sino que lo hacen según giran más deprisa. Así que poder disponer de la misma cantidad de IOPS requiere de una gran cantidad de espacio y energía.

Para concluir, esto supone que el almacenamiento en estado sólido va a tener un coste más reducido durante toda su vida útil. Y más importante, las unidades SSD pueden acabar con los problemas de rendimiento de su sistema VDI.

Otras formas de implementar SSDs

Hay muchas formas de implementar sistemas de almacenamiento de estado sólido en un entorno de escritorio virtual.

De hecho, podemos colocar discos SSD en servidores, en hosts de virtualización o en servidores de aprovisionamiento. Colocar un par de discos SSD en cada servidor físico y añadir servidores conforme sean necesarios es una solución escalable y sencilla que permite disponer de más capacidad y conseguir mejor rendimiento. Este sistema funciona extremadamente bien cuando no es necesario guardar los escritorios. Cuando el usuario se desconecta, los cambios que haya realizado simplemente se descartan.

Instalar discos SSD dentro de los servidores también funciona bien en combinación con Citrix Provisioning Server, o con otras aplicaciones de almacenamiento que convierten el almacenamiento local en compartido, como NexentaVSA para VMware View. Esta herramienta le permite tener bloques más pequeños y económicos que las SANs tradicionales, pudiendo escalar el crecimiento adecuadamente o ajustar la capacidad a las necesidades actuales del centro de datos.

El almacenamiento de estado sólido es una solución perfecta para los problemas de IOPS que pueden entorpecer el despliegue de los sistemas VDI. Solo es necesario asumir el precio del almacenamiento y reconciliarlo con el valor que ofrece al sistema.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close