Roman Milert - Fotolia

Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Opciones del administrador para las carpetas públicas de Exchange 2016

Los administradores que desean migrar carpetas públicas a Exchange 2016 deben sopesar los beneficios sobre las carpetas públicas de Exchange 2013 y cualquier riesgo de migración antes de decidir.

Los rumores de la muerte de las carpetas públicas se propagan rápidamente hace varios años, pero hoy en día –con algunos cambios importantes– las carpetas públicas siguen siendo ampliamente utilizadas para la colaboración y el intercambio de información dentro de las empresas.

Microsoft había planeado quitar énfasis a las carpetas públicas después de Exchange 2007, y muchos administradores esperaron que las carpetas públicas fueran retiradas por completo de Exchange Server local. Con el lanzamiento de Exchange 2013, las carpetas públicas recibieron una nueva oportunidad de vida, y una nueva arquitectura basada en los buzones de correo de carpetas públicas, en lugar de las bases de datos de carpetas públicas. Las carpetas públicas modernas, como las carpetas públicas de Exchange 2016 –a diferencia de las carpetas públicas heredadas para las versiones anteriores a Exchange 2013– aprovechan la alta disponibilidad y redundancia de datos del grupo de disponibilidad de base de datos.

Ahora que las carpetas públicas de Exchange 2016 están disponibles para los administradores, es momento de considerar sus opciones. ¿Debe migrar las carpetas públicas a Exchange 2016 o dejarlas donde están? ¿Y qué hay de la nube? Hay un proceso de toma de decisiones a seguir para migrar carpetas públicas a Exchange 2016.

Considere una migración a las carpetas públicas de Exchange 2016

Aunque Exchange 2016 es la última versión de Microsoft Exchange Server, actualmente tiene los mismos límites de carpetas públicas que su predecesor, Exchange 2013. Esto significa que si usted está migrando desde carpetas públicas heredadas, no hay ninguna ventaja de escalabilidad al elegir Exchange 2016 sobre Exchange 2013 .

Microsoft ha presentado planes tanto para Exchange 2013, como para 2016, para recibir una función de "Lost and Found" que ayude con ciertos escenarios de recuperación para buzones de carpetas públicas eliminadas en una futura actualización.

Si sus planes futuros incluyen migrar a Office 365, Microsoft proporciona una ruta de migración soportada desde carpetas públicas legadas hacia carpetas públicas modernas en Exchange Online, que ejecuta Exchange 2016 detrás del escenario. Sin embargo, actualmente no tienen una ruta de migración soportada desde las carpetas públicas modernas locales hacia Exchange Online. Si una migración completa a la nube está en su hoja de ruta, considere migrar las carpetas públicas heredadas directamente a Office 365, en lugar de crear carpetas públicas locales de Exchange 2016 en un servidor.

No todo está perdido si ya ha migrado las carpetas públicas de su organización a Exchange 2016; y luego inicia la planificación para migrar a Office 365. Una configuración híbrida de Exchange permitirá tanto a los usuarios en las instalaciones, como a los de buzón en la nube, acceder a las carpetas públicas locales. Usted puede seguir utilizando las carpetas públicas existentes; sin embargo, estará manteniendo las carpetas públicas en las instalaciones hasta que Microsoft proporcione una ruta de migración soportada para moverlas a la nube.

Una característica nueva de Exchange 2016 es la capacidad de realizar e-discovery in situ (In-Place eDiscovery) y mantenimiento en el lugar (In-Place Hold) para las carpetas públicas. Para las organizaciones que tienen la necesidad de buscar y preservar datos de carpetas públicas para cuestiones legales, las funciones de descubrimiento in situ presentan un caso fuerte para migrar carpetas públicas a Exchange 2016.

Migrar carpetas públicas hacia Exchange Server 2016

Migrar las carpetas públicas heredadas hacia Exchange Server 2016 tiene las mismas limitaciones de convivencia que otros aspectos de la migración: Exchange Server 2016 puede coexistir con Exchange Server 2013 y 2010. Si tiene algún servidor de Exchange 2007 o anteriores en su organización, entonces tendrá que migrar fuera de esos servidores y desmantelarlos antes de poder implementar el primer servidor de Exchange 2016 en la organización.

Después de que haya tomado la decisión de migrar las carpetas públicas a Exchange 2016, el proceso toma siete pasos.

  1. Realice una limpieza de los datos existentes de las carpetas públicas, o sustitúyalos por alternativas. Por ejemplo, si los usuarios reservan salas de reuniones o equipos a través de las carpetas públicas del calendario, reemplace esas carpetas con buzones de recursos en Exchange. Limpiar las carpetas públicas es importante si su organización se aproxima o sobrepasa los límites de las carpetas públicas de Exchange 2016. Incluso si usted no está llegando a esos límites, eliminar datos innecesarios de carpetas públicas será un buen resultado para su organización.
  2. Complete su migración de buzones a Exchange 2016. Los usuarios de buzones heredados –aquellos en Exchange 2010– no serán capaces de acceder a las carpetas públicas modernas en Exchange 2016. Esto significa que la migración de carpetas públicas se realiza al final del proyecto de migración, o al menos se lleva a cabo solo después de que todos los usuarios de buzones que requieren acceso a carpetas públicas hayan sido migrados.
  3. Inicie la migración de carpetas públicas. Microsoft publica los pasos de migración por lotes en TechNet. Estos son los únicos pasos soportados para una migración pública que proporciona Microsoft. El proceso de migración en serie soportado con anterioridad ha quedado obsoleto y ya no se recomienda.
  4. Cuando la sincronización inicial de los datos de las carpetas públicas se ha completado, programe una ventana de interrupción para que pueda bloquear las carpetas públicas existentes, que pasarán a ser inaccesibles para los usuarios finales hasta que se complete la migración.
  5. Complete el lote de migración de carpetas públicas, que llevará a cabo una sincronización final de cualquier dato nuevo o modificado de carpetas públicas, ya que la sincronización inicial terminó.
  6. Prueba las carpetas públicas modernas de la Exchange 2016 utilizando un usuario de buzón de prueba en la organización. Las pruebas deben verificar que todas las carpetas públicas están presentes, los permisos están intactos, que las carpetas públicas habilitadas para correo aún están configuradas correctamente, y que las nuevas carpetas y contenidos pueden ser creados y borrados.
  7. Si todas las pruebas pasan, desbloquee las carpetas públicas modernas para que sean accesibles para los usuarios finales.

Los riesgos de la migración de carpetas públicas

La migración de carpetas públicas legadas a Exchange 2016 es un proceso unidireccional. Si encuentra problemas en su prueba, o después de que las carpetas de Exchange 2016 hayan estado en vivo durante algún tiempo, puede realizar una reversión a las carpetas públicas heredadas si no han sido puestas ya totalmente fuera de servicio. Sin embargo, al hacerlo, perderá cualquier cambio realizado en los datos de las carpetas públicas después de que fueron migradas a Exchange 2016.

La fase de prueba de la migración es muy importante, y también refuerza el valor de la limpieza de los datos de las carpetas públicas antes de migrar, para reducir la cantidad de datos que necesitan ser probados y analizados después de la migración.

Investigue más sobre Administración de Microsoft Exchange

Únase a la conversación

1 comentario

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Diría que no hay nada que más nervios me provoque que una migración.
Cancelar

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close